lunes, mayo 16, 2022
InicioMujer ActualReinventarse a los 40

Reinventarse a los 40

reinventarse

por Ana Mayo

Siempre me han gustado las historias de reinvención, las de esas personas que de repente deciden dar grandes giros y parece que vivieran varias vidas en una sola. Las veía, eso sí, como algo totalmente ajeno a mí, algo que sólo hacían algunos lanzados. A mí las cosas me iban bien, no tenía el gusto de conocer a mi espíritu emprendedor y nunca me había planteado poner en marcha un proyecto propio. Pero la maternidad, ya se sabe, llega para cambiarlo todo…

A los pocos meses de tener a mi hijo, en plena vorágine de adaptación a la nueva situación y estando en un buen momento vital, me puse a buscar respuestas a no sabía bien qué.

Supongo que fue la crisis de los 40, ese momento -no necesariamente de bajón- en el que te sientes inquieta y empiezas a preguntarte si la vida que llevas es realmente la que tú querías vivir y qué tipo de vida te gustaría para tu hijo. Ya has vivido lo suficiente para tener claro que el tiempo vuela y la sensación de mirar hacia atrás y ver una vida un tanto monótona se empieza a hacer cuesta arriba… ¿esto era todo?

Buscando información por aquí y por allá llegué al crecimiento personal, donde encontré todas las respuestas que necesitaba. Estaban ahí desde siempre, al alcance de cualquiera, y es todo lo que hay detrás de esas frases, ideas y citas que muchas veces hemos leído y compartido en redes sociales, que vemos por ahí en camisetas y tazas, pero en las que no siempre reparamos con verdadero detenimiento. He dedicado mucho tiempo en el último año y medio a descubrir qué había detrás de todo eso y hoy no soy la misma persona que entonces.

Reinvencion

El cambio fue tan grande que hace unos meses me lié la manta a la cabeza y tomé la decisión de dejar mi trabajo en una estupenda agencia de comunicación en la que llevaba trabajando 16 años. Creo que sólo hay un motivo para hacer algo así en el momento más inoportuno de tu vida: algo dentro de ti te dice que lo hagas. Y no se calla.

Lo que no te dice tu voz interior es que el camino se las trae, que vas a pasar miedo, que las dudas te asaltan a cada momento, que te sientes bien y mal varias veces en el mismo día, que no siempre es fácil encontrar tu pasión o definir tu idea y menos aún hacerla realidad y conseguir vivir de ella.

Tampoco te cuenta que lo del viaje al interior de uno mismo es muy poético, pero no es un camino de rosas, y que ya puedes armarte de paciencia para soltar amarres y estar dispuesta a aprender e integrar tantas cosas nuevas como puedas.

Con todo, y por mucho, creo que merece la pena. Sobre todo cuando no se trata de cambiar un trabajo por otro, sino de vivir un verdadero proceso de transformación personal, conocerte bien a ti misma, tomar conciencia de cómo vas por la vida, mirar a la cara a tus miedos, complejos, dudas e inseguridades, decidir cómo es la vida que quieres vivir y avanzar cada día con la curiosidad de descubrir hasta dónde puedes llegar.

[Tweet “Cuando te reiventas te asaltan las dudas y el camino no es de rosas … pero merece la pena”]

Además, aunque hay días difíciles, está la increíble sensación de volver a sentirte ilusionada y con ganas, de volver a buscarte la vida, de conocer a personas en tu mismo proceso, de aprender de otros que han pasado por esto antes que tú ¡aunque les dobles la edad! y de enfrentarte a retos nuevos cada día. Por todo eso, cuando me preguntan, respondo que sí, que me está compensando la experiencia, incluso sin tener aún la menor idea de si seré capaz de sacar adelante mi proyecto.

Al fin y al cabo -dicen- lo importante no es lo que consigues, sino en quién te conviertes en el camino.

Dedos cruzados

Ana Mayo es periodista y ha puesto su vida al revés para reinventarse en el mundo del desarrollo personal. Prepara con mucha ilusión su primer proyecto online, en el que habla sobre cómo volver a coger las riendas de tu vida, sentirte bien en tu cuerpo y liberar a la extraordinaria persona que hay en ti para que disfrute al máximo de la vida que te mereces 🙂

Fotos: Pexels / PublicDomainPhotos.net

Colaboraciones MMM
Colaboraciones MMM
Este post ha sido escrito por una colaboradora puntual de Mujeres y Madres Magazine. Aquí os damos voz para que la vuestra llegue lejos. Si quieres colaborar con nosotras escríbenos a: hola@mujeresymadresmagazine.com
RELATED ARTICLES

6 COMENTARIOS

  1. Estoy totalmente de acuerdo con Ana,
    reinventarse (a los 30 a los 40 o cuando sea) es un proceso que da mucho miedo pero que merece mucho la pena.
    Yo hoy no soy la misma que hace diez años, ni siquiera soy la misma que hace cinco o hace dos. Hoy soy otra yo, creo que mejor, creo que más madura y eso me hace estar muy contenta de hacer decidido bajarme del tren de inercia y reinventarme 😉

  2. Y cual es el aporte? Pura prosa semi-poetica. Desastre mi’ja, asi cualquiera posa de “periodista”.

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on