¿Quién sigue usando las agendas de papel?

0

Sí, el móvil nos recuerda prácticamente todo. Nos recuerda que tenemos una cita con el dentista, que debemos recoger al niño de clase de inglés, que hemos quedado para tomar un café con las amigas y entonces ¿quién sigue usando las agendas de papel y por qué?

Hoy os traigo un buen montón de razones para seguir usando las agendas de papel, además vengo con fotos de unas agendas muy especiales que son un amor y que os van a encantar cuando las veais.

A ver que sí, que todas o casi todas somos fieles seguidoras de Google Calendar más que nada para poder anotar cualquier cita en cualquier sitio. En el móvil, en la tablet, en el PC ¡dónde sea! Es la comodidad pura y dura, es innegable.

Pero hay más en torno a la agenda sobre todo para aquellas a las que nos gusta escribir.

agendas de papel

Una agenda en papel es un poco casi como un diario, un diario personal, un diario de la casa, un diario profesional. Más o menos íntimo dependiendo de si la sacamos de casa o no, del tamaño y del uso que le damos a la agenda pero sí, un diario.

En la agenda de papel te animas a escribir esa frase que has leído no sé donde pero que te inspira, la lista de la compra, las mejores intenciones del mes, la dirección de ese hotel donde te vas de escapada de fin de semana o incluso los kilos que quieres quitarte de encima.

Las agendas de papel ayudan a exorcizar un montón de cosas ¿no os pasa a vosotras un poco también?

Hay quien hasta dibuja en la agenda como forma de expresar sentimientos o ideas o sensaciones, pequeños dibujos que sirven para soltar estress y que no, en Google Calendar de momento no creo que puedan hacerse.

Y hay un pequeño detalle muy importante: no necesitas conexión o batería, están ahí con tu agenda, tu bolígrafo o lapicero (por cierto que he vuelto a engancharme a escribir a lápiz no sé muy bien por qué) y empiezas a tomar notas, a apuntar todo aquello que se te pasa por la cabeza, porque sí, porque te apetece.

agendas de papel

Agendas de papel muy SMART

Ahora que hay que introducir un anglicismo prácticamente en cada frase que pronunciamos, las agendas de papel son sin duda una herramienta SMART como pocas.

Hablamos del método SMART, el ideado por George T. Doran, el que se centra en ir consiguiendo distintos objetivos. No hablamos de grandes metas sino de pasos alcanzables.

El nombre es un acrónimo inglés claro, S de «specific», M de «measurable», A de «achievable», R de «realist» y T de «time bound». Específico, medible, alcanzable, realista y temporalizable, no es tan complicado visto así ¿verdad?

Una meta concreta y específica que esté clara y que sea medible o lo que es lo mismo que puedas ver tu misma cuanto te falta o cuanto has conseguido.

agendas de papel

Una meta que sea alcanzable y para la que puedas poner en marcha un plan de acción, objetivos reales que puedas ir desarrollando poco a poco y además, que puedas darte unos tiempos para alcanzar esos objetivos.

Para todo eso tienes en las agendas de papel unas grandes aliadas porque puedes ir plasmando todos los puntos SMART en cada uno de los objetivos que te propongas.

Si con todas las ideas expuestas te he animado a probarlas el año que viene ya nos contarás, en este post has visto sólo algunas posibilidades, entre ellas la mía, la que me va a acompañar durante el próximo 2020, pero seguro que encuentras muchas más hasta dar justo con las agendas de papel que más se adapten a ti.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.