Así viví #elVermmmut

29

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

#elVermmmut ha pasado, con sus risas, sus emociones y sus nervios. ¿Cómo lo vivimos cada una?, ¿qué fue lo que más nos tocó el corazoncito?, ¿cuál es el recuerdo que guardaremos en la cajita de las cosas importantes? Os lo contamos en un Vermut especial de lunes porque, ya sabéis, con nosotras en cualquier momento todo puede girar y sacarnos un cambio de la manga. Pero antes de empezar queremos de nuevo dar las GRACIAS  nuestras patrocinadoras: Tutete.com; Estudio Grey Box; Violeta Rodríguez Fotografía; y colaboradoras: Cookita; Rosbags; Mi Platera; Cafuné Shop; Edulacta; CienporCien DIY y Community Madre sin quienes nada de lo que vais a leer hubiera sido posible.

Come, ríe, ama (Let)


Tuneando el título de la novela de Elizabeth Gilbert, para mí el viernes fue el día del “come, ríe, ama”:

  • Come porque muchos de nuestros momentos compartidos como Equipo MMM estuvieron relacionados con comida. Además de la deliciosa merienda de Cookita en el propio #elVermmmut, juntas degustamos la comida y la cena -esta última en un reservado como reinonas-. A pesar de que nuestra Patch odia las croquetas quienes las adoramos pudimos degustarlas y ella buscó platos compatibles con su dieta. Lo que se dice un equipo bien avenido.
  • Ríe (en vez de reza) porque nos reímos a boca llena durante todo el día. Tanto en el evento -impagables Ruth y Nuria haciendo el sorteo- como en la posterior cena, que fue un broche perfecto para la jornada.
  • Ama porque fue un día muy emotivo, desde el recibimiento a Nuria en el aeropuerto, pasando por el inicio del evento con sus nervios y terminado con la despedida, sobre todo a esa parte del equipo con la que no es fácil verse a menudo (maldita distancia).

Pero sobre todo me quedo con el eco de vuestras risas resonando en el Estudio Grey Box. LO MOLÁIS TODO.

Todas a a una (Nat)

risasenelvermmmut

Y es que si hay algo que predomine en nuestro equipazo no es otra cosa que las ganas de disfrutar y pasarlo bien. Y así ocurrió el viernes, no paramos de disfrutar en todo el día. Y oye… ¡qué gustazo! Todo fueron risas desde las diez y media de la mañana que recogí a mi querida Let hasta las cuatro de la mañana que al fin me metí en la cama (agotada pero feliz) Bueno, mejor dicho, hasta las nueve y media de la mañana del sábado que fue cuando despedí en Atocha a mi cuqui valenciana porque incluso mis sueños esa noche estuvieron cargados de risas.

Risas en el aeropuerto recibiendo a nuestra querida Nuria (la que venía desde más lejos ¡valiente!), risas (estas fueron nerviosas) cuando de pronto se me paro el coche en plena calle serrano camino de Atocha (ya estábamos pensando en sacar los triángulos y los chalecos que casi nos dejamos en el aeropuerto por falta de sitio en el maletero ¡casi me muero!), risas haciendo el ganso en el photocall (eso con Majo nunca falta y se nos da de maravilla), risas probándonos nuestras nuevas camisetas (mira que nos gustan los trapitos a todas), risas buscando el mejor encuadre para nuestras fotos (¡mira que somos petardas!), risas buscando sitio para aparcar en Madrid (en el equipo tenemos a alguna de provincias que se piensa que en Madrid se puede aparcar en cualquier parte, ¡qué ilusa!) y risas, muchas risas, con todas las que vinisteis a disfrutar de #elverMMMut con nosotras. ¡Mil gracias de corazón a todas! Os he dicho ya que… ¡SOIS FANTÁSTICAS!

En cuerpo o alma pero todas (Nuria)

elverMMMut-evento

Atrás quedó una semana de locos, de reuniones, cambios y posibilidades. Atrás quedaron mis niños por unos días. Madrugo. Pillo un tren. Diez minutos de remordi-¡qué? Embarco. Vuelo. Aterrizo. Salgo por la puerta que NO es pero da igual, porque ahí están Nat y Let (que son como Pin y Pon y saben encontrar a la gente). Me despierto. ¡Estoy en Madrid! M30. Atocha. Recogemos a una fresca y sonriente Lydia. Luego a por Majo que nos hace sufrir/reír con sus pollos. Aperitivo. Majo y yo sin gafas de sol pero da igual porque aunque la luz nos ciega atinamos a dar con las aceitunas.
¡En Estudio Grey Box nos esperan Ruth y Pilar! Ruth, con una cabeza tan bien amueblada que te inspira a hacer reformas en la tuya. Pilar con una risa franca y contagiosa que arrolla cualquier obstáculo. Llega Patch que es encantadora y ocurrente a partes iguales y nos ponemos a decorar la sala, montar las bolsitas (¡que olvidasteis!) y comprobar que el tallaje de Zara ha variado en el último lustro. Salimos a comer y llega nuestra cenicienta como una aparición: María Jardón. María la dulce. María la hermosa. María la que se quedó sin Lightbox jajajja
Nos faltaron tres grandes: Merak, Sara y Vero. Sin embargo, las tres supieron estar presentes, cada una a su manera. 🙂
¿Para cuándo la próxima #MerendHola?

Como si nos viéramos todos los días (Lydia)

elverMMMut-evento1

Los nervios de ir de viaje, de dejar a tus hijos, de encontrarte con amigas 2.0 a las que realmente casi no conoces, pero llegas y parece que te hubieras visto ayer. Familiaridad, alegría, energía positiva,  ganas de hablar, bromas…

El evento fue una ocasión especial para encontrarnos, pero además es que estuvo de 10. El #teamevento se lo curró mucho, tenían todo bajo control, excepto el número de asistentes que no hicimos más que preguntar y escuchar la respuesta de Nat -que olvidábamos a los diez minutos y alguien volvía a preguntar-.

Yo que soy novata en estos menesteres disfruté un montón, del vermú previo de equipo, de la preparación y del acto en sí. Hice los tiempos justos para que terminase y saliese pitando al ave.

Cualquier excusa no es buena (Majo)

Un año y casi tres meses desde que decidimos empezar esta aventura. Casi cuatro meses desde que decidimos lanzarnos a la piscina y montar eso que caracteriza a nuestros viernes #elvermmmut. Porque un año era la excusa perfecta, no nos servía otra, para engañar a nuestros Pacos para liarnos la manta a la cabeza y montar un vermut. Y por fin había llegado el día. Llevaban toda la semana amenazándome con que durmiera para estar fresca, y no hacer gala a mi apodo: Marmotix. Pero las circunstancias mandan y después de una dura semana, el viernes cuando fui a coger el tren, estaba agotada.

El cansancio me duró lo que dura el viaje de tren, y eso que con los mensajes, los grupo de whatsapp “ad hoc” que tienen que autodestruirse estuve de lo más animada.

La tarde fue genial, llena de risas, abrazos, reencuentros y poner piel a alguien muy especial para mí: María Jardón. Ya sabes que me encantó poder abrazarte. Una tarde rodeada de amigas, de conocidas, de lectoras, de Mujeres y Madres, con ganas de pasar una tarde de empoderamiento femenino, y con un vermmmut en la mano. Y con el mejor broche… Una visita guiada por los túneles de Madrid. No podía acabar mejor… Ah… síííí… El desayuno del bizcocho de albaricoque de Cookita Tamara con mi anfitriona madrileña, Nat. Ahora sólo me queda decir… ¿para cuándo el próximo?

De risas y abrazos (María Jardón)

vermmmut decoracion
A las 13:30 h. me subí al avión con más nervios que otra cosa porque aquí una menda sólo conocía a Nat, estaba deseando ponerle piel a todas pero seré sincera, también me daba “miedo” quedarme cortada o no saber que decir. Tuve a las pobres esperando para comer hasta las 4 de la tarde, aún así, cuando llegué me recibieron con los brazos abiertos y todos los miedos se borraron de un plumazo, era como bien dice Lydia: como si nos hubiéramos visto ayer. Dejé para el final a mi Majo, porque fue de las primeras personas que conocí en este mundillo 2.0 y después de casi cuatro años hablando no nos habíamos visto ¡qué ganas de abrazarte tenía!. Me faltaron Vero, Sara y Merak. ¡Cuánto os echamos de menos chicas!.

Fuimos al estudio Grey Box y os confesaré que aluciné con el buen hacer de mis compañeras y de Cookita Tamara, todo estaba tan bonito, cuidado hasta el más mínimo detalle. Los nervios comenzaron a aflorar, cambios de camisetas, pintarnos los labios (rojos por supuesto), últimos retoques, últimas comprobaciones… y empezasteis a llegar vosotras, las que nos acompañáis día a día y los nervios volvieron de golpe. Había gente a la que tenía ganas de conocer desde hacía años y también estaban mis queridas Sandra, Ruth y Vicky que no quisieron perderse algo tan importante para mi a pesar de que este mundillo les pille tan lejos.

Por fin comenzó el evento con una Let en su salsa y que transmitía a la perfección la felicidad que sentíamos todas. La sorpresa que nos mandó Sara en forma de vídeo hizo que la sala se llenara de risas y personalmente, me hizo sentir más, si cabe, afortunada de formar parte de esta Magazine y poder compartirla con estas once pedazo de mujeres.

Un día lleno de risas y abrazos del que me llevo mucho cariño, tanto de mis chicas de MMM como de todas vosotras. Majo, no sabes lo que me prestó poder abrazarte y Nuria a pesar de dejarme sin lightbox me has conquistado con tu sentido del humor.

Mujeres invencibles (Ruth)

elvermmmut_nat_cookita

Eso es lo que me llevé de #ElverMMMut, la sensación de que las mujeres somos invencibles. Que cuando nos juntamos y nos lo proponemos, no hay quien nos pare. Nueve mujeres que se juntaron y no para criticar ni despellejar a nadie. Se juntaron para currar, montar un evento para sus lectoras y pasarlo bien. Mi capacidad de sorpresa se vio sobrepasada con el primer vídeo, el de Sara (que podeis ver en nuestro FB), del cual no teníamos ni idea casi ninguna. Y después, remataron mis compañeras con una previa de mi cumpleaños, toda la sala a coro, pastel y vela…¡I love you!

Por cierto Cookita Tamara, nos llevamos todos los bizcochos que nuestras invitadas no pudieron acabar y el precioso chocolate cake con fresas y frambuesas ha sido mi tarta de cumpleaños compartida con mi familia. Ahora todos quieren que les lleve a los eventos en los que tu pongas el catering… ¡eso sin probar tus cookitas!

Diversión, risas y aprendizaje en femenino (Pilar)

ponentes_Vermmmut

¿Qué decir de #ElVermmmut? ya casi lo han dicho todo mis compañeras. Fue maravilloso verlas a todas, me sentí tan agradecida del esfuerzo que hicieron las que viven fuera para poder estar aquí que no se me iba la sonrisa de la cara, eché tanto de menos a las que no pudieron estar que me daba rabia no poder estar explicándoles palabra por palabra todo lo que estaba sucediendo.

Pero además quiero hacer una mención especial primero a las asistentes, que convirtieron la tarde en mágica y demostraron ampliamente que las mujeres (y madres) sabemos divertirnos y segundo a nuestras maravillosas ponentes que supieron enseñarnos muchísimas cosas interesantes y al mismo tiempo hacernos reír y pasarlo divinamente.

La Psicomami nos enseñó de una forma divertida la importancia de mantener el deseo para disfrutar del sexo en la pareja y nos invitó a encontrar lo que nos activa: relatos eróticos, porno, fantasías eróticas, mensajes picantes a nuestra pareja, planificar y anticipar el encuentro sexual, etc. ¡muy interesante! estoy segura de que esa noche hubo unas cuantas madres que encontraron su deseo perdido.

Leticia de Conmigo Aprendí nos explicó que a pesar de las dificultades a las que nos enfrentamos las mujeres en nuestra vida laboral: menos salario, techo de cristal, menor promoción empresarial, mayor desgaste, etc. podemos triunfar explotando nuestro talento, saliendo de nuestra zona de confort, sabiendo que la actitud es tan importante como el currículum y siendo valientes para ir a por todas.

Irene García Perulero vino, con su camisa de calaveras, dispuesta a meterse a la audiencia en el bolsillo y desde luego que lo consiguió. Nos explicó la importancia de los micromachismos (que de micro sólo tienen el nombre) y nos dio la clave del pensamiento de los “machirulos”: ellos son seres racionales que piensan y las mujeres son unas histéricas que tienen la regla 🙂

Puedo decir que cuando llegué a mi casa me dolía el estómago de tanto reír y que ya estoy deseando que llegue nuestro próximo Vermmmut.

Las otras crónicas

Como no podía ser de otra forma, nuestras lectoras bloggers – que son las mejores del mundo- ya están lanzando sus sensaciones de #elVermmmut en sus propios blogs. ¡Avisadnos para incluir la vuestra!:

Imágenes: propias.

29 COMENTARIOS

  1. Fue un gustazo y un placer. ¡Conseguísteis que fuera una verdadera tarde entre amigas! Muchas gracias por contar conmigo, os lo he dicho ya en 50 sitios, pero soy “mu pesá” y lo pongo aquí también. Y gracias por hacer que muchas del 2.0 nos desvirtualizáramos en un contexto lleno de buen rollo y primor y risas y todo. ¡Moláis mil!
    PD: Se impone una segunda edición, por aclamación popular. He dicho.

  2. Me encantó todo y me sentí en esa familia de las que yo formo parte con nuestros WhatsApp, aprendí muchísimo, la comida de cookita buenisima y las fotos de Violeta preciosas,echamos de menos a las que faltaron

  3. Gracias chicas. Gracias por poner tanto empeño en que todo saliese bien. Gracias en cuidar todos los detalles. Gracias por derrochar ilusión. Gracias por hacer un trabajo tan lucido y preciso. Gracias por ser tan buenas anfitrionas. Gracias por transmitir a las cincuenta personas que allí estaban y a las que nos siguieron por las redes sociales el verdadero espíritu de Mujeres y Madres Magazine y gracias también por acordarnos de nosotras, las que no estábamos.
    Os quiero

    • Gracias a ti Merak por esa preciosidad de libro que hiciste con tus manitas y con tanto cariño! Destilaba tu presencia… Bueno, contigo nos hubiéramos reído más que con el libro… pero era verlo y pensar en ti, a cada momento.
      Pero vamos, a la próxima déjate de libros y ¡vente tú! que fueron muchas las que te echaron/echamos de menos. ¡Y lo sabes! :-*

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre