Cuidamos la piel antes, durante y después de las fiestas

0

Llegan días de excesos y noches de maquillaje así que cuidamos la piel desde ya. Hoy hablamos de cuidados para antes, para durante y para después de las fiestas porque podremos coger un par de kilos pero no vamos a destrozarnos la piel si lo podemos evitar ¿no os parece?

Sí, esto de cuidarse no es algo automático. No hay un interruptor al que apretar para tener una piel estupenda incluso cuando cometemos excesos con el maquillaje.

Aquí hay que currárselo día a día, hemos venido a sufrir o parafraseando a una serie de los ochenta «la fama cuesta y aquí vais a empezar a pagarla, con sudor», pues eso.

Preparativos: los días anteriores

Todas las expertas en temas de piel hablan por activa y por pasiva de la importancia de la limpieza de la piel, que la piel respire, que esté limpia antes de aplicar cualquier producto y que cuanto menos tiempo esté pringada de suciedad, sudor o maquillaje, mejor que mejor. Cuidamos la piel cuando la mantenemos limpia el mayor tiempo posible que a veces se nos olvida.

Nos ponemos a ello con dedicación y paciencia, por la mañana tras la ducha o en la misma ducha y por la noche cuando llegamos a casa. No hay que esperar a los minutos previos de meternos en la cama que algunas andamos con el sueño acechando y no damos pie con bola.

Cuando llegamos a casa, cuando nos vamos a poner con las cenas, cuando los más pequeños están en la ducha, cuando nos quitamos el traje de faena y nos ponemos más cómodas. Ese es el momento ideal para introducir la rutina de limpieza de nuestra piel, cada día, todos los días.

De hecho, también podemos hacer una limpieza un poco más intensa un día a la semana, por ejemplo, para eliminar posibles granitos, comedones o cualquier imperfección temporal de nuestra piel. Una de mis mascarillas preferidas por su eficacia y su relación calidad-precio es la de L’Oreal.

cuidamos la piel

Tengo en casa la purificante que es la verde de abajo pero la gama ya veis que es mucho más amplia adaptándose a las necesidades de cada piel o incluso del momento preciso que no siempre tenemos las mismas necesidades y los precios oscilan en torno a los 7€ cada una de ellas, de lo más económico para la calidad que ofrecen.

Cuidamos la piel: en plenas fiestas

Ya hemos interiorizado la necesidad de limpiar nuestra piel con una rutina con la que cuidamos la piel cada día y con un extra una vez a la semana para evitar males mayores.

A eso le hemos añadido nuestra hidratación habitual, cada una dependiendo del tipo de piel que tiene y de sus necesidades.

Ha llegado el momento de aportar un extra de hidratación para aliviar un poco, para mimar nuestra piel ahora que la estamos dando más trabajo de lo habitual. Cuidamos la piel cuando la hidratamos en profundidad.

¿Cuántas veces has aplicado una mascarilla hidratante a tu cara y te has tumbado en el sofá o en la cama mientras se absorbía? Pues ha llegado el momento de encontrar esos minutos para conseguirlo, estamos hablando de pequeños lujos pero es que son los que más disfrutamos al final.

Este en concreto es de SEGLE CLINICAL una firma de alta cosmética que ha creado una mascarilla con aloe vera, aceite de almendras dulces, extractos de caléndula y manzanilla. Está indicada para todo tipo de pieles y aún más para pieles secas o deshidratadas porque hidrata en profundidad y calma la piel seca.

Se aplica sobre la piel limpia tanto del rostro como del contorno de ojos, se deja actuar a modo de tratamiento y a los 15 minutos se puede retirar el producto sobrante o si la sequedad de tu piel es muy grande simplemente deja que absorba toda la que necesite. Su precio está en torno a los 16€ así que es una buena compra lo mires por donde lo mires.

Pasó la tormenta

Para la vuelta a la normalidad, cuando ya no castiguemos nuestra piel con maquillajes eternos, dietas inadecuadas y demasiadas noches durmiendo poco, cuidamos la piel con más mimos que nos los hemos ganado.

Y de nuevo me quedo con dos productos de SEGLE CLINICAL que os van a enamorar como me ha pasado a mi.

Por un lado la crema SKIN FACTOR que es reparadora, regeneradora y calmante y que tiene una fórmula no grasa que permite que la piel respire al mismo tiempo que tienes la sensación de que no se queda seca ni un minuto del día.

Cuenta con factores de crecimiento epidérmicos, secreción de caracol pura (¿os suena lo de la baba de caracol?), extracto de zinc, vitamina A y ácido hialurónico entre otros muchos componentes que la hacen ideal ahora que cuidamos la piel de los excesos de las fiestas.

Su precio está en torno a los 39€ más o menos.

Y junto a la crema veis el sérum de esta misma marca. Un sérum que mejora la textura de la piel, reduce las arrugas aportando elasticidad y firmeza, estimula la síntesis de colágeno y sus activos biotecnológicos hacen que los principios de su formulación se liberen de una forma sostenida en el tiempo.

Restaura las pieles más sensibles, las fortalece, tiene un efecto reafirmante y remodelador del óvalo facial y tiene una aportación de vitamina E muy interesante para nuestra piel.

Es un sérum así que con aplicar tres gotas para todo el rostro es más que suficiente. Eso sí, siempre con la piel limpia y antes de utilizar nuestra crema habitual. Su precio está en torno a los 50€ más o menos.

Con todas estas propuestas y recomendaciones está claro que cuidamos la piel para que las fiestas no nos dejen huella, al menos aquí.