domingo, diciembre 5, 2021
InicioMujer Actual5 situaciones que hacen que quieras abandonar el grupo de Whatsapp del...

5 situaciones que hacen que quieras abandonar el grupo de Whatsapp del cole

nonono
¿Ciento cincuenta mensajes en cinco minutos? ¡Matadme ya!

He de reconocer que este post lo escribo un poco haciéndome la gafotas, ya que solo llevo unos meses en el grupo de WhatsApp de madres del cole y estoy deseando que llegue el curso que viene para pasarle el testigo a mi Paco, que seguro que le sacará mucho partido. Los grupos de padres pueden ser muy útiles: sirven para compartir esa información que no llegaría de otra manera y le ahorra a la profe tener que repetir a todos y cada uno de los padres lo mismo una y otra vez.

Pero lo cierto es que estos grupos me hacen abandonar la fe en la humanidad. En mi defensa diré que este post se construye sobre lo que he vivido y sobre lo que me cuentan pero el corazón ponzoñoso me lo podéis achacar solo a mí (aunque hay alguna compañera que odia la dichosa app más que yo).

Cuando una pregunta si alguien se ha llevado el gorro de su hijo por error

sombrero seleccionador
La vida sería más fácil si los gorros hablaran

Cuando hay una madre que pregunta si el gorro de su hijo está en una mochila ajena, llega el gran momento del D.R.A.M.A. porque, de una en una, todas irán diciendo que en la suya no. De. una. en. una. ¿Tan difícil es que la que lo tenga diga que está en su casa?

Cuando llega el día del cáncer/los niños/las mujeres/los runners/el orgullo frikiorgullo leñador

día internacional del leñador
Leñador que cortas tus troncos con amor

¿Qué me decís de ese momento cumbre en el que todos tenemos que demostrar que estamos en contra del cáncer/a favor de los niños/apoyando a las mujeres/tenemos que decir que nos gusta correr/o que nos gusta Star Wars? Las presentaciones que antes te reenviaban por mail hoy circulan en los grupos de WhatsApp de madres en forma de vídeos o de montajes fotográficos con más o menos gracia. Esta categoría es especialmente recalcitrante si tenemos Twitter, porque para la hora para la que llega a tu teléfono ya has visto la imagen quinientas veces.

Cuando te llega una cadena de «comparte con siete personas o la mala suerte te acompañará siete años»

velas negras
Te voy a poner dos velas negras

Cuando yo iba a EGB siempre estaba la amiga capulla que te daba un papel que había copiado cinco veces A MANO (porque si usaba papel de calco no servía) en el que se decía que había que compartirlo o tendrías un lustro de mala suerte. Con la llegada de los mensajes la cosa se ha simplificado porque no te cansas escribiendo pero el cansinismo es el mismo. Por suerte sirve como detector de gafes, algo es algo.

Cuando te llega la cadena de «envía este mensaje de amor a siete mujeres poderosas»

afrodita
Dramatización

No sé por qué pero me cuentan que los padres no suelen estar en los grupos de WhatsApp del colegio. Puede ser que el cromosoma Y no les permita entrar, puede ser que se haya rifado en casa y haya perdido la madre o puede ser porque el padre no sabe usar las tecnologías. Yo no quiero hacer un juicio de valor pero cabrones, ya os vale.

Como suelen ser grupos 100% femeninos siempre hay un momento, que se produce aproximadamente cada dos meses, en el que llega uno de esos mensajes que hay que reenviar a un número variable de mujeres de entre cinco y cinco mil para demostrar nuestra admiración por la población femenina. Por favor, si os llega a vosotras no me lo mandéis. Demostradme vuestro amor ahorrándome notificaciones superfluas en mi móvil, que bastante tengo con las de los clientes.

Cuando el grupo se vuelve un concurso de talentos

Talento ninos
Y con esto se acaba todo el espacio libre de mi móvil

Cuando las madres empiezan a presumir de retoño, compartiendo vídeos, amigas, ha llegado el momento de huir despavoridas o de dar el puñetazo en la mesa (metafórica). Vídeos de niños ajenos haciendo monadas nunca mais.

Artículo anteriorReinventarse a los 40
Artículo siguienteDe mayor quiero ser…
Patchhttp://www.noesundesfile.com
Periodista, bloguera, amansadora de fieras, @communitymadre y tratando de conquistar el mundo desde los 80. Puedes encontrarme en No es un desfile donde voy contando mis tonterías desde 2003. ¡Ah! Y ahora he escrito un libro Responde primero a la segunda pregunta.
RELATED ARTICLES

5 COMENTARIOS

  1. jaja qué bueno!
    la verdad es que mis grupos de wasap del cole son muy normales. Se habla de la celebración de cumpleaños y poco más, así que de momento estoy encantada. Pero sí se de madres que quieren morir cada vez que miran su teléfono y ven 250 mensajes sin leer jaja

  2. Mira, seguro que yo seré de las que conteste que no he visto el gorro, porque nunca sabe una si por quedarse callada van a pensar que pasa del problemón familiar ajeno. Pero eso de que sigan cadenas de choradas como en los inicios del email ¿de verdad pasan esas cosas en los grupos del cole? La gente tiene mucho tiempo libre.

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo