domingo, mayo 22, 2022
InicioMujer ActualToo Good To Go, la app para evitar los desperdicios de comida

Too Good To Go, la app para evitar los desperdicios de comida

Los jueves suelo ir a Aragón Radio para presentar la sección Dame un Like. Aunque mi sección está en la parte final de la hora me gusta acudir un poco antes para compartir un ratito con mi compañero, al que adoro de verdad. El caso es que un día de esos entrevistó en ese rato en el que yo sólo estoy en silencio escuchando a la gente de Too Good To Go y me gustó tanto la idea que me descargué la aplicación estando en el mismo estudio. Y lo que son las cosas, sólo unos días después mi compañera María hablaba de esta misma app en este magazine.

Las cosas buenas y bien pensadas hay que compartirlas, estaréis conmigo. Y la app de TooGoodToGo es de esas cosas que es necesario divulgar porque parten de una premisa que a mí me tiene robado el corazón. Declárale la guerra al excedente y acaba con el desperdicio de comida. ¿Tiene buena pinta, verdad?

The good to go

Esta app parte de la premisa de que se tira muchísima comida a la basura. Teniendo en cuenta la cantidad de gente que pasa hambre en el mundo es éticamente cuestionable que aquí tiremos las toneladas de comida que tiramos. Manzanas que no se venden porque tienen un golpe (pero son perfectamente comestibles), ensaladas que tras un día no tienen una super pinta (pero que están bien), trozos de carne ricos igual no para servirse como plato principal sin más pero que te hacen papel para croquetas, guisos etc… todo eso está actualmente yendo a la basura sin más. Y mira, si lo aprovechara gente que tiene necesidad, ni tan mal, pero en la mayor parte de las ocasiones se tira y fiesta.

Para esto ha nacido Too Good To Go, una app en la que los establecimientos pueden poner a la venta excedentes de comida que irían a la basura por un precio bastante inferior a lo que costaría en tienda. Éticamente es muchísimo mejor, pero es que además tanto el establecimiento como el cliente final salen ganando. El primero porque gana algo de dinero extra con cosas que de otro modo no vendería y el cliente porque consigue por un buen precio un lote de comida.

Seguro que estáis pensando “Sería mejor si esa comida fuera para necesitados”. Sí, yo también lo creo. Pero mi madre ayudó durante mucho tiempo en un comedor social dando de comer a transeuntes una vez a la semana y es todo bastante más complicado. Para empezar porque esas personas se merecen exactamente igual que el resto unas garantías. No es posible recoger la comida de todos los establecimientos, mantener la cadena de frío etc. Es por esto que todo lo que son perecederos son muy complicados de manejar y siempre en las recogidas de alimentos se solicita comida con una fecha de caducidad un poco más larga. La logística es complicada, en serio. Pero si tú vas a la hora de cerrar a un restaurante, a una frutería o a donde sea y te dan en mano a ti ese lote la cosa cambia mucho.

Too Good To Go es también solidaria: la mayoría de los establecimientos ya colaboran con causas sociales pero es que además tú puedes elegir donar a través de la app a ONGs.

To Good To Go

¿Y cómo funciona? Pues todos los días los establecimientos ponen a la venta lotes de comida. Ellos se comprometen a que ese lote tenga el valor medio en tienda que te aparece en el momento de la compra. Ese valor no es exacto ni siempre será el mismo, a veces será un poquito inferior y otras veces superior, pero rondará esa cifra. Y tú lo compras por aproximadamente un cuarto de su precio.

La cosa es que no sabes exactamente qué te vas a llevar a casa. Tú vas y compras un lote pero no sabes lo que contiene. Y la verdad es que es divertido porque unas veces te gusta más, otras menos pero siempre te sorprende.

No, no puedes elegir que te llevas. Compras barato porque compras a ciegas. La cosa es conocer los establecimientos y supongo que acabas pillándoles el punto.

Nosotras hemos comprado varias veces y me he ido con las niñas a recogerlo. La verdad es que es hasta emocionante y nos gusta mucho la experiencia de ir a las bravas, a la sorpresa. Lo que te recomiendan es que lleves tus propias bolsas y si quieres tus tuppers para así ser más ecológico aún.

Para mí lo único malo es si no tienes algún local cerca de casa porque lo peor es que obviamente hay que recogerlo en horas muy determinadas, generalmente al cerrar el establecimiento. Si te pilla donde cristo perdió la zapatilla no tiene sentido.

En Zaragoza hay bastantes sitios pero también os digo, se acaba rápido así que hay que estar atento si tienes intención de hacerte con un lote. Es como irse de caza.

Es solidario, ético, barato y divertido ¿qué más se le puede pedir?

Más información:

Sara Palacios
Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo