5 Juegos para divertirse en las reuniones en familia

5

Lo que me ha gustado siempre más de la Navidad han sido las reuniones familiares. Y es que nos juntábamos, y seguimos haciéndolo, casi 15 personas de múltiples edades que tras la cena nos pasábamos la noche jugando todos juntos hasta las tantas (no hasta las 2, no no, hasta las 6 de la mañana). Curioso ver jugar a un niño de 7 años contra sus padres, o su abuela de 70. Pero así es y es super divertido.

Si queréis divertiros como nosotros os voy a contar 5 juegos fáciles para jugar en familia. Podéis aprovecharlos también para cenas con amigos, no son exclusivos para familia o Navidad. E insisto, juegos aptos de 0-99.

1. Diccionario. ¿ Qué es…?

juegos-navidad-familia4

Uno tiene el diccionario y lo abre al azar, dice una palabra y cada uno escribe lo que es o lo que cree que es. Al principio empiezas intentando imitar el “dícese ” típico de diccionario y de la Real Academia de la Lengua, pero al final las definiciones se trastornan mucho. Se leen todas por ejemplo de la palabra “tarugo” y hay que adivinar cual es la buena, y además repartir exitosamente las demás entre los participantes. Cada vez lo hace uno. Siempre hay algún familiar que nos tiene calados y acierta todas.

2. Dibujo libre

juegos-navidad-familia5

Seguro que habéis jugado al Pictionary, pero ese no tiene emoción ni personalidad. Es como el diccionario, todos juegan, uno propone un dibujo, y el resto dibujan. Lo bueno es buscar un tema de dibujo personal, relacionado con los participantes, por ejemplo hace un par de Navidades todos los dibujos los hacían en broma a mi tripa de embarazo, mi futuro parto… Y ahí sale la vena artística y graciosa de cada uno, incluida mi abuela, y reconoces tras varias rondas al que dibuja fatal, el que hace trazos cortos o caras iguales. De hecho lo intentas imitar para que no te reconozcan… Cada ronda uno propone tema y reparte dibujos. Gana quien más dibujos haya repartido correctamente. Aunque os reiréis tanto que dará igual quien gane.

3. Clásico asesino

juegos-navidad-familia3

Este lo he de incluir por la torpeza de los que superan los 45, que siempre hacen al revés las señales, y claro, estupendo para reírte entre todos. Las normas las tenéis aquí. (Podéis sustituir a los que superan los 45 por otros de cualquier edad con un par de copas, el mismo “arte” para jugar)

Apostemos señores

Y es que no recuerdo unas Navidades en las que no acudiésemos todos con un saquete de monedas, en tiempos prohibimos las monedas de 1 y 2 pesetas, y ahora las de cobre. Monedas que uno ha ido guardando el último mes, o que el más pro ha cambiado en el banco y ayuda a los demás a tener calderilla.

4. De que color es mi carabí

juegos-navidad-familia1

Cada Navidad es bueno recordar las normas. Os las cuento, el carabí es el Rey, cualquiera de los 4, y el carabá, los ases. Todos empezamos con 4 monedas de bote propio, y se reparte una carta a cada uno. Esa carta la puedes cambiar con el siguiente a tu derecha si la consideras baja (porque el objetivo al final es no ser el pringado con la carta más baja, el as o un dos). Pero el siguiente a ti si tiene un Rey, puede decir que no te la cambia. El Rey es la única carta que frena el cambio. (pensad que si teníais un as o un dos y tu compañero anterior te la ha cambiado por un 5, igual no os interesa cambiarla, ya sabes que hay otro con la carta más baja).

El dueño del Rey es el que puede preguntar a otro compañero ¿De qué color es mi carabí? Y hay que contestar que palo es. Si fallas (oros,copas,espadas,bastos), le das una moneda, y puede volver a preguntar. Si aciertas, él te la da a ti. Pero… que pasa si le preguntas a uno que tiene un as… Él te contestará ¿Y mi carabá? Date por jodido fastidiado. Tú qué esperabas coger monedas y ahora estás a riesgo de perderlas.

Cuando termina la ronda de cambiar cartas y preguntar todos destapan cartas, y quien tenga la más baja pone moneda al centro. La gracia del juego es que cuando uno se queda sin monedas no hay que hablarle. Mientras el juego sigue y él/ella intenta distraernos a todos para que le hablemos, y si lo hacemos, hay que darle moneda, hasta que solo a uno le queden monedas y ganará todas las de sus compañeros.

Y sí, aunque seáis familia si habéis empezado el juego, lo termináis. No se devuelve el dinero.

5. Copo

juegos-navidad-familia2

Este juego os puede llevar literalmente a la ruina tras la maravillosa cena navideña. Uno se pone chulo, con dos copas o con el subidón de haber ganado otra ronda…Y puede ser su perdición. Al empezar todos tienen las mismas monedas, y en cada ronda ponen una moneda al centro. Comienza la ronda, un jugador tiene la baraja, y va sacando cartas a los jugadores. Si tú crees que la carta que te sacarán será un 6 o mayor, apuestas mucho dinero (50cts, 2 eur…), y si realmente es más alta, coges ese dinero del bote central. Si al contrario es menor, tú lo pierdes y lo echas al bote. Si estás muy seguro de que será mayor, puedes decir “copo” en vez de una cantidad, lo que significa que te llevas todo el bote o aportas al bote la cantidad que hay en él en ese momento. Parece un juego fácil, pero en cuanto lleves un rato verás que se están moviendo más cifras y monedas de las que pensaste, y que hay jugadores que contabilizan discretamente la cantidad de cartas mayores o menores para apostar sobre seguro. Este juego entre amigos, puedes modificarlo por chupitos, atrévete/verdad…

¿Qué os han parecido? ¿Habéis jugado alguna vez? Además de estos que os propongo con los que no necesitáis mucho material, siempre podréis jugar a juegos de mesa normales, o a juegos de cartas. Ya os he nombrado el Pictionary, y otros que me parecen geniales son el Party and co, el Gestos…

¿Y vosotros como os divertís en familia?

Comparte
Artículo anteriorAbraza la moda navideña
Artículo siguientePadres de ayer, abuelos de hoy

Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las “Bimadres ” . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!

5 COMENTARIOS

  1. ¡Me encantan porque no he jugado a ninguno!
    Nosotros no tenemos tanta imaginación y normalmente usamos los juegos de mesa o las cartas al estilo tradicional, pero voy a guardar tu post para proponer estos juegos 😉

  2. En mi casa tenemos dos juegos estrella: el rabino francés y el bingo. Ambos con dinero (estamos hechos unos ludópatas). Pero me apunto los tuyos que nunca se sabe cuándo va a apetecernos innovar.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre