jueves, enero 20, 2022
InicioLifeStyle5 Juegos para divertirse en las reuniones en familia

5 Juegos para divertirse en las reuniones en familia

Lo que me ha gustado siempre más de la Navidad han sido las reuniones familiares. Y es que nos juntábamos, y seguimos haciéndolo, casi 15 personas de múltiples edades que tras la cena nos pasábamos la noche jugando todos juntos hasta las tantas (no hasta las 2, no no, hasta las 6 de la mañana). Curioso ver jugar a un niño de 7 años contra sus padres, o su abuela de 70. Pero así es y es super divertido.

Si queréis divertiros como nosotros os voy a contar 5 juegos fáciles para jugar en familia. Podéis aprovecharlos también para cenas con amigos, no son exclusivos para familia o Navidad. E insisto, juegos aptos de 0-99.

1. Diccionario. ¿ Qué es…?

juegos-navidad-familia4

Uno tiene el diccionario y lo abre al azar, dice una palabra y cada uno escribe lo que es o lo que cree que es. Al principio empiezas intentando imitar el «dícese » típico de diccionario y de la Real Academia de la Lengua, pero al final las definiciones se trastornan mucho. Se leen todas por ejemplo de la palabra «tarugo» y hay que adivinar cual es la buena, y además repartir exitosamente las demás entre los participantes. Cada vez lo hace uno. Siempre hay algún familiar que nos tiene calados y acierta todas.

2. Dibujo libre

juegos-navidad-familia5

Seguro que habéis jugado al Pictionary, pero ese no tiene emoción ni personalidad. Es como el diccionario, todos juegan, uno propone un dibujo, y el resto dibujan. Lo bueno es buscar un tema de dibujo personal, relacionado con los participantes, por ejemplo hace un par de Navidades todos los dibujos los hacían en broma a mi tripa de embarazo, mi futuro parto… Y ahí sale la vena artística y graciosa de cada uno, incluida mi abuela, y reconoces tras varias rondas al que dibuja fatal, el que hace trazos cortos o caras iguales. De hecho lo intentas imitar para que no te reconozcan… Cada ronda uno propone tema y reparte dibujos. Gana quien más dibujos haya repartido correctamente. Aunque os reiréis tanto que dará igual quien gane.

3. Clásico asesino

juegos-navidad-familia3

Este lo he de incluir por la torpeza de los que superan los 45, que siempre hacen al revés las señales, y claro, estupendo para reírte entre todos. Las normas las tenéis aquí. (Podéis sustituir a los que superan los 45 por otros de cualquier edad con un par de copas, el mismo «arte» para jugar)

Apostemos señores

Y es que no recuerdo unas Navidades en las que no acudiésemos todos con un saquete de monedas, en tiempos prohibimos las monedas de 1 y 2 pesetas, y ahora las de cobre. Monedas que uno ha ido guardando el último mes, o que el más pro ha cambiado en el banco y ayuda a los demás a tener calderilla.

4. De que color es mi carabí

juegos-navidad-familia1

Cada Navidad es bueno recordar las normas. Os las cuento, el carabí es el Rey, cualquiera de los 4, y el carabá, los ases. Todos empezamos con 4 monedas de bote propio, y se reparte una carta a cada uno. Esa carta la puedes cambiar con el siguiente a tu derecha si la consideras baja (porque el objetivo al final es no ser el pringado con la carta más baja, el as o un dos). Pero el siguiente a ti si tiene un Rey, puede decir que no te la cambia. El Rey es la única carta que frena el cambio. (pensad que si teníais un as o un dos y tu compañero anterior te la ha cambiado por un 5, igual no os interesa cambiarla, ya sabes que hay otro con la carta más baja).

El dueño del Rey es el que puede preguntar a otro compañero ¿De qué color es mi carabí? Y hay que contestar que palo es. Si fallas (oros,copas,espadas,bastos), le das una moneda, y puede volver a preguntar. Si aciertas, él te la da a ti. Pero… que pasa si le preguntas a uno que tiene un as… Él te contestará ¿Y mi carabá? Date por jodido fastidiado. Tú qué esperabas coger monedas y ahora estás a riesgo de perderlas.

Cuando termina la ronda de cambiar cartas y preguntar todos destapan cartas, y quien tenga la más baja pone moneda al centro. La gracia del juego es que cuando uno se queda sin monedas no hay que hablarle. Mientras el juego sigue y él/ella intenta distraernos a todos para que le hablemos, y si lo hacemos, hay que darle moneda, hasta que solo a uno le queden monedas y ganará todas las de sus compañeros.

Y sí, aunque seáis familia si habéis empezado el juego, lo termináis. No se devuelve el dinero.

5. Copo

juegos-navidad-familia2

Este juego os puede llevar literalmente a la ruina tras la maravillosa cena navideña. Uno se pone chulo, con dos copas o con el subidón de haber ganado otra ronda…Y puede ser su perdición. Al empezar todos tienen las mismas monedas, y en cada ronda ponen una moneda al centro. Comienza la ronda, un jugador tiene la baraja, y va sacando cartas a los jugadores. Si tú crees que la carta que te sacarán será un 6 o mayor, apuestas mucho dinero (50cts, 2 eur…), y si realmente es más alta, coges ese dinero del bote central. Si al contrario es menor, tú lo pierdes y lo echas al bote. Si estás muy seguro de que será mayor, puedes decir «copo» en vez de una cantidad, lo que significa que te llevas todo el bote o aportas al bote la cantidad que hay en él en ese momento. Parece un juego fácil, pero en cuanto lleves un rato verás que se están moviendo más cifras y monedas de las que pensaste, y que hay jugadores que contabilizan discretamente la cantidad de cartas mayores o menores para apostar sobre seguro. Este juego entre amigos, puedes modificarlo por chupitos, atrévete/verdad…

¿Qué os han parecido? ¿Habéis jugado alguna vez? Además de estos que os propongo con los que no necesitáis mucho material, siempre podréis jugar a juegos de mesa normales, o a juegos de cartas. Ya os he nombrado el Pictionary, y otros que me parecen geniales son el Party and co, el Gestos…

¿Y vosotros como os divertís en familia?

Artículo anteriorAbraza la moda navideña
Artículo siguientePadres de ayer, abuelos de hoy
Lydia
Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las "Bimadres " . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!
RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

  1. ¡Me encantan porque no he jugado a ninguno!
    Nosotros no tenemos tanta imaginación y normalmente usamos los juegos de mesa o las cartas al estilo tradicional, pero voy a guardar tu post para proponer estos juegos 😉

  2. En mi casa tenemos dos juegos estrella: el rabino francés y el bingo. Ambos con dinero (estamos hechos unos ludópatas). Pero me apunto los tuyos que nunca se sabe cuándo va a apetecernos innovar.

    • El rabino francés es solo para unos vip en mi casa, estos son para poder jugar todos. Hace que no juego al rabino, q recuerdos!

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo