Too Good To Go, la app para evitar los desperdicios de comida

0

Los jueves suelo ir a Aragón Radio para presentar la sección Dame un Like. Aunque mi sección está en la parte final de la hora me gusta acudir un poco antes para compartir un ratito con mi compañero, al que adoro de verdad. El caso es que un día de esos entrevistó en ese rato en el que yo sólo estoy en silencio escuchando a la gente de Too Good To Go y me gustó tanto la idea que me descargué la aplicación estando en el mismo estudio. Y lo que son las cosas, sólo unos días después mi compañera María hablaba de esta misma app en este magazine.

Las cosas buenas y bien pensadas hay que compartirlas, estaréis conmigo. Y la app de TooGoodToGo es de esas cosas que es necesario divulgar porque parten de una premisa que a mí me tiene robado el corazón. Declárale la guerra al excedente y acaba con el desperdicio de comida. ¿Tiene buena pinta, verdad?

The good to go

Esta app parte de la premisa de que se tira muchísima comida a la basura. Teniendo en cuenta la cantidad de gente que pasa hambre en el mundo es éticamente cuestionable que aquí tiremos las toneladas de comida que tiramos. Manzanas que no se venden porque tienen un golpe (pero son perfectamente comestibles), ensaladas que tras un día no tienen una super pinta (pero que están bien), trozos de carne ricos igual no para servirse como plato principal sin más pero que te hacen papel para croquetas, guisos etc… todo eso está actualmente yendo a la basura sin más. Y mira, si lo aprovechara gente que tiene necesidad, ni tan mal, pero en la mayor parte de las ocasiones se tira y fiesta.

Para esto ha nacido Too Good To Go, una app en la que los establecimientos pueden poner a la venta excedentes de comida que irían a la basura por un precio bastante inferior a lo que costaría en tienda. Éticamente es muchísimo mejor, pero es que además tanto el establecimiento como el cliente final salen ganando. El primero porque gana algo de dinero extra con cosas que de otro modo no vendería y el cliente porque consigue por un buen precio un lote de comida.

Seguro que estáis pensando «Sería mejor si esa comida fuera para necesitados». Sí, yo también lo creo. Pero mi madre ayudó durante mucho tiempo en un comedor social dando de comer a transeuntes una vez a la semana y es todo bastante más complicado. Para empezar porque esas personas se merecen exactamente igual que el resto unas garantías. No es posible recoger la comida de todos los establecimientos, mantener la cadena de frío etc. Es por esto que todo lo que son perecederos son muy complicados de manejar y siempre en las recogidas de alimentos se solicita comida con una fecha de caducidad un poco más larga. La logística es complicada, en serio. Pero si tú vas a la hora de cerrar a un restaurante, a una frutería o a donde sea y te dan en mano a ti ese lote la cosa cambia mucho.

Too Good To Go es también solidaria: la mayoría de los establecimientos ya colaboran con causas sociales pero es que además tú puedes elegir donar a través de la app a ONGs.

To Good To Go

¿Y cómo funciona? Pues todos los días los establecimientos ponen a la venta lotes de comida. Ellos se comprometen a que ese lote tenga el valor medio en tienda que te aparece en el momento de la compra. Ese valor no es exacto ni siempre será el mismo, a veces será un poquito inferior y otras veces superior, pero rondará esa cifra. Y tú lo compras por aproximadamente un cuarto de su precio.

La cosa es que no sabes exactamente qué te vas a llevar a casa. Tú vas y compras un lote pero no sabes lo que contiene. Y la verdad es que es divertido porque unas veces te gusta más, otras menos pero siempre te sorprende.

No, no puedes elegir que te llevas. Compras barato porque compras a ciegas. La cosa es conocer los establecimientos y supongo que acabas pillándoles el punto.

Nosotras hemos comprado varias veces y me he ido con las niñas a recogerlo. La verdad es que es hasta emocionante y nos gusta mucho la experiencia de ir a las bravas, a la sorpresa. Lo que te recomiendan es que lleves tus propias bolsas y si quieres tus tuppers para así ser más ecológico aún.

Para mí lo único malo es si no tienes algún local cerca de casa porque lo peor es que obviamente hay que recogerlo en horas muy determinadas, generalmente al cerrar el establecimiento. Si te pilla donde cristo perdió la zapatilla no tiene sentido.

En Zaragoza hay bastantes sitios pero también os digo, se acaba rápido así que hay que estar atento si tienes intención de hacerte con un lote. Es como irse de caza.

Es solidario, ético, barato y divertido ¿qué más se le puede pedir?

Más información:

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.