San Valentin: expectativas vs realidad

8

Día de los enamorados, San Valentín, 14 de febrero… un día que las comedias románticas de Hollywood y los grandes comercios se empeñan en vendernos como el más romántico del año.

Recuerdo cuando era adolescente, no tenía pareja y llegaba el Día de los enamorados. Me gustaba pensar en los planes tan románticos que haría cuando tuviera un “valentín” a mi lado: me regalará un ramo de rosas, me escribirá una carta preciosa, me llevará de cena a ese sitio tan elegante que siempre tengo ganas de ir … Y eso, si no me dejaba llevar por el romanticismo hollywoodiense, porque entonces, hasta a caballo me venía a buscar mi Richard Gere particular para declararme su amor (cuanto daño ha hecho Pretty Woman).

Pretty woman

Luego creces, empiezas una relación y te das cuenta de la realidad, que San Valentín es un día como otro cualquiera que sirve para que los que están solteros se acuerden de que están solos y, los que tienen pareja se escuden en el “yo demuestro mi amor durante todo el año” (¡JA!, habría que hacerle una encuesta a vuestras parejas a ver cuantos días del año lo has demostrado).

Estoy segura de que habrá quien celebre este día por todo lo alto, pero creo que seremos más a los que nos pasará lo mismo que a Ralph…

ralp

Si os dais cuenta y veis las parejas que celebran San Valentín, suelen ser bastante jóvenes. Yo creo que porque al principio del noviazgo lo cogemos con muchas ganas, quizá por esa idea que tenemos en mente de lo que debe ser este día, pero no tardamos en darnos cuenta de que la realidad no es así y nos pasamos al bando de “no, si yo demuestro mi amor todos los días”…

En resumen, nos pasamos años soñando con catorces de febrero de lo más románticos y, cuando tenemos pareja y podemos hacerlo, nos dedicamos a decir que cualquier día puede ser San Valentín, “que nos compre quien nos entienda” como diría mi madre.

Una pequeña reflexión

Escribir este posts me ha hecho pensar en los motivos por los que no lo celebramos  y creo que es un error. Antes de saltarme al cuello dejadme que me explique.

Es cierto que en el fondo es un día como otro cualquiera y que todos los días debemos demostrarle a nuestra pareja lo importante que es para nosotros, pero entre el trabajo, los niños, las obligaciones…los días van pasando y es muy fácil no hacer nada especial y caer en la monotonía. Por eso, es bueno aprovechar este tipo de celebraciones para hacer algo diferente y en pareja. Pequeños chispazos que nos saquen de la vorágine del día a día y nos ayuden a mantener viva la llama.

Así que desde aquí, os animo a todos a celebrarlo, no tiene por que haber regalos caros, ni flores, ni perfumes, ni siquiera cenas… cualquiera de las ideas que propusimos ayer es perfecta. Incluso un sencillo mensaje de amor. Que levante la mano la que no se derretiría si su media naranja le dice algo así…

love

 

Y si eres de las que celebra este día por todo lo algo, que lo disfrutes. Te dejamos que nos pongas los dientes largos contándonos tus planes. Que tengáis un feliz día de San Valentín.

 

 

Foto: Helga Weber

8 COMENTARIOS

  1. Que razón tienes Maria!!!
    Nos escudamos en decir que todos los días son San Valentín pero a todos nos gusta que nos lo demuestren.
    Feliz San Valentín! !!!!!

  2. A mí me gusta celebrarlo por hacer algo especial y salir de la rutina. Este año hemos ido a cenar con mi bichilla y los regalos de ambos van a llegar con mucho retraso por culpa de la empresa de reparto, así es que aún no ha terminado la celebración.

  3. En mi caso,na de na…y mira que me gustaba a mi ser detallista..no se en que momento ni en que lugar se me olvidó esto de la sorpresa, la fascinación o el puro desconcierto…si encima, como este año me toca el fin de semana en casa de los suegros, pa que contaros.¡quien me mandará¡¡¡…saludos..

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre