domingo, enero 16, 2022
InicioMujer ActualQuerido Príncipe...

Querido Príncipe…

Algunas la conoceréis como Pilar, otras como Mamá Full Time, ella es la responsable de Todo Mundo Peques que hoy saca a relucir su lado más irónico y gamberro en Mujeres y Madres Magazine. El objeto de sus dardos, un personaje a cuyo papel no le ha sentado nada bien la revisión histórica.

cenicienta y el principe

Querido…
Mira que le he dado vueltas y he buscado en San Google, pero me ha sido imposible saber cómo demonios se llama el príncipe de la Cenicienta… así que lo dejo ahí, en «querido» ¡qué le vamos a hacer! Y no me digáis que en la nueva película se llama Kit porque eso es más un nombre para una mascota que para un príncipe… no lo podéis negar y lo sabéis.

Pues eso, hola querido…
Hoy me dirijo a usted/vos/su majestad/usía o como demonios haya que tratar a un príncipe de cuento de hadas, en esta carta. Conste que lo haría por Twitter pero me da que lo de las nuevas tecnologías en su palacio de usted no es que lo lleven muy al día y no sabe como me suena eso. Pero a ver ¡qué me disperso!

Querido «prince», desde el cariño que le tengo porque le conozco de toooooda la vida le pregunto ¿cómo puede pasarse usted la noche bailando con una mujer y no preguntarle el nombre, alma de cántaro?

Que mira que han hecho versiones de la película y nada, oye ¡qué no aprende!
Es grosero, está feo y sobre todo es de ser un poco mal educado, no nos engañemos y digo yo que usted, como miembro de la realeza, habrá podido ir a los mejores colegios privados del mundo y sus alrededores, sabrá cuál es el tenedor del pescado y le habrán enseñado a preguntar el nombre a las doncellas con las que baila, vamos, ¡de primero de buenos modales hermoso!

Y luego esa obsesión repentina. ¿Toda la noche bailando con un bombón y cuando le dice que se tiene que ir se pone de los nervios a correr detrás de ella? ¿Por qué? ¿Le ha dado un tabardillo en el último minuto o es que es usted de esos que sólo quieren algo o a alguien cuando ven que lo pierden?

¡Oye pues todavía peor!

Mire, así entre nosotros, le voy a hacer una confesión que me da que es que usted tiene poca experiencia en esto del trato con el género femenino. A Cenicienta la vida la ha tratado cochinamente mal, se le muere la madre, el padre se casa con una bruja (en el sentido metafórico de la definición que sino nos confundimos de cuento y lo que te faltaba a ti…) que tiene unas hijas pijas y pendejas a partes iguales y que no dan un palo al agua.

Cenicienta es muy buenecica pero, entre usted y yo, de buena es tonta por aguantar a esas tres y al blando de su padre. Así que cuando se le aparece un hada (o unas rebajas…) y le habla de un vestido nuevo y de una fiesta, pues claro, a Cenicienta y a cualquiera en sus cabales se le ponen los ojos en blanco y se muere por pasar una noche de relax, de risas, de baile, de copas y de lo que surja…

Y surge usted, alma de cántaro, que sí, está de muy buen ver pero la pone a dar vueltas toda la noche como si la muchacha fuera una peonza, no le pregunta su nombre o sea que aún menos le pregunta por su vida y de copas nada, ni una, ni media, ni ná…

¡Y luego a correr detrás de ella!

¡Mira! en condiciones más de la vida real y menos de los cuentos, su comportamiento es más propio de un obseso que de un tipo apetecible para una segunda cita… eso ya se lo voy advirtiendo para la próxima.

¡Hágaselo mirar hermoso! ¿Nunca ha pensado por qué se pone a correr esa pobre muchacha con esos zapatos de cristal y con taconazo? Vamos que no es porque le dé al running, eso ya se lo digo yo…

En fin, lo dicho, individuo conocido como “Prince” que tiene un comportamiento muy “rarito” o es que oculta algo… no sé… ¿se ha planteado que lo mismo prefería usted bailar con el cochero en vez de con Cenicienta? Oye que es sólo una sugerencia pero que analizando su comportamiento… nos dio que pensar a algunas que a lo mejor tiene unos armarios demasiado grandes en el palacio… yo ahí lo dejo no vaya a ser que sea amigo de la Reina de Corazones de “Alicia” y la que termine mal el cuento sea yo…

Saludos y a sus pies, majestad.

Colaboraciones MMM
Este post ha sido escrito por una colaboradora puntual de Mujeres y Madres Magazine. Aquí os damos voz para que la vuestra llegue lejos. Si quieres colaborar con nosotras escríbenos a: hola@mujeresymadresmagazine.com
RELATED ARTICLES

14 COMENTARIOS

  1. Me encanta!! La verdad es que Kit, además de compartir nombre con El Coche Fantástico, me defraudó como príncipe… Era muy bajito!! igual es que soy de chicos altos, pero este Kit era eso, un kit de príncipe de bolsillo. Y maleducado: ni pregunta el nombre, ni sale corriendo tras ella, ni na de na… Pero la peli, me gustó mucho!!

    • Jajajajaja… no se le puede tener el respeto «real» a un tipo que se llama como «el coche fantástico» eso es así y los pimientos son asados ¡¡infinita razón amiga!!
      Cuando va/iba en plan Robert Starck.. fíjate.. me resultaba más respetable y todo..
      jejejeje

  2. El Príncipe Encantador. Se llama así, Charming Prince. En las seríes de Shrek se llama así también.
    Se nota que tienes varones. Tenías que haber preguntado a las mamás de nenas antes que a google.
    Y cómo es que te has colado en esta casa XD?

  3. De lo bueno lo mejor, no me puede gustar más.
    Debe ser por estas revisiones sin sentido, que no se actualizan con los tiempos que corren que a P de 3 años le gustara más la película de Maléfica (todos somos buenos y malos) que la de Cenicienta. Que los valores de la mujer generosa están muy bien pero coñe que ya podían revisar esa educación de palacio como muy bien ha expresado usted. Pues eso… vivan las mujeres con carácter 😛

  4. A ver a ver…Me voy a poner un poco juiciosa…Vale que sí, que esta Cenicienta de la época tal vez andaba un pelín despistada en esto de la búsqueda de la felicidad…con tan mala suerte que se topó con un príncipe más despistado que la dama, en darle lo que ella buscaba…Pero vamos, que no negaremos la mayor: el príncipe es guapo, elegante, respetado, tiene una posición de status muy alta, poder, y todo el dinero que ella quiera a su disposición, que para eso es el príncipe. Con esos condimentos, para empezar, no hacemos mal aliño…..saludos querida.¡

    • Jajajajaja… sí, visto así es evidente que la muchacha viene de un entorno muchísimo más hostil que el que el principito le puede ofrecer pero ese, amiga, no era el tema..
      El asunto es que el príncipe es frío, distante y «raruno» (en el sentido más divertido del concepto) con la muchacha y eso.. también es innegable.. ¿no?

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on