Los topicazos de las películas románticas

0

En esta redacción somos muy fans del cine en general y no le hacemos ascos a nada: hay quien adora las películas de zombies, quien es más de acción o de cine clásico… pero si hay algo que compartimos es que quien más quien menos disfruta al máximo del cine romántico. Hace no mucho se estrenó en Netflix la película ¿No es romántico? con la actriz Rebel Wilson, que básicamente se ríe de los tópicos del género y hemos pensado que sería divertido hablar de cuáles son los que más risa nos dan. Resultan tan ridículos como necesarios y lo cierto es que aunque sabemos que son topicazos ¡qué más da!

Como perder a un chico en 10 días.

Profesiones glamourosas (Sara)

Lo cierto es que una de las cosas que más me hacen sonreír es que habitualmente siempre tienen una profesión llena de glamour. Las comedias románticas están llenas de periodistas, escritores, publicistas, arquitectos o emprendedores de cosas cuquis. Vale que la prota de Flashdance trabaja como soldadora, pero hasta la misma Pretty Woman pasa de ser una prostituta que hace la calle a ser una señorita de compañía.

Las mujeres no comen pero beben como esponjas (Pilar)

A ver, que no digo que no se tomen una cerveza o un vermú o un gintonic, que eso puede ser de lo más normal para algunas. No, lo que digo es que en las películas románticas de esas que te suben la insulina, las chicas no prueban bocado pero las puedes ver con un whisky a palo seco como quien se bebe una gaseosa.

Puede que tomen una pizca de tostada en el desayuno o le den un mordisco lascivo a una hamburguesa pero nada más, no pasan del primer bocado, después se van y ahí se queda todo el tema.

Luego también es verdad que tienes la típica secuencia en la que la chica se ha pillado una curda tremenda por oler el tapón del vodka pero es que claro ¡si no prueban bocado estas cosas es que no se sostienen!

Y fueron felices… (Sonia & Urbanandmom)

películas románticas

Todas las pelis románticas terminan con los protagonistas viviendo juntos y felices para siempre. ¡Ja! ¿Qué me dices cuando descubres que tu príncipe azul no es más que un señor que se rasca las partes púdicas por debajo de la mesa? ¿Podrás vivir feliz cuando cada día encuentras junto a las mandarinas los calcetines sudados de tu «amorcito» para que los pongas a lavar?

Para este tipo de pelis las separaciones, los divorcios y demás son harina de otro costal porque una vez que te enamoras es para siempre.

De patito feo a ciste en cerocoma (María L. Fernández)

Es fea, un poco patosa, tiene cero estilo y está siempre entre «empanada» y perdidamente enamorada. Es la protagonista de nuestra historia. Una mujer que, a simple vista, parece tenerlo todo en contra para enamorar al coprotagonista, ese chicarrón tan apuesto. Pero siempre, en algún momento, la tortilla se da la vuelta y ¡chachán! Resulta que con un poquito de maquillaje, el pelo acicalado, ropa de su talla y unas lentillas se convierte en un pibonazo en cerocoma. Si es que se veía venir y tú, ni pasando por chapa y pintura.

Ni el bueno es tan bueno, ni el malo tan malo (María Jardón)

via GIPHY

No sé por qué, pero en las películas en general y en las románticas en particular, la chica buena enamorada del chico es buenísima mientras que a la mala le faltan los cuernos para ser un demonio. La prota suele ser buena con su familia, con la gente que le rodea, siempre que puede ayudar ayuda, le gustan los animales, los niños… así que van naciendo flores por donde pisa. La antagonista, odia los animales, los niños, si puede darle una patada a alguien se la da y a su familia la trata fatal.

Os diré que, aunque considero que no es semejante tanta diferencia, suele dejar escenas muy graciosas en las películas cuando a la mala-malísima no le sale nada.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.