martes, mayo 17, 2022
InicioOcioUn árbol de Navidad hecho con cakepops

Un árbol de Navidad hecho con cakepops

Es un hecho, la Navidad está a la vuelta de la esquina. Como somos tan hacendosas, ya hemos hecho calendario de Adviento, comprado buena parte de los regalos, decorado nuestro hogar… Y, ahora, ¿qué toca? Pues ahora nos vamos a meter entre cacerolas para preparar ese postre que, ya sea en la fiesta del cole, en la cena con los amigos o en la comida de Navidad, nos va a convertir en las auténticas triunfadoras: Un árbol de Navidad con cakepops.

cakepops3

No os voy a engañar, nuestra receta no es para nada complicada, pero sí “laboriosa”, lleva tiempo y requiere medios y preparación para que sea medianamente vistosa. Eso sí, es una receta versátil que igual podemos adaptar a la época navideña que nos puede salvar un cumpleaños o, incluso, un regalito dulce. Da igual que no seas mañosa, da igual que no seas una cocinillas, da igual que no seas cuqui, las bizcobolas -bolas de bizcocho desmigado amalgamadas con algún tipo de crema- son vistosas y socorridas para cualquier ocasión.

Necesitaremos 50 cakepops pero, como sé que no nos sobra el tiempo, he adaptado la receta para que los ingredientes sean de lo más sencillos.

Ingredientes

1 paquete de sobaos (32)
1 bote y medio pequeño de Nocilla/Nutella/crema de cacao al gusto
1 tableta de chocolate para postres
Toppings (adornitos) variados
Palillos de cakepops, piruletas o brochetas de madera
Poliexpán/espuma -de esas de las jardineras-

Preparación

La elaboración de la masa es muy sencilla. Básicamente tenemos que desmenuzar los sobaos y añadirle la crema de cacao. Después integramos todo, primero con un tenedor o cuchara y después, directamente, con las manos. Dependiendo de la marca de sobaos, así necesitaréis más o menos crema. El punto que debe coger es el de una masa muy compacta pero que no se pegue a las manos.

Después debéis hacer bolitas como de bocado.

cakepops1

Derretís un poquito de chocolate, vais mojando la punta de la brocheta y, con mucho cuidado, la claváis en la bolita. Para que no se abra por la mitad, fijaos en las foto cómo las agarro yo, haciendo fuerza.

Ahora hay que dejarlas enfriar en la nevera, para que ese chocolate se seque y las mantenga sujetas al palito y también para que se endurezcan y sean más manejables. Yo las suelo dejar de un día para otro, pero unas horas son suficientes.

cakepops2

Para decorarlas las vamos a ir quitando de la nevera de tres en tres para que no se caliente el resto.

Derretimos chocolate a baño maría -yo le añado un chorrito de aceite de oliva, pero no mucho, porque de lo contrario no secará bien- y colocamos varias tacitas con los toppins que vayamos a utilizar.

Introducimos la bolita en el chocolate, con una cuchara le sacamos el exceso de líquido y después le damos unos golpecitos en el palito para que se vaya cayendo y la clavamos en un cuadrado de polispán.

No las podemos decorar directamente porque el chocolate estará todavía muy líquido. En un par de minutos, mientras que vamos bañando alguna más, sí estarán listas para la decoración -el tiempo dependerá de si nos pasamos o no con el chorrito de aceite, pero también de la temperatura-.

cakepops7

Aquí, cada uno elige, está claro, pero la experiencia me dice que, o bien somos minimalistas o vamos a cañón. Así que, o un adorno mínimo o todo adornado. A mí, personalmente, me gusta introducirlas de lleno en los toppings, salvo la de corazones, que los coloco uno a uno.

Después dejamos que sequen de nuevo y ya tendremos nuestros cakepops listos para el montaje.

Yo compré una pirámide circular de poliexpán, pero resultaba muy dura y los palos de las brochetas no se clavaban bien. Al final, de tanto empujar, varias bolitas se acabaron suicidando para regocijo de mis hijas y mi marido, que se pusieron las botas con los intentos fallidos… Total, que yo misma esculpí un cono en la espuma, que es muy manejable.

Aquí os dejo el resultado final, pero también otros montajes que hice en el pasado. No son demasiado profesionales, pero siempre resultan un acierto y están muy sabrosos.

cakepops4

Aquí tenéis otros ejemplos no tan navideños de decoraciones con cakepops. Un pequeño jarrón, una maceta bonita, algo de papel maché y poco más se necesita para sorprender a todos con un bocado delicioso

cakepops6

Fotos: Merak

María L. Fernández
María L. Fernández
Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.
RELATED ARTICLES

3 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo