domingo, mayo 29, 2022
InicioOcioCosas increíbles que nos colaron en las series

Cosas increíbles que nos colaron en las series

Cuando eres niño te tangan con facilidad. Esto es así. Cuando yo era cría mi padre me dijo un día que una cicatriz que tenía se debía a una cogida de toro y salí de mi error casi con 14 años cuando confesó que ni toro ni nada, que la cicatriz era de una operación y ya. Se me cayó el mito. Yo tuve una infancia muy televisiva (sería porque mi madre no me dejaba ver mucho la televisión así que lo que veía lo hacía con ganas) y con los años me he dado cuenta de que nos la metieron doblada con un montón de cosas, haciéndonos creer que eran ciertas … y no. Echando la vista atrás te das cuenta de que no cuelan. ¡Ni de coña! Hoy vamos a repasar cosas increíbles que nos colaron en las series y que no nos tragamos.

Stefan Urkel

La belleza de Stefan Urkel en Cosas de casa

Esta fue una de las idas de olla de los productores: Steve Urkel era odioso (pero muy muy muy odioso) pero de repente se transformaba en Stefan y se supone que era un Adonis ¡Anda ya! Esta nos la intentaron colar pero ya con diecialgo era un ni-de-coña. Steve Urkel era feo. Stefan era igual de feo pero encima era un chulo playa. ¡No hija no!

embrujadas
“al contrario de lo que la gente piensa no todos los crímenes de esta ciudad tienen que ver con demonios”

Los diablos de chichinabo de Embrujadas

La verdad es que en Embrujadas todo era bastante delirante y risible así, como concepto. Eran tres que se cargaban a todos los diablos con una facilidad pasmosa pero en cada episodio había uno que se les resistía un poco más. Se juntaban las tres, decían una poesía barata y puf, los demonios a tomar por saco. Ese era básicamente el guión de cada capítulo, con algunos añadidos y giros de guión cuando ya llevaban más temporadas que para qué y ya no se les ocurría nada más. Uno de mis giros de guión favoritos fue cuando tuvieron que echar a Shannen Doherty de la serie y se tuvieron que inventar una tercera hermana secreta porque si no se les iba el hilo argumental a freír churros.

Kimberly Melrose Place

Lo loca que estaba Kimberley en Melrose Place

Melrose Place era una comunidad de vecinos en la que todos follaban con todos muy salerosa. Al principio la serie tenía algo de sentido (básicamente los folleteos varios) pero conforme fue saliendo la gente de la serie y aquello se convertía en un culebrón la cosa se fue volviendo más delirante. Mi trama favorita era la que implicaba a Kimberley. La sacaron de la serie porque el personaje estaba como una regadera pero el público pidió que volviera así que se inventaron una trama extrañísima en la que renacía como el ave fénix. Con peluca y cicatrices incorporados

Aunt Vivian Swash Prince Bel Air

El cambio de Tía Viv en El Príncipe de Bel Air

Otra cosa que también nos dejó a todos picuetos. En el Príncipe de Bel Air cambiaron de Tía Vivian así, tan tranquilamente. Cambiaron a una tía que era alta, delgada, con pinta de bailarina de ballet clásico por una actriz que era bastantes centímetros más baja, más rechoncha y con mucho pecho. Vamos, que se parecía como un huevo a una castaña ¡y se quedaron más anchos que largos!

Padres forzosos

La barbaridad de gente que vivía en la casa de Padres Forzosos

Vale que inicialmente vivieran en la casa de los Tanner el tío Jesse y Joey para ayudar al pobre padre viudo, pero aquello acabó convertido en un hotel ¡la de gente que vivió ahí! Y además, oye, una casa de unas dimensiones descomunales, con sótano habitable, un salón y cocina gigantes, no se cuantas habitaciones y después un ático donde instalarse Jesse con su familia. Aunque con lo tremendo que estaba Jesse tampoco nos importó que se montaran ahí una comuna. Todo por verlo recién levantado…

Entre fantasmas

En el pueblo de Melinda Gordon caen como moscas

Grandview en tasa de mortalidad sólo es equivalente al Cabo Code, la zona donde Jessica Fletcher los mataba sólo con aparecer de visita. Con esa pinta de niña moñas, y la tía, por mor del argumento se tropieza con muertos día sí y día también. ¡Qué miedito tenerla cerca!

“Elígeme, escógeme a mí, quiéreme”

Desgracias a mí en Anatomía de Grey

Vale que el Doctor House se las pintaba solo para dar con todos los casos raros del mundo mundial, pero ese era su trabajo. Pero en el Seattle Grace ya no saben que inventar. Han matado a yo qué sé cuántos y lo han hecho de maneras tan variopintas como un accidente de avión, empalados, con una bomba, electrocutados. También se les han acabado las combinaciones para el folleteo, han sufrido todo tipo de enfermedades y han tenido los partos más accidentados del planeta. En serio. ¡Qué agonía!

Los vigilantes de la playa

El número de tías buenas por metro cuadrado en los vigilantes de la playa

Que me digan dónde está esa playa: he estado muchas veces en Salou y lo siento, no he visto esa profusión de tíos y tías buenas por metro cuadrado nunca. Entre los que van a la playa por supuesto pero entre el personal tampoco. Y es que más que una entrevista de trabajo parecía que les habían hecho un casting. Ah, que se lo habían hecho. Claro.

Hannah Montana

Una peluca ¡y nadie descubre a Hannah Montana!

Y ésta ya aunque por edad no me toca ¿en serio nadie se da cuenta de que Hannah Montana es Miley con peluca? ¡Por amor de dios!

¿Vosotros también tenéis la sensación de que os han tangado en alguna serie? ¿Cuáles son las cosas más increíbles que habéis visto en una?

Sara Palacios
Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

42 COMENTARIOS

  1. Siempre comentamos entre los amigos el cambio de tia Bib en El Príncipe de Bel-Air… de la noche a la mañana pluff! y nadie se da cuenta!
    Pero lo de de Hannah Montana, no hace faltar irse ahí… que Superman se pone unas gafas y ya nadie sabe que es él!! Por tutatis!!

    • JAJAJAJA como le decía a una amiga, será que el llevar los calzoncillos por fuera le afecta al riego!

  2. Yo me encontré con John Stamos en Amsterdam durante el viaje de estudios!!! Y en persona estaba igual de buenorro, la foto con cara de panoli que me saqué no tiene precio (y eso que ya no sé por dónde estará).

    • Por Dior!!! Te encontraste con Stamos???? Dios del amor hermoso! Qué envidiaaaaa. Cómo estaba, uffff.

      • Sí sí, 16 añitos tenía yo. Éramos varias y nadie se atrevía a decirle nada, ahí me dio por pensar “Ey si no es ya le habrán confundido más veces, y si lo es… ¡No puedo vivir con la duda!” así que allá que fui con un macarrónico “exkiusmi ar yu yon esteimos?” y contestó que yes!!!

  3. En Santa Mónica, la playa de Los Vigilante de la Playa, te puedo asegurar que hay tías y tíos buenorros por doquier!

  4. Qué risas xD Está claro que compartimos infancia televisiva. Pero nos la siguen intentando meter doblada, que nos querían hacer creer en True Blood que Anna Paquin era la tía buena del pueblo!

    • Anna Paquin? La chiquilla es intensa y se le tiene cariño por El piano, pero ¿tía buena con esa cara de asco que tiene la pobre? Venga ya…

  5. ¡Qué bueno! En Anatomía de Grey hasta han hecho chistes con las desgracias del hospital y Cristina dice en varias ocasiones que debe de estar maldito, por lo menos se lo toman con humor!

  6. Yo recuerdo ver el capítulo del príncipe de Bel Air donde cambiaban a la tía Viv y llegar Will Smith diciendo “tu quien eres” y la otra toda extrañada Will soy tu tía. Jajaja. Sabían que no colaba ni de coña y lo hicieron en plan exagerado.

  7. Ay Sara, vales un potosí, como decía mi abuelo! jejeje. Eres la mejor, gracias por hacerme reír, sonreír, por hacerme pensar, recordar, por mejorar mi día. Un beso preciosa.

  8. Jajajajaa Talmente! Mira, lo de Melinda es que es un tema. No sé si lo más paranormal de la serie es su “don”, la cantidad de peña que la espicha en el pueblo (debe tener una tasa de natalidad del carajo, porque si no…), lo empalagosísima que es su relación (puaj) o que esta señora no se quite las pestañas postizas ni pa bucear (zas, zas, cada vez que parpadea). Nosotros la llamamos Doña Perfecta: entre los camisones que gasta (de El Corte Inglés todos) y ese pelo paranadadepeluquería… Mira, si eres un fantasma y se te ocurre despertarme en mitad de la noche con una visión maligna, te puedo asegurar que el susto te lo llevas tú.

    • JAJAJAJAJAJA que me muero de la risa! Melinda es cursi hasta la náusea!!! no puedo con su moñerismo vital!

  9. hay que reconocer que éramos unas ilusas en nuestra juventud… ya lo de las desgracias de Anatomía de Grey lo dicen hasta en la misma serie..jejejeje autocrítica pura y dura…

  10. Hola!! Las he visto todas menos la de hannah montana esa que no la podía ni puedo verla. Pero lo del caso de la tía Viv en Bel Air eso fué un planchazo total!! Aparte que la que pusieron nueva no actuaba ni parecido

  11. Sin ir mas lejos y con una serie española que se llamaba Aladina, cambiaron a Anita Obregon por Paz Padilla, pero nada de asi a lo loco como Tia Bibian, como era una genia ella misma modifico su aspecto con un hechizo, lo que no recuerdo es por que se lo cambio para ir a peor.

  12. Lo de Urkel era para mear y no echar gota. Y lo del cambio de tía en El Príncipe de Bel-Air ya ni te cuento, sobre todo porque a mí me gustaba más la tía antigua. Eso sí, esta semana viendo The Walking Dead hemos pasado de un capítulo a otro en el que el bebé de la serie ha pasado de ser una niña adorable a otra, adorable también pero con unas redondeces y una cara que no se parece a la de antes. Sé que la actriz bebé no va a desbaratar la serie, pero es que cuando nos dimos cuenta nos llevamos un susto (a ver si iba a estar infectada con el virus o algo, porque se ha puesto muy pepona).

    • Hombre, la tía Viv antigua es que tenía mogollón de clase y era altísima, delgadísima y con pinta de bailarina. Y la nueva… no

  13. Jajajajaa!! Cuanta razón!! Lo de Urkel era en plan “¿en serio?” :0 y la tía Viv… Y la casa? Que de un capítulo a otro de repente el salón y la cocina han cambiado!
    Recuerdo un capítulo de la serie El Barco de A3 que el personaje de Blanca Suarez le da una botella de cocacola al de Mario Casas y le dice que la abra en un momento especial porque es la última que queda en el mundo. Todo en temporada 1. En la siguiente temporada no había capítulo que no sacasen una botella nueva!! Pero que pasó? Encontraron la receta secreta o que? Jajajaja
    Desde luego este post da para muchos recopilatorios jajajaja
    Saludos!

  14. Joder! No me acuerdo de lo de Melrose Place! Creo que llegó un momento en el que ya dejé de ver esa serie por aburrimiento…

    Y esa foto de Padres Forzosos me ha parecido muy tierna! Yo era muy fan de esa serie! Coño y ahora que soy madre me la voy a ver de nuevo, juas juas!!!

  15. En cosas de casa también desapareció un dia la hermana pequeña, Judy me parece que se llamaba. El las ultimas temporadas desaparece del mapa!
    Y mas actual, en Modern Family el cambio de la niña vietnamita, Lily no es la misma niña en las mismas temporadas… la primera era mucho mas mona aunque la que sale ahora, actua fenomenal 😉

    • Ostras! Es verdad! La hermana desapareció! de eso me acuerdo yo!
      Lo de Modern Family yo lo achaqué a querían que fuera un poco mayor por el paso del tiempo… digo yo!

  16. Pero Miley es Juana Montaña???? No me lo puedo creer!! Jajajaja. Nos pintan estupideses en lase series y cuanto más tienen, parece que más nos enganchan! Ay, como echo de menos a Jessie!!

  17. Ja ja, lo de los cambios de personajes, en series largas españolas muchísimas, mira INEs de cuentame. Me ha encantado el post

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas