La frustración y la maternidad

3

Frustración:

  • Imposibilidad de satisfacer una necesidad o un deseo
  • Sentimiento de tristeza, decepción y desilusión que esta imposibilidad provoca.

Creo que nunca me había sentido frustrada hasta que en el primer embarazo me dijeron que hiciera reposo. Ahí empezó todo.

frustracion-maternidad

Tu cuerpo te pide una cosa pero tu mente quiere otra, y te enfadas, no puedes hacer otra cosa que descansar, no hacer nada, aburrirte incluso, pero por dentro ardes de ganas de hacer cosas, ir a trabajar, salir de paseo, limpiar la casa, lo que sea.

Llega el parto, y muchas veces no es como lo esperas, profesionales poco profesionales, practicas sanitarias que no se recomiendan… Y comienza la lactancia. Esa que tú quieres lograr, que has leído sobre ella y aunque puede que no sea fácil siempre es posible. Pero rodeada de sanitarios nadie te ayuda, te sientes fatal por no saber darle teta, o cambiar bien un pañal.

Llegas a casa y os empezais a conocer, días mejores, días peores, pero empezando un nuevo camino juntos como familia.

Y llega el día que vuelves a trabajar, frustrada, por no poder mantener tu vida muchas veces sin esos ingresos que te hacen separarte de tu bebé. Tu tiempo libre, muchas veces escaso, dedicado a tu familia, a tu bebé, olvidándote de ti casi siempre.

Necesitas tiempo para ti, jolín, solo para hacer pis tranquila o ¡¡mirarte al espejo 10 segundos!! Y te frustras por no poder conseguirlo. No pedimos ir a la luna, solo poder ducharme cuando quiera, tener tiempo sin hijos que no sea para cosas de ellos (ir a buscarlos, hacerles la comida o poner lavadoras), tiempo para leer un libro, pintar un dibujo completo de ese libro tan cuqui que te compraste o escribir un post sobre lo frustrada que estás.

Porque además el mundo no te lo pone fácil. Murphy te vigila, y está ahí para fastidiarte.

  • ¿Quieres durante la siesta de tus hijos recoger la casa leer esa novela que te regalaron? Justo suena el teléfono a los diez minutos de la siesta y termina ahí.
  • ¿Quieres pasar las fotos de Halloween al PC  (las de Navidad igual en junio tienes tiempo)? Pues el PC se cuelga, no encuentras el cable, justo el bebé llora y quiere golpear tu teclado…
  • ¿Quieres hacer un bizcocho (necesito algo con lo que comer chocolate)? La máquina se estropea, tu marido se ha comido el último yogur…

Y esta frustración, ¿de dónde viene? ¿De nuestras expectativas? ¿De lo que el mundo espera de nosotras?

frustracion-maternidad1

¡Que le den al mundo! Nuestras expectativas siempre están ahí, nuestro objetivo a alcanzar, que hay que bajarlas, pues no. Yo prefiero tener unas expectativas claras aunque difíciles, marcarme objetivos pequeños a corto plazo para ver que vamos dando pasos hacia delante.

¿Queréis un ejemplo? Quiero poder ver crecer a mis hijos sin que pasen la mayor parte del día en la escuela, pero quiero seguir con mi trabajo y mantener mi vida adulta, con mi pareja y mis amigos. Pues como pequeños objetivos me he marcado: estar de excedencia, empezar a hacer ejercicio, tener tiempo propio para ducharme, intentar salir con adultos sin niños una vez a la semana (aunque sea solo en pareja)… Algunos los he conseguido, estoy trabajando en otros y me voy marcando unos nuevos conforme alcanzo otros.

Aún con organización, hay días que todo falla y llega la frustración, el enfado conmigo misma, el no poder conseguir una pequeña meta y, como decía, desde que entré en el mundo de la maternidad me he encontrado con más situaciones frustrantes que nunca, ¿Os pasa?

Imágenes: Pixabay

Comparte
Artículo anteriorLas ventajas de ser la gorda del gimnasio
Artículo siguientePlanifica tu día a día sin morir en el intento

Soy Lydia, madre desde 2013 y que ha vuelto a ser madre en 2015, ya soy del club de las “Bimadres ” . Estoy cada día más inmersa en el mundo 2.0 tras comenzar un blog con la maternidad, Padres en Pañales, en el que hablo de todo un poco, me gusta compartir experiencias y aprender de las de los demás. Soy bailonga por naturaleza, optimista y charlatana. Espero aportar diversión, buen humor y ¡alegría!

3 COMENTARIOS

  1. Hola!! De soltera, me sentía frustrada por no haber pasado la universidad y tuve que entrar a trabajar. Ahora de casada me siento peor ya sin motivación. Soy mamá de dos pequeños, de igual manera. Mi esposo pone mucho énfasis a mis errores junto con mi suegra acerca de lo que debo hacer con los niños. Todos los días es lo mismo. Nunca salgo a pasear por diversion . ya mis amigas no me hablan. Mi familia ya hay distancia, por no llevar a mis hijos a que los visite. A veces siento, que todo seria mejor para los demás que yo no existiera. Gracias, por leer.

  2. Soy profesional , pero quería hacer mi especialización, pagar deudas , darme los gustos que no pude darme mientras me pague la carrera. A año quedé en embarazo. Ahora de ser una persona totalmente activa , pasé a ser una totalmente entregada a las funciones del hogar. El niño no me es tiempo de nada. Me siento agotada. A veces me siento tan deprimida que me pregunto si ser madre fue una buena opción. Mi esposo no me comprende y dice que le pies a Dios paciencia y anda molesto porque dice que yo no soy feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre