Qué esconde el furor por las LOL Surprise

1

Después de más de año y medio en el top ten de los juguetes infantiles, de dos campañas de Navidad pegando fuerte y de haberse colado en prácticamente todos los hogares en los que viva una niña menor de diez años -no es sexismo, sino la pura realidad-, las LOL Surprise siguen pegando fuerte. A la serie original de muñecas le han seguido varias «familias» paralelas y ahora lo que empieza a invadirnos es una oleada de merchandising que va camino de prolongar la vida de este fenómeno viral. Pero, ¿qué son las LOL Surprise? ¿A qué se debe su éxito?

Stand de las lol Suprise

Las LOL Surprise son unas pequeñas muñecas, de apenas 4,5 centímetros con las que la firma de juguetes MGA Entertainmet ha dado un auténtico pelotazo. La multinacional juguetera acumula a sus espaldas numerosos éxitos de venta, pero ninguno como este, pues se trata de un fenómeno que ha traspasado fronteras y que ha causado furor en prácticamente todos los países en los que se ha comercializado.

Algo que, a simple vista, parece difícil de entender, porque no se trata de una muñeca articulada con la que sea fácil desarrollar un juego figurativo, ni cuenta (o más bien contaba, porque ya han lanzado una casa) con material complementario para ampliar el juego... La LOL Surprise son en sí mismas, una apuesta bastante simple: Una pequeña miniatura de plástico con algún que otro complemento y poco más.

¿Dónde radica entonces su éxito? Pues en saber explotar punteras estrategias de márketing para envolver un producto de lo más básico. Y no hablamos precisamente de marketing convencional, ¿o acaso habéis visto algún anuncio televisivo de las LOL Surprise? Para nada, lo que ha funcionado con ellas es, sin duda, el boca a boca y, sobre todo, una plataforma de difusión casi ilimitada como es You Tube, en la que podemos encontrar miles de vídeos.

Dice el CEO de la firma, Isaac Larian, que las LOL Surprisen han nacido para protagonizar «unboxing» o lo que viene siendo uno de esos vídeos en los que se graba cómo se desempaqueta algo -un regalo, material promocional…- y se sube a la red. Y es ahí donde radica la magia de estas muñecas, no en la figura en sí, si no en el envoltorio, en todo lo que las rodea.

Acertadísima me parece esa comparación que he escuchado con un Huevo Kinder de última generación, porque en él se conjugan a la perfección buenas dosis de azar, sorpresa y también de coleccionismo.

Las LOL Surprise se presentan en una bola redonda de la que el comprador desconoce su contenido. Nadie sabe qué figura hay dentro, de ahí que ese juego de azar, para comprobar si la pieza está repetida o no, sea ya un primer atractivo. Pero es que desempaquetarlas es en sí mismo todo un ritual. Tienen siete capas y en cada una de ellas el niño va descubriendo un elemento nuevo: primero un mensaje secreto para saber a qué club pertenece la muñeca que le ha tocado, después unas pegatinas de colección, a continuación un biberón, sigue por los zapatos, la ropa, un accesorio sorpresa y, para concluir, en el climax de esa tensión que va «in crescendo», desempaqueta la muñeca, en el corazón de nuestra moderna cebolla.

Hay que reconocer que su packaging es puro deleite para los más pequeños. Una LOL Surprise es un producto material, pero también una experiencia, unos minutos de emoción garantizada al no tan módico precio de 15 euros la unidad simple. Un gancho sin igual sabiamente combinado con otros elementos ya conocidos de venta y que alientan ese afán por conseguir más y más figuras.

La saga original, la serie 1, constaba de 45 versiones agrupadas en familias (Glitterati, Opposites, Spirit Glee, Theater, Athletic, Dance…). Después llegó la segunda generación, las Sister, hermanas pequeñas cuyos complementos cambiaban de color al contacto con el agua fría. A ello se sumaron después las mascotas (la serie Pet) o las Surprise Confetti, las LOL Pearl, o las Big Surprise, con 60 sorpresas, o las que vienen sumergidas en slime. Como os podéis imaginar, más sorpresas, más euros. Si una muñeca básica la podemos encontrar como os decía antes por 15 euros, la bola gigante supera los 100. Para que os hagáis una idea de lo que hablo: el Pop Up Store Playset (80 euracos), o lo que viene siendo una especie de maletín para exponer las muñecas y trasladarlas de un lugar a otro cuenta con una muñeca exclusiva como reclamo extra y se publicita en Amazon como «una experiencia unboxing inolvidable».

Entre medias, una amplia gama de merchandising: tazas, cómics, diarios, bolígrafos, sets de manualidades y, más recientemente, los cromos y las trading cards detrás de los cuales, como no podía ser de otra forma, está Panini. El mundo cromos, del que ya os hablamos alguna otra vez, es la última vuelta de tuerca que tiene revolucionados los patios de los colegios de media España. Y, de nuevo, más de lo mismo: sorpresa, azar y productos exclusivos, porque si entre los cromos hay varios a los que es necesario aplicarles calor con la mano para que aparezca la muñeca -¡quién no querría tener de niño un cromo así!-, en el álbum de tarjetas se reservan huecos para material sorpresa. Mátame camión.

A poco que buceéis por la red os daréis cuenta que hay dos tipos de compradores de LOL Surprise: las niñas comunes que todos tenemos en nuestra casa y que tienen un número asumible de unidades; y después está otro público, de mayor edad, verdaderos fanáticos y coleccionistas y que se dejan un dineral en adquirir infinidad de muñecas.

Seré sincera. Todo lo que rodea a las LOL Surprise me parece un timo. Por su precio, por su tamaño -aunque a veces agradeces que no ocupen demasiado-… Pero he de reconocer que la mañana de Navidad en esta casa se vivieron momentos de gran emoción comprobando como, efectivamente, dentro de la bomba de baño que incluía la LOL Pearl había una muñeca. Así que es lo que toca. Y ahora os dejo, que vamos a ver cuantos cromos nos han salido «repes» en los sobres que nos ha comprado la abuela.

1 COMENTARIO

  1. En casa también algunas LOL de las narices. Y en todas las casas de niñas de esa edad que conozco. Yo no entiendo tanto éxito, la verdad… Pero anuncios en la tele sí he visto, conste.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.