Esas cosas que hacemos cuando alguien nos cae mal

9

Os lo prometo: soy una linda florecilla y si he heredado algo de mi padre es que para mí casi todo el mundo es bueno por defecto. No llego a sus extremos (mi padre es incapaz de ver que alguien le está apuñalando por la espalda porque tiene intuición cero), pero suelo ver lo mejor de todo el mundo casi siempre.

Hasta que dejo de verlo. Hay veces que las señales están ahí. Alguien que no te ha hecho nada a ti pero que se ha portado fatal con una amiga tuya (y las amigas son sagradas como todo el mundo sabe). Un pequeño gesto que te hace recelar, o simplemente intuición.

Es verdad que no podemos ser amigos de todo el mundo. Hay con quien te sientes inmediatamente cercano por alguna especie de conexión cósmica que te hace sentirte como en casa, relajada: es lo que yo llamo amistades con las que puedo estar en bata. No tengo que andar midiendo las palabras, puedo quitarme la faja y decir lo que pienso sin miedo. Son las mejores amistades de todas. Y luego está la gente con la que mantienes una relación cordial pero sin más. Sabes que nunca llegarás más lejos porque aunque no existe ningún problema con esa persona falta química ¡y muchas veces infravaloramos la importancia de esto! No pasa nada, de hecho esto es lo más habitual.

Pero ¿Qué ocurre cuando alguien nos cae mal? Mal de verdad. Seguro que os habéis visto en más de una de estas situaciones.

alguien nos cae mal. asco

Evitarle

Cuando alguien te cae mal haces todo lo posible por evitarle. Si estás estudiando, intentas que no caiga en tu equipo; si hay que sentarse en algún lado, te pones lo más lejos posible e intentas que vuestros mundos sólo se crucen lo imprescindible. Con la de gente maja que hay por el mundo, no tienes muchas ganas de tener que respirar el mismo aire que esa persona.

mrs doubtfire
Lo mismo detrás de este frutero no me ve

Perder la objetividad

Cuando has decidido de manera consciente que alguien te cae mal, de repente todo lo que hace o dice te parece que está mal. Hasta ese momento no eras tan sensible a sus chorradas cosas, pero una vez que el agua desborda del vaso… no va a volver a hacer nada bien a tus ojos. ¡Absolutamente todo lo que se relacione con esa persona te sacará de quicio!

asshole
¡Serás capullo!

No perder ocasión para decir lo mal que nos cae

El mundo necesita saber cuál es nuestra opinión en cualquier momento. Y cuando alguien nos cae mal, no podemos evitar aprovechar cualquier ocasión para expresar lo fatal que nos cae alguien. Mirada fija, gesto de asco y unas breves palabras pero contundentes “Có-mo-la-odio”. Una reunión de amigas es el momento perfecto, pero nos vale cualquier otro.

La odio
La odio, la odio, la odio

Para decir no hace falta hablar

… aunque hay veces que no hace falta decir nada con los labios… Hay miradas que dicen mucho, muchísimo. ¡Y tienen la ventaja de que son un poco más discretas!

Sarah Michelle Gellar
¡Será zorra!

Y esa otra mirada

Sí, sabéis cuál es. Esa mirada de “Amigo, la vas a cagar, pero como vas de dios por el mundo y yo según tú no tengo derecho a existir porque soy una piltrafilla no te voy a decir nada ¡tú mismo con tu mecanismo!”

Laverne Cox
Quien ríe el último…

Cuando disimulas

Y pasa. Mete la pata hasta el corvejón y tú no puedes evitar alegrarte. Un poco. Porque te ha estado dando tanto por saco, y te cae TAN MAL que¡ hombre!, no quieres ser mala persona pero ¡eres humana! Y disfrutas, un poco.

disimulo
Estoy haciendo esfuerzos por no reírme

Te vuelves una cabrona capulla

… bueno, un poco o un mucho. Hay ocasiones en las que te cae tan tan tan (y así hasta el infinito) MAL que a veces pierdes los papeles ¡pero empezaron primero ellos!

Mean girls

Convertirnos en la Santa Inquisición

Todo lo que hace nos parece mal. Le observamos con superioridad, una ceja ligeramente levantada y expresión de “pero serás piltrafilla…”. Da igual lo que haga. Nada está bien.

La duda
Si es que todo lo haces mal

Ignorarle

Posiblemente la más sensata de las opciones. Tú por tu camino y yo por el mío. Y si van paralelos y no se juntan en ningún punto ¡mejor que mejor!

ignorarle
¿Ah, que me estás hablando?

Aunque lo más normal sea

La risa falsa. Esas veces en las que tienes que coincidir por necesidad y no sabes como encontrar el equilibrio entre montar una escena, ser políticamente correcta y no caer en la falsedad. Mala noticia: no se consigue. Siempre se te nota lo mal que te cae.

¿Ya se ha ido? ¿Ya puedo dejar de reírme?
¿Ya se ha ido? ¿Ya puedo dejar de reírme?

Descuida: todos sabrán lo que de verdad te gustaría hacer.

Kate Walsh pretending to kill somebody
Yo no digo nada y lo digo to
Comparte
Artículo anteriorCinco series con las que ponerse al día este verano
Artículo siguiente¿Hacemos la tortuga?

Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!

9 COMENTARIOS

  1. Soy muy de fiarme a primera vista y luego así me va, la verdad, aunque, como también soy un poco brujilla, hay gente a la que veo venir desde lejos y con esos nunca me doy mucho. Lo que sí te digo es que una vez que hago la cruz, hecha queda para siempre. Nunca más volveré a quererte y pasaré a vivir todas las situaciones que cuentas en tu post. Esto, como muchas otras cosas, las heredé de mi madre.
    Y coincido en lo de la gente con la que conectas… contigo me pasó.
    Me ha encantado, Sara.

  2. Pues a mí cuando alguien me cae mal (que pasa poco o nada) lo que me produce es pereza infiniiiiiita… y la borro de mi pensamiento para no dormirme por las esquinas.
    ¡Lo que te tienes que reír montando estos posts, Sara! Eres la reina de los gifs! Buenísimo el careto de Meryl Streep jajaja

  3. He llegado a tu blog buscando gestos de desagrado que se hacen ciando alguien nos cae gordo sin que haya hecho nada, vamos, que nos ponemos a despreciar por puro prejuicio, como por ejemplo:

    Pasa alguien por la calle y hacer ruido inspirando fuertemente, hacer ruido con la nariz.

    O toser a adrede cuando alguien nos parece kinki.

    Estoy tratando de recopilar estos gestos que hacemos los españoles , que junto con el cotilleo enfermizo, es una “marca España” que nos diferencia del resto de países de la UE.

    Mi idea es hacer una especie de diccionario enciclopédico de todas esas formas de comunicación innecesarias y que molestan tanto y que nos guardamos automáticamente cuando vamos al extranjero porque…LO SABEMOS Y ESTAMOS AL CORRIENTE JSJAJA ! Somos poseedores de una gran cultura de pequeñas miserias que, cuando otro comparte nuestras miserias humanas en contra de un terceto, sentimos que hemos encontrado nuestra alma gemela , a lo que , por un mínimo de civismo llamamos “complicidad”.

    Me ha gustado tu informe sobre ” RL proceso del odio” juas! Hasta si parece un ensayo de filosofía !

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre