La logística de madre o la cordura

34

Me estreno con una confesión: en un pasado no muy lejano, yo era de las de “oh dear, soy feliz en mi desorden ordenado”. Vamos, que era una vaga de manual para los quehaceres domésticos. Antes de tener hijos, mi marido y yo éramos capaces de pasar cuatro horas tumbados en el sofá viendo Lost, deglutiendo un capítulo detrás de otro. Llamábamos al chino para la cena y dejábamos los cuatro platos que habíamos usado sin fregar. Al día siguiente, ahí se quedaban los restos del  desayuno, así como el pijama tirado por cualquier rincón. Y por supuesto nos íbamos a trabajar dejando las camas sin hacer, ¡qué desvergüenza! Pero en fin, nosotros éramos felices en nuestro caos cósmico.

El tema se complicó el día que decidimos adentrarnos en la maternidad/paternidad. Y se torció del todo el día en que nos volvimos prolijos en esto de procrear. El desorden en una casa con dos personas es asumible pero en una casa con cinco, tres de ellos menores, no es buena idea. ¡Creedme! (tono súplica required).

No os voy a decir que me he convertido en una neurótica del orden porque para eso tendría que haberme reseteado por completo, pero es cierto que con la práctica y sobre todo el “ensayo-error”, he decidido que uno de mis axiomas de (tri)madre es el de mantener cierta “logística” familiar para que el día a día resulte menos estresante y caótico. A esto le llamo “la logística o la cordura”.

Como estoy de un dadivoso brutal, os voy a contar en qué consiste tal logística de mínimos:

–  El Dogma previo. No te vayas de casa sin hacer las camas. Si las dejas sin hacer, se invalida todo el esfuerzo previo por mantener el orden, al menos visualmente. Adelanta unos pocos minutos el despertador, verás que merece la pena.

Orden. Significa que cada cosa debe tener un lugar predeterminado. Puede parecer de perogrullo, pero esta regla es fundamental. Si tu casa ahora mismo es un caos, estudia qué necesitas en cada estancia para mantener el orden (cajas, fundas, separadores, rotuladores, etiquetas…), haz acopio de los materiales necesarios y dedica un día a la semana a organizar armarios y cajones de cada habitación hasta que termines. Las pertenencias de los peques deben ser ordenadas en su presencia y si es posible por edad, con su colaboración. De paso, les explicamos que ese orden es el que hay que mantener día a día.

Aquí podéis ver las braguitas de la Barbie perfectamente ordenadas
Aquí podéis ver las braguitas de la Barbie perfectamente ordenadas

Responsabilidad. Fiel a mi devoción por la filosofía montessoriana, el juego libre en mi casa es una imposición 😉 Los niños tiene libertad para jugar con casi todo (salvando ciertos límites razonables como cuchillos o medicinas) Por supuesto, tienen que saber que una vez se ha terminado de jugar, cada cosa debe volver a su lugar antes de pasar a la siguiente actividad, ya sea cenar o prepararse para salir a la calle. Esta idea está relacionada con la anterior. Si la casa es un totum revolutum, ¿cómo podemos pedir a los niños que ordenen? Es probable que no sepan ni por dónde empezar…

Autonomía. Es importante que dejemos a los peques que aprendan a hacer las cosas por sí mismos. Cuanto antes aprendan a vestirse solos, a cepillarse los dientes o a peinarse, más fácil va a ser para nosotros las rutinas del día a día. Pero lo más importante es que ellos se sienten mejor y más motivados. Lo suyo es “practicar” cuando estamos relajados (por ejemplo, quitarse la ropa de calle y ponerse el pijama) para no “contaminar” su aprendizaje con nuestras prisas. Todos sabemos lo estresante que es ir justos de tiempo y que el pequeño decida que quiere hacer toooooodas las cosas “él solo”. Para hacerse el harakiri, vamos. Mejor si ensayamos sin agobios.

Delegar. En un mundo perfecto, los platos se friegan o meten en el lavavajillas después de cada comida. En cuanto sea posible, enseñamos a los peques a que hagan lo propio con los vasos que utilizan para beber agua entre horas o su plato de la merienda, y así con el resto de tareas. A medida que van creciendo, debemos ir aumentando sus responsabilidades en el hogar más allá de SUS cosas: regar las plantas, limpiar la vitrocerámica, tender la ropa, cambiar el agua a los peces, poner la mesa, etc.

¡Lo mejor de todo es que les hace ilusión que confiemos en ellos!

dancing animated GIF
Niño motivado

Anticipar. Justo antes de cenar, dejamos preparado lo que vamos a necesitar a la mañana siguiente ENTRE TODOS: mochilas, comida, ropa lista, muda, zapatos limpios… Si van a tomar fruta o galletas como almuerzo, ya lo dejamos listo y con nombre. Si van a llevar un bocata, es ideal aseguararse de tener lo necesario a la vista. En nuestro caso, mientras yo les acuesto y leo cuentos, mi marido suele “parchear” la casa para organizar lo que se haya quedado fuera de lugar. Cada uno en su casa debe buscar quién y cuándo, pero la idea es irse a la cama con la casa en orden para empezar el día con el pie derecho.

Dogma, orden, responsabilidad, autonomía, delegar, anticipar. Como veis, de la fusión de las seis reglas surge la palabra DORADA. ¡Memotecnia al poder! Soy la bomba.

Ahora mismo sé que me odiais y piensais; ¿pero cómo lo hace ésta tía? Os he contado que son mis axiomas, pero ¿he dicho que consiga cumplirlosa a rajatabla?, XD

34 COMENTARIOS

    • Totalmente, ésa es la clave. La maternidad nos enseña estas cosas, ríete tú de los que se van a la isla a aprender superviviencia! No hay mejor entrenamiento para esto de la logística que lidiar con una casa en la que viven dos o más miniseres!! Eso sí que es un desafío!!
      Gracias por la visita.
      Un abrazo

  1. Si tú has conseguido reconvertirte todavía tengo esperanza. Dos hijas después yo sigo siendo una vaga de manual. Mira que tengo poco espíritu de ama de casa, ayomá

    • Jajajaja, a ver que te ha quedado un poco raro eso de “si tú lo has conseguido, todavía hay esperanza!” ¿Qué quieres decir, eh? Confiesa!!! XD
      Mi espíritu de ama de casa es como el de la golosina, insignificante, créeme. Pero esto de la logística es mera supervivencia. Si no quiero morir joven, tengo que prever, ordenar y relajar 🙂
      Un abrazo!

    • Jajajajja, ánimo Pilar, que tú has escrito un libro!! Esto está chupado para ti!
      En serio, mi vida es mucho más fácil desde que intentamos organizarnos un poco. No es amor por el orden sino mera supervivencia!!!
      Gracias por tu visita
      Un abrazo!

    • No es que no me importe, es que he escrito el post precisamente con ese ánimo, el de ayudaros a acortar el camino que transitamos todos desde el caos hasta el orden relativo, necesario cuando hay pitufitos en casa.
      Un besazo!

  2. Son consejos muy sensatos, aunque a mi a veces me cuesta ponerlos en práctica. Sobre todo lo de dejar todo listo la noche anterior va genial (cuando me acuerdo).
    Ah y aunque te parezca tonto, eso de DORADA no se me olvidará, porque justo estaba leyendo una receta de dorada a la sal! 😉

    • Anda, y a mí!!! Jajajaja. Que mis genes tiran de mí al desorden cosa fina, pero se impone un poco de logística o la casa se me va a pique.
      Lo de “DORADA”, sin comentarios. Dejémoslo en que soy una hacha XD
      Un abrazo y gracias enormes por tu visita!!!!

  3. Ese dogma previo me ha llegado al alma. Eso de marcharme de casa con la cama sin hacer no entra en mi cabeza, aunque tenga el resto en perfecto orden. Bastará que la arregle por encima, y estire la colcha de cualquier manera, ya vendrá el fin de semana y se aireará (bueno o no, según se levante uno). El resto de consejillos los apunto en mi agenda wonderful. Besos

  4. Ay por favor que me da algo que el primer párrafo eramos tal cual tal cual mi chico y yo jajajaja (además Lost nuestra primera serie juntos)…. Y qué razon que con criaturas (en mi caso nuestro Alex y el negocio) en casa así no se puede seguir!! Estamos en proceso cambio, cumpliendo ya algún axioma de los tuyos y otros me los apunto para empezar a ponerlos en práctica YA, así que MIL GRACIAS por la ayuda!!

    • Jajajajajjaa Ana, yo creo que somos pocos los que lo verbalizamos, pero muchos los que vivimos en el caos cósmico desde que nos emancipamos hasta que empezamos a reproducirnos, XD
      Gracias a ti por la lectura y el comentario!
      Un abrazo

  5. Muy acertada!! No sabes cuanta razón tienes y el bonito ejemplo tras la propia experiencia que nos brindas a las futuras mamis.. Jeje!! Seguiré todos tus consejos!!

  6. Muy bueno tu artículo. Un mínimo de orden hace la vida más fácil. Un truco para los bocadillos de los niňos (y de los padres): en el fin de semana, con tiempo, compra pan y embutido. Haz bocadillos y los congelas, envueltos en una servilleta y papel film o aluminio. Los sacas cuando te levantes y los echas a las mochilas y están como recién hechos, con el pan crujiente, a la hora del almuerzo. Quita mucho trabajo. Un abrazo!

  7. Dogma, orden, responsabilidad, autonomía, delegar, anticipar. DORADA.
    Me ha encantado, genial entrada y muy muy práctica. La imprimiré para dársela a las futuras madres. Gracias!!!

  8. jo es que con 3 o te organizas bien o tiene que ser el caos si yo tengo el caos con una!!! Supongo que conforme crecen también es más fácil organizarte con ellos, yo de momento he conseguido que me ayude con las lavadoras, vaciar el lavavajillas, tirar el pañal a la basura…que no está mal!!

    • Tal cual Lydia, si no haces por organizarte, la casa se convierte en un caos en cuanto te das la vuelta!!! Ya verás como tu peque dentro de nada te ayuda a muchas cosas!! ^^
      Besos!

    • Jajajaja, muchas gracias!! Ay, con ese nombre que tienes, me dan pocas ganas de organizar, eh?? Ains, necesito una juerga nocturna ya!!
      Besazos

  9. Pues yo igualito, igualito… pero con “24 Hours” en lugar de “Lost” y “pescaílla” en lugar de “dorada”. Cuando sea mayor prometo ser más organizada pero déjame disfrutar un poquito más de mi juventud!! 😉

    • Jajajja, dale, dale, disfruta, que tú te lo puedes permitir! Como los germanos son cuadriculados, seguro que el padre de las criaturas tiene la casa como un clavel! 😛
      Un abrazo y gracias por visitarme en esta nueva morada!

  10. Soy madre novata y también ex-desordenada. Estoy introduciéndome en esto del Montessori y, por supuesto, aprovecharé tus consejos. Lo que más me ha ayudado a organizarme en casa ha sido descubrir en youtube el canal de Alejandratv, de verdad que me ha cambiado la vida!

  11. […] Lost me marcó  porque fue mi “primera vez” como colgada serieadicta, pero he de reconocer que la forma en que los guionistas pusieron fin a seis años de emoción e intriga, me dejó dolor de barriga y… un cabreo de tres pares de narices. En la última temporada, los famosos flashbacks y flashfowards típicos de la serie fueron sustituidos por unos qué-sé-yo-cómo-llamarlos que se situaban en una realidad paralela donde todos los muertos a lo largo de la serie se reunían y celebraban su funeral, ahí con dos pares. […]

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre