Dibujos animados de tu infancia que te encantaban y ahora te horrorizan

16

maya4

Recuerdo cuando era pequeña que estaba deseando llegar a casa después del cole para merendar viendo “La Abeja Maya”.

Años después volví a ver algunos capítulos y me parecieron aburridísimos…no lo recordaba así ni mucho menos.

¿No te ha pasado a veces que cuando ves de nuevo algunas cosas que te gustaban de niño te parecen una horterada? Pues hoy vamos a hablar de los dibujos animados de nuestra infancia que hoy nos parecerían infumables.

Marco

MARCO-SERIE

Esta es la dramática historia de un niño que viaja solo (con su mono) desde Italia hasta Argentina para buscar a su madre que estaba trabajando allí.

Y no solo eso… El niño pasa las de Caín para encontrar a su madre (sin dinero, los dueños de la casa donde trabaja su madre se trasladan tres veces, etc.) y cuando por fin la ve, la madre está a punto de morir por una enfermedad.

¡Más drama imposible!

Y yo, que desde que soy madre no puedo ver películas donde los niños sufren, me siento incapaz de ver ni un solo capítulo de esta serie.

Oliver y Benji

Oliver2

Pasamos del drama a una serie deportiva: Oliver y Benji.

Esos niños obsesionados con el fútbol, esos balones que rompían la red de la portería, esas patadas conjuntas (imposibles de hacer por cierto), ese campo de fútbol interminable (se ha calculado que medía 18 Km, ahí queda eso) y esos partidos de fútbol que duraban más de dos semanas, hacen de esta serie una de las cosas más absurdas que he visto.

Sin embargo todos mis amigos y yo estábamos locos con Oliver y Benji. Cada uno tenía su favorito e incluso las chicas a veces nos enamorábamos de alguno de ellos… Increíble, ¿verdad?

Candy Candy

Candy-Candy

Si te gusta el drama esta es tu serie.

Una niña que es abandonada de bebé en la nieve y cuando está a punto de morir congelada es rescatada para ser llevada a un hogar para niños huérfanos.

Allí vive con su amiga Annie que también fue abandonada de bebé.

A los 10 años, una familia quiere adoptar a Candy pero esta se niega porque no quiere separarse de su amiga y entonces deciden adoptar a Annie (¡toma ya!) y se queda sola y desamparada en el orfanato sin recibir cartas ni noticias de su amiga adoptada.

Esta serie nunca me enganchó porque incluso de niña me parecía que el drama y la cursilería era excesivo, pero ahora de adulta directamente me parece insoportable (no me matéis candymaníacas :P)

Heidy

heidi

¿Quien no conoce la canción de “Abuelito dime tú”?

La serie en realidad se trata de la adaptación de la novela Heidi de la suiza Johanna Spyri que cuenta la historia de una huerfanita que se va a vivir con su abuelo a Los Alpes y allí conoce a Pedro, quien se convierte en su amigo y compañero de aventuras.

En principio la historia no está mal, pero la serie de dibujos vista en la actualidad me parece un aburrimiento porque en realidad ¡no pasa prácticamente nada! Solo tenemos a Heidi, enamorada de la vida en la naturaleza, jugando con Pedro y contenta con su abuelo… Un tostón vamos.

Y ahora te toca el turno a ti ¿Qué dibujos te encantaban cuando eras pequeño y ahora te horrorizan?

Comparte
Artículo anteriorAdicción al móvil, desafección a la piel
Artículo siguienteVida en Ciudad vs vida en Pueblo

Soy Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y mamá de dos niñas. Escribo sobre maternidad, crianza y lactancia en mi blog Maternidad Continuum y soy Co-Directora de EDULACTA que forma expertas en lactancia materna.
Soy una persona muy positiva, tengo intereses muy diversos y también soy un poco friki, así que aquí voy a permitirme el lujo de escribir de “otras cosas” que también me interesan ;)

16 COMENTARIOS

  1. Jajajajaa!! De estas series solo llegué a ver Oliver y Benji, por mi hermano (8años mayor) pero de mi época lo piensos digo, que cosa mas mala!! Como las de doraemon, que para mas inri sigue en antena creo, SailorMoon, encontré los primeros capítulos en YouTube y no fui capaz de acabar de ver ni el primero, y ya el colmo, una serie que se llamaba La Familia Crece, que eran dos parejas amiguísimos con dos hijos adolescentes, un chico unos y los otros una chica, que se hacían novietes… Bueno, recuerdo que salía del cole corriendo para ir q casa a verla, la ponían en La2 y se acababa y la volvían a poner y yo la volvía a ver! Jajajajaja
    Besos!

  2. La Abeja Maya la han modernizado y tuneado, ahora los dibujos son más bonitos y los colores también, pero me revienta que Maya ha pasado de ser rechonchita a estar medio anoréxica.

    En general opino igual, vaya rollo los dibujos que veíamos de pequeñas, pero creo que es porque ya tenemos otra edad. Lo que es un hecho es que tener hijos implica tragarse un montón de series y pelis de niños cuando nos gustaría ver cosas de adultos, pero no queda otra, así que mejor tomarlo con humor.

  3. ¡¡Menudos dibujos veíamos!! ¡¡Eran dramones en toda regla!!

    No sé qué les pasaría por la mente a los creadores pero así hemos salido jejeje es broma, las que más he visto han sido Oliver y Benji, la abeja maya que ahora está más moderna y lo veo con mi pochotito!! y Heidi pero tampoco fuí muy fan.

    Estoy contigo que no me gusta ver dibujos o pelis en los que los peques sufran, ya sé que es una peli y es mentira, pero soy muy sensible y me lo creo todo!!!

    Marco no lo soportaba y Candy candy ni lo conocía!!! 😛

    Besazos!!

  4. ¡Ay no! Heidi es una preciosidad. A mí me sigue gustando. Marco sí que es un penoso coñazo y Oliver y Benji, en fin… lo veía porque tenía que compartir la tele con mi hermano, pero ya entonces, eso de que el campo de fútbol estuviese cuesta arriba y que tardasen dos días en llegar a la portería me escamaba. Los que yo veo aburrido ahora son los de Goku (Bola de dragón) y de pequeña sí me gustaban. ¡Los frikis me van a matar!

  5. Yo Candy Candy la vi de refilón. En casa no se veía, pero mi mejor amiga tenía uno de los comics y siempre me quedé con las ganas de saber qué leches le pasaba a la cursi esa.
    Soy de la teoría de que estas cosas las tenemos idealizadas porque eran NUESTRAS cosas, pasa lo mismo con los juguetes de nuestra infancia, que nos creemos que eran mejores y lo que pasaba es que eran nuestros.

  6. A mi me gustaban todas las que dices menos Candy Candy que era incapaz de verla.
    Recuerdo que en el colegio todas las amigas hablaban de esos dibujos y yo estaba perdidisima.
    Me gustaban también Los 3 Mosqueperros, Yaky y Nuka, y no me perdía nunca Barrio Sesamo ni La Bola de Cristal.
    Ayyyyy que tiempos.

  7. Pues de las que comentas creo que solo llegue a ver, La abeja Maya, Heidi y Oliver y Benji… Se nota que el drama no es lo mio! jajajaja… Pero las tres, a día de hoy, son un verdadero tostón!
    Yo me quedo con Fraggel Rock, Dr. Slump o Ranma 1/2, esas me siguen pareciendo igual de divertidas!

  8. Pues a ver, las he visto todas, y todas en su día me gustaron. No las vería ahora, pero porque me gustaría guardar el recuerdo que tengo de ellas.
    Me gustaba mucho Marco. Incluso hoy día me sé la canción de memoría y la canto con mi marido para reírnos.
    Me encantaba Oliver y Benji, esos partidos infinitos. Lo que no me gustaba es que en el cole había un chico que se llamaba Oliver y yo Patricia, así que nos llamaban Oliver y Patty y decían que éramos como los de la serie. Eso sí era un coñazo.
    Candy Candy no me acabó de matar nunca. Aunque mi marido muchas veces la recuerda y le gustaba.
    Heidi era aburrida, para qué negarlo, pero me gustaba verla y ver cuando estaba la Rottenmeier, me recordaba mucho a mi madre.

    También veía la vuelta al mundo en 80 días, y la tenemos en dvd. O Sherlok Holmes, Dragones y Mazmorras. Jakie y Nuca, Bunner y Flapy, Los fraggel Rock, Los diminutos, D’artacan y los tres mosqueperros, la abeja maya, Lupin, y es que ahora mismo no me acuerdo de más, pero veía casi todos y casi todos me encantaban. Y aún me encantan, incluso hay algunos que estoy buscando como loca, para que la peque quiera verlos algún día, porque eran dibujos con mensajes buenos que ayudaron a nuestra generación. Y lo prefiero antes que algunos que veo hoy día y me horripilan.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre