5 situaciones que hacen que quieras abandonar el grupo de Whatsapp del cole

5
nonono
¿Ciento cincuenta mensajes en cinco minutos? ¡Matadme ya!

He de reconocer que este post lo escribo un poco haciéndome la gafotas, ya que solo llevo unos meses en el grupo de WhatsApp de madres del cole y estoy deseando que llegue el curso que viene para pasarle el testigo a mi Paco, que seguro que le sacará mucho partido. Los grupos de padres pueden ser muy útiles: sirven para compartir esa información que no llegaría de otra manera y le ahorra a la profe tener que repetir a todos y cada uno de los padres lo mismo una y otra vez.

Pero lo cierto es que estos grupos me hacen abandonar la fe en la humanidad. En mi defensa diré que este post se construye sobre lo que he vivido y sobre lo que me cuentan pero el corazón ponzoñoso me lo podéis achacar solo a mí (aunque hay alguna compañera que odia la dichosa app más que yo).

Cuando una pregunta si alguien se ha llevado el gorro de su hijo por error

sombrero seleccionador
La vida sería más fácil si los gorros hablaran

Cuando hay una madre que pregunta si el gorro de su hijo está en una mochila ajena, llega el gran momento del D.R.A.M.A. porque, de una en una, todas irán diciendo que en la suya no. De. una. en. una. ¿Tan difícil es que la que lo tenga diga que está en su casa?

Cuando llega el día del cáncer/los niños/las mujeres/los runners/el orgullo frikiorgullo leñador

día internacional del leñador
Leñador que cortas tus troncos con amor

¿Qué me decís de ese momento cumbre en el que todos tenemos que demostrar que estamos en contra del cáncer/a favor de los niños/apoyando a las mujeres/tenemos que decir que nos gusta correr/o que nos gusta Star Wars? Las presentaciones que antes te reenviaban por mail hoy circulan en los grupos de WhatsApp de madres en forma de vídeos o de montajes fotográficos con más o menos gracia. Esta categoría es especialmente recalcitrante si tenemos Twitter, porque para la hora para la que llega a tu teléfono ya has visto la imagen quinientas veces.

Cuando te llega una cadena de “comparte con siete personas o la mala suerte te acompañará siete años”

velas negras
Te voy a poner dos velas negras

Cuando yo iba a EGB siempre estaba la amiga capulla que te daba un papel que había copiado cinco veces A MANO (porque si usaba papel de calco no servía) en el que se decía que había que compartirlo o tendrías un lustro de mala suerte. Con la llegada de los mensajes la cosa se ha simplificado porque no te cansas escribiendo pero el cansinismo es el mismo. Por suerte sirve como detector de gafes, algo es algo.

Cuando te llega la cadena de “envía este mensaje de amor a siete mujeres poderosas”

afrodita
Dramatización

No sé por qué pero me cuentan que los padres no suelen estar en los grupos de WhatsApp del colegio. Puede ser que el cromosoma Y no les permita entrar, puede ser que se haya rifado en casa y haya perdido la madre o puede ser porque el padre no sabe usar las tecnologías. Yo no quiero hacer un juicio de valor pero cabrones, ya os vale.

Como suelen ser grupos 100% femeninos siempre hay un momento, que se produce aproximadamente cada dos meses, en el que llega uno de esos mensajes que hay que reenviar a un número variable de mujeres de entre cinco y cinco mil para demostrar nuestra admiración por la población femenina. Por favor, si os llega a vosotras no me lo mandéis. Demostradme vuestro amor ahorrándome notificaciones superfluas en mi móvil, que bastante tengo con las de los clientes.

Cuando el grupo se vuelve un concurso de talentos

Talento ninos
Y con esto se acaba todo el espacio libre de mi móvil

Cuando las madres empiezan a presumir de retoño, compartiendo vídeos, amigas, ha llegado el momento de huir despavoridas o de dar el puñetazo en la mesa (metafórica). Vídeos de niños ajenos haciendo monadas nunca mais.

5 COMENTARIOS

  1. jaja qué bueno!
    la verdad es que mis grupos de wasap del cole son muy normales. Se habla de la celebración de cumpleaños y poco más, así que de momento estoy encantada. Pero sí se de madres que quieren morir cada vez que miran su teléfono y ven 250 mensajes sin leer jaja

  2. Mira, seguro que yo seré de las que conteste que no he visto el gorro, porque nunca sabe una si por quedarse callada van a pensar que pasa del problemón familiar ajeno. Pero eso de que sigan cadenas de choradas como en los inicios del email ¿de verdad pasan esas cosas en los grupos del cole? La gente tiene mucho tiempo libre.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre