sábado, noviembre 27, 2021
InicioMujer ActualInocentadas de bombero

Inocentadas de bombero

australian-firefighters

Esto que os voy a contar… podría parecer una inocentada pero NO. Es una historia basada en hechos reales, ¡realísimos! Como que me llamo Nuria.

Viernes por la noche. O tal vez fuese un sábado. Tortilla de patata lista, pan con tomate untadito, y más delicatessen que no voy a mencionar para no herir sensibilidades. Esto es lo que sucede cuando tus padres te visitan en tu exilio y vienen cargaditos con manjares de tu tierra. Todo está a punto. Suena el timbre. Será papá. El tuyo no, que está descorchando el vino. El de tus hijos, se entiende. Corres hacia la puerta, la abres y te encuentras más o menos con… ESTO DE AQUÍ ARRIBA.

¡Tacháaan! No sabes a cuál mirar. Cualquiera de ellos está más apetecible que el estofadito que tu madre acaba de poner sobre la mesa. Tiene que ser un error. Te frotas los ojos, pestañeas y vuelves a mirar. Y sí. Están ahí, tal cual. Bueno, sin hachas y un poco mas tapadicos pero igual de cachas. Te apresuras a gritar que «¡No es papáááá!» para que no venga todo el mundo a la puerta y te saquen de tu ensoñación, que estos muchachos han venido a rescatarte a ti… ¿o a qué narices han venido?

Mi charla con la unidad de agentes buenorros

Yo, abriendo la puerta a siete bomberos cachas´.

– ¿Sí? Hola, ¿en qué puedo ayudaros?

– Buenas tardes, señora.

– Joder, ya empezamos. Que no soy señooooora. Que soy una chiiiiica. ¿Qué queréis polluelos, peaso GEOS o lo que quiera que seáis?

– ¿Está usted sola?

– ¿Que si estoy sola? (ruborizándome). Mierda. No. Pa una vez que me pasa esto y tengo a toda la familia aquí. Maldita mi suerte. Pues no. Están mis padres, mis hijos… y (en voz bajita y casi ininteligible) y mi marido está a punto de llegar.

– Bueno, no se alarme.

– Que no me alarme dice… ¡que no me alarme! No, claro. ¿Por qué iba a alarmarme? Si esto me pasa todos los días. ¿Qué sucede? ¿A qué deben mis ojos semejante alegría?

– Van a tener que desalojar la vivienda.

– ¿Perdóoon? Aaahh… ¡Jaaajaja! Qué bueno. Que hoy es 28 de diciembre… ¡qué inocentada más buena!

¡Inocente!

es-broma
Muy bueno, chaval.

– No. No es una broma. Han de desalojar ustedes la vivienda.

– Pero, pero… Tenemos la mesa puesta… Íbamos a cenar. Todo calentito y rico, rico como vosotros. ¿Cuánto tiempo tenemos?

– (Se miran, se sonríen…) ¿Unos tres minutos?

– ¿¿Tres minutos??

– ¿Qué le parece? ¿Puede comunicarle al resto de su familia, sin crear alarma, que lleven lo imprescindible para pasar la noche fuera?

– Eeer… sí, sí. Creo que podré hacerlo pero ¿me podéis decir qué sucede? -ya tuteándolos claro, para una vez que se te personifica una fantasía múltiple en la puerta… no vas a abrir distancias hablándoles de «usted».

– Hemos detectado -ojo al dato– UNA BOMBA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL en las inmediaciones y este edificio está en la zona de influencia. Tenemos que desalojar los inmuebles en nosecuántos metros a la redonda. Se ha habilitado el polideportivo de nosedonde. Allí podrán pasar la noche.

sorpresa
Qué me estás contandooo… que tengo la mesa puestaaaa.

– O sea, que va enserio.

– Sí, señora.

– Y dale con el señora. De acuerdo, voy a informar al resto.

– Nenaaaaa… ¿¡Quién eeees…!? ¡¡Que esto se enfríaaaaa…!! -dice mi madre desde dentro.

– Ejem. Mi madre. Voy. Sí. Salimos inmediatamente.

– Se lo agradecemos.

Que no cunda el pánico

Cierro la puerta todavía sin dar mucho crédito y voy al salón.

que-rabia
Para una vez que ibamos a cenar bien…

– Mama, papa, neeens… ¿podéis preparar los pijames en una bolsita que… vamos a dar una vuelta?

– ¿¿Que quéee?? Nenaaaa – exclamó mi madre ¿estás de guasa? ¡Que está la cena a punto!

– Mama, please. – le respondo con mirada penetrante-. No es guasa. Ayúdame con el resto. Hemos de salir ya.

– ¡Pero qué pasa!

– Nada grave. Vamos. Os lo cuento fuera. Coged los pasaportes por si acaso.

– ¿Nada grave y me dices que coja los pasaportes? Hija, me estás a sustandoooo.

– Ay, mamá, yo que sé. Pues no los cojas.

– Mamááááá -grita mi hija- ¿el cepillo de dientes tambiéééén?

– ¡No! Hoy no hace falta. ¡Vamos!

Ya en la calle nos topamos con papá que llega en ese momento.

– Venga, vamos a pasear y os cuento lo que pasa ¡pero alejémonos ya, leñe! Naaaaada. Que han encontrado una booooomba. Pues porque tienen que desactivaaaaarla. Pues porque desalojan todos los inmuebles que quedarían afectados en caso de explosióóóóón. Que noooo. Que no va a explotaaaaaar. Pues yo que sé, por si acaaaaaaso. Pero que nooo. Que no va a explotaaaaar…

Y así todo el rato, hasta que a media noche comunicaron por la radio que los trabajos de desactivación habían terminado sin mayores incidentes. Creo que lo único incierto de esta historia es que sucediese un 28 de diciembre… ¡pero la batallita me iba al pelo! 😉

¡FELIZ DÍA DE LOS SANTOS INOCENTES!

¿Ya tienes pensada tu travesura?

Imágenes: Joba Pro photo para el calendario de bomberos de Australia, que recauda fondos para la unidad de quemados del hospital infantil de Westmead. Calendario del 2017 a la venta aquí.

Imágenes animadas: Giphy.com

Nuria Puighttps://nurananu.wordpress.com/
Mi nombre es Nuria pero, donde vivo, tienden a llamarme Julia. He tirado la toalla y, si me llamas Julia, también me giraré. He trabajado en construcción y en educación pero lo que hace que me olvide de comer y de beber es: escribir. Voy por la vida con Gorro y a lo Loco
RELATED ARTICLES

6 COMENTARIOS

  1. aaayyyssss qué susto!!

    al lado de mi casa encontraron una de la guerra civil, pero ni desalojaron ni avisaron ni nada, la vimos porque estaba en mi camino al colegio, pero hasta hubo clase

    • pues si que confían poco en la técnica de entonces… aquí hacen detonaciones controladas… aunque una de esas detonaciones «controladas» (que fui a echarle un vistazo) dejó la medianera del edificio contiguo un poco negra…

    • Pues sí, de entrada un susto y un fastidio, que nos quedamos sin cenar! pero es cierto que luego nos hemos echado unas risas en familia. Siempre es bueno tener una batallita en la recámara 😉

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Verónica Trimadre on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!