martes, mayo 17, 2022
InicioMujer ActualCombate el calor en una caverna y sin bragas

Combate el calor en una caverna y sin bragas

Vale, lo de “sin bragas” es solamente una sugerencia. Aunque estos días, inmersos en la primera ola de calor del verano, apetece llevar encima la menor ropa posible, ¿verdad? Imagino que esto de las olas de calor es algo de toda la vida, pero como ahora lo ves venir, en la tele y en la radio te avisan con varios días de antelación, los reporteros de los programas se colocan debajo de los termómetros que están más al sol de toda España, pues parece que todavía hace mucho más calor. Claro, que una tiene sus trucos para pasar estos hot days. ¿Algo así?

caverna sin bragas3

Lo primero: vive en una cueva

Parece obvio, pero dime ¿cuántos topos ves a las 4 de la tarde de un 30 de junio por la calle? Vale, normalmente no ves topos. Pero eso denota su inteligencia… ¡Están escondidos, huyendo del calor! En las cuevas, bajo tierra y a oscuras, se está la mar de bien… Yo salgo de casa a las 7:00 de la mañana y mi paco media hora más tarde. Desde ese momento, nuestra casa es una cueva. No existe el día mientras duran las olas de calor… Vemos amanecer y bajamos persianas. Hasta que llega la noche. La vida en la caverna es apasionante, todo hay que decirlo. Se pierde un poco la noción del tiempo (sobretodo si te echas la siesta, que hay algún afortunado que lo consigue, sí) pero puedes acompañar tu vida cavernícola con una dieta paleolítica (flipando estoy) y volver a los orígenes totalmente. Y aquí llega lo mejor: para ser una auténtica mujer de las cavernas, ¡fuera bragas! Además de lo bueno que es para tus partes íntimas. Si tienes la suerte de tener bodega en casa, no lo dudes, trasládate a ese bunker y no salgas hasta que en TVE te aseguren que no te derretiras…

caverna sin bragas2

Lo segundo: minimiza el gasto energético

Recuerda que en las cavernas no tenían mucho gasto energético, así que aprovechemos la ola de calor para ahorrar. Apaga luces. No enciendas el horno, ni planches ni pases el aspirador. Vamos, no te muevas mucho, que tu cuerpo también desprende calor cuando consume energía. Cocina cosas frías,  aprovecha que los smoothies están de moda (yo los llamó purés, pero es menos cool) y a tus hijos aliméntalos con cosas de esas que vienen en botes y tetrabriks (como el gazpacho, el salmorejo, la tortilla fría que está bien buena o la ensalada de garbanzos de bote y plátano, un hit veraniego donde los haya), abrir y al plato. Y procura que ellos tampoco se muevan mucho, aunque esto es más complicado. ¿Que tal todas las temporadas de Ben y Holly en bucle? Lo que haga falta para que la temperatura del salón no suba. Y por supuesto, olvídate de que pasen las vecinas a jugar, que se mueven demasiado.

caverna sin bragas4

Y lo tercero: ten una relación apasionada…con el agua

El agua es tu mejor aliada en la ola de calor. En todas sus versiones: un pulverizador con agua fresca, una ducha de agua fría, un barreño para meter todos lo pies mientras cenáis o una lavadora. Sí, pon la lavadora y tiéndela en mitad del salón. Te garantizo un grado menos en tu cueva. Coge una camiseta, empápala y póntela. Y ya puestos, que veo que la noche se está calentando (esto también les pasaba cuando las cavernícolas no llevaban bragas), nada mejor que el modo sólido del agua: primero unos cubitos de hielo para eso… y luego, con el colchón bien empapado (a ver donde te crees que acaban los cubitos) pues a dormir frescos.

¿A que te gusta la vida en la cueva?

Foto: Pixabay

Ruth de R.
Ruth de R.http://www.semecaelacasaencima.com
Soy de esas personas que siempre llega tarde, siempre tiene que hacer más de tres cosas para ayer pero siempre lo hace con una sonrisa puesta. Estoy encantada con mi vida, aprendiendo cada día, disfrutando todo lo que puedo. Y riéndome, que es el ejercicio más saludable de todos
RELATED ARTICLES

10 COMENTARIOS

  1. Lo de sin bragas me ha dejado toa loca ¿para que la zona noble respire? Es que en mi casa la consigna es la contraria ¡todo fuera menos las bragas!

  2. Yo casi que me quedo con la opción de quedarnos en bragas nada mas Jajajaja lo de nudismo no lo veo, no me mola la idea
    Yo ahora en la recta final del embarazo me paso el día con la barrigota al aire, es taparla un poco y madre que calores me entran xD

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on