5 solitarios con cartas españolas para entretenerte sin tecnologías

0

La tecnología se ha ido abriendo paso en nuestra vida hasta tal punto que, en cuanto pensamos en entreteneros el móvil o el ordenador son siempre una de nuestras primeras opciones y a veces, es bueno desintoxicarnos un poco también y buscar otro tipo de maneras para pasar el rato. Pero sobre todo, es importante que se lo enseñemos también a nuestros hijos, en este momento en el que pasmos más tiempo en casa de lo normal, no podemos estar todo el tiempo jugando con ellos y, que estén enganchados a las tecnologías todo el rato no es lo mejor.

Baraja española

Cuando era pequeña mis amigas y yo hacíamos muchos juegos con las cartas y podíamos pasarnos horas con ellos, a veces juntas y otras cada una en su casa. Aquí os dejo algunas opciones de solitarios con cartas españolas para que paséis una tarde divertida sin tener que estar mirando una pantalla. Probar a hacer alguno con vuestros hijos y os sorprenderá ver lo que los entretiene.

Ordena la baraja

La verdad es que no tengo ni idea de como se llama este solitario pero el resultado final es que ordenas la baraja. Mezcla las cartas y cógelas boca abajo en tu mano izquierda, levanta dos de ellas y colócalas sobre la mesa, una de ellas quedará encima y la otra debajo. Sólo puedes coger la que quede en la parte superior y, la idea es que vayas haciendo cuatro montones desde el As hasta el Rey. Es decir, si la carta de arriba es el As de oros, la sacarás y la colocas en un montón delante de ti, después también podrías coger la que estaba debajo y es el dos de oros u otra carta que puedas colocar.

Conseguirás el solitario si completas los cuatro montones y te quedas sin cartas en el mazo, si te quedas bloqueado porque no puedes lograr colocar ninguna de las cartas superiores, habrás perdido.

Es un juego que no tiene mucha ciencia y que los niños pueden jugar perfectamente. Además, es bastante fácil que te quedes bloqueado lo que hace que te piques y lo intentes una y otra vez.

Solitario de las parejas

Otro juego muy sencillo pero también complicado de conseguir es el solitario de las parejas. Debes ir juntando las cartas que tengan el mismo valor, de dos en dos, hasta que las 40 cartas están en pareja.

Baraja las cartas y haz diez montones, las tres cartas de abajo deben estar boca abajo y, la de arriba descubierta. Entre todas las cartas que tengas a la vista, si hay una pareja de cartas del mismo valor cógelas y sácalas a un montón. A continuación, podrás levantar las cartas que estaban debajo de cada una de ellas.

Seguirás juntando todas las parejas que se vayan descubriendo hasta que, no quede ninguna pareja (entonces habrás perdido) o, consigas emparejar todas las cartas, momento en el que habrás ganado.

La Pirámide

Se barajan bien las cartas y formaremos una pirámide con las cartas boca arriba. En la cima pondremos una e iremos añadiendo una carta a cada hilera hasta tener seis filas. A partir de ahí, iremos retirando las cartas de dos en dos cuando sumen diez, eso sí, sólo podremos coger las cartas que no estén tapadas por otra. 

Las figuras tienen un valor, la sota vale 8, el caballo 9 y el Rey 10, por lo tanto los reyes se pueden retirar solos. Cuando nos quedamos sin movimientos, podemos ir sacando cartas del mazo principal para jugarlas con las que tenemos en la pirámide.

Es una buena manera para ejercitar el cálculo mental, además de pasar un buen rato. Conseguiremos ganar si quitamos todas las cartas de la pirámide y, perderemos si nos quedamos bloqueados y no podemos hacer ninguna jugada.

Los cuatro Reyes

Este solitario es bastante complicado que salga pero es genial para que los más pequeños de la casa se aprendan el orden de las cartas así como a contar. Por lo demás, es un solitario que depende totalmente del azar.

Se colocan todas las cartas boca abajo formando cuatro filas, excepto cuatro que dejaremos en un mazo. Levantamos la primera de las cartas y la colocamos en el que sería su sitio. Ten en cuenta que el orden de las filas debería ser: oros, copas, espadas y bastos.

Solitario los cuatro reyes

Si nos sale el dos de copas, iremos a la segunda carta de la primera fila, la levantamos y dejamos en su lugar boca arriba el dos de copas. Entonces iremos a colocar la carta que hemos levantado y así sucesivamente. Cuando levantemos un Rey, lo tendremos que colocar al final de la fila correspondiente y tendremos que coger la segunda carta que habíamos dejado reservada.

Conseguiremos el solitario si colocamos todas las cartas en su lugar antes de que aparezcan los cuatro Reyes. Si te han salido todos los Reyes y te queda alguna carta, todavía tendrás una oportunidad de conseguirlo y es, que las cartas que quedan estén bien colocadas en su sitio. levántalas y prueba suerte.

Suma Ocho

Otro solitario genial para practicar el cálculo mental y que nuestros hijos, puedan coger velocidad con él.

Barajamos las cartas y colocamos nueve boca arriba en tres filas de tres cartas cada una. El resto de cartas quedarán en un montón boca abajo. Para ir retirando las cartas de la mesa tenemos dos opciones, o que dos cartas sumen ocho, o tener las tres figuras del mismo palo en la mesa boca arriba.

Cada vez que quitamos cartas de la mesa, colocaremos otras en su lugar y así hasta haber terminado todas. Como siempre, conseguiremos el solitarios si quitamos todas las cartas mientras que, si nos quedamos sin movimientos, habremos perdido.

Estos son algunos solitarios con la baraja española con los que estoy segura que pasaréis un rato divertido y, sobre todo, sin tecnologías de por medio que tampoco viene nada mal. ¿Te animas a contarnos tu experiencia con este tipo de juegos?, ¿os gustan en casa?

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.