GLOW, la lucha libre femenina en Netflix

1

¿Eres un fanático de Netflix? Yo os reconoceré que me encanta esta plataforma y veo muchísimas cosas ahí ¡y es que es tan cómodo! El verano es la época por excelencia en la que todos los seriéfilos nos ponemos al día y si andáis en busca de series a las que engancharos os recomiendo sin duda GLOW, que está en la oferta de la plataforma desde finales de junio.

Glow, la lucha libre femenina en Netflix

¿Y qué es GLOW?

Pues es un juego de palabras. Por un lado glow en inglés quiere decir literalmente brillo, resplandor pero además como dice el director del show Sam Sylvia (Marc Maron) GLOW son las siglas de Gorgeous Ladies of Wrestling. O sea, las increíbles damas de la lucha libre, traducido al español.

Glow, la lucha libre femenina en Netflix

Bueno tú lo flipas ¿lucha libre femenina?

Sí, eso mismo pensé yo. No me interesa absolutamente nada la lucha libre. Recuerdo haber visto algo en la primigenia tetatelecinco con Hulk Hogan y compañía haciendo un espectáculo en el ring. En mi cabeza la lucha libre es una pantomima sin demasiado sentido que nunca entendí ni me interesó. Esos disfraces. Esas peleas falsas. Ese ambiente. No le veía yo el aquel por ningún lado y lo cierto es que traté de olvidarla rápidamente. Pero sí, la serie está ambientada en el mundo de la lucha libre y a pesar de todo es interesante. Muy interesante. Dramáticamente divertida.

No sabría deciros si es un drama o comedia. El fondo de lo que cuenta es dramático sin duda: historias complicadas, mujeres con pasados difíciles y demás que así, a priori no se prestarían para la risa. Pero lo cierto es que la serie funciona como un dramedia, esa palabreja que se han inventado recientemente para estas cosas que no son ni lo uno ni lo otro. Es un producto que ves con una sonrisa en la boca porque pese a todo las situaciones no dejan de ser risibles. No es una serie de carcajada, pero en el fondo te deja un buen regusto.

Glow, la lucha libre femenina en Netflix 04

¿Y de qué va?

La serie está basada en una serie de televisión real que estuvo en antena en Estados Unidos entre 1986 y 1990. Las chicas de GLOW peleaban entre sí en cada episodio en varios combates específicamente desarrollados para televisión. Todo nació de la mente de Sam Sylvia (Marc Maron), un director que está empeñado en sacar el show adelante con la complicidad de su productor Bash (Chris Lowell), un enamorado de la lucha libre.

Pero para eso tienen que seleccionar a las mujeres que formarán parte del elenco de GLOW teniendo en cuenta el pequeño detalle de que ninguna de ellas tiene experiencia real peleando. La serie tiene al personaje de Ruth Wilder (Alison Brie, a quien conoceréis de la serie Community) como hilo conductor, aunque es una serie en el fondo bastante coral. Ella interpreta a una actriz sin demasiada suerte que acaba casi de carambola en la lucha libre pero lo ve como una manera de escapar de sus problemas económicos y se entrega con entusiasmo. A pesar de que Sam Sylvia en principio no la traga demasiado acaban teniendo una camaradería (sin componente sexual) muy interesante.

Glow, la lucha libre femenina en Netflix

Una serie muy femenina

Me ha encantado Glow y espero con ansia su segunda temporada. Me gusta de ella que es una serie femenina: habla de historias de mujeres, interesantes y que se salen del chico-conoce-chica habitual. Es una serie que supera el test de Bechdel ampliamente. Sólo dos de sus personajes son masculinos y se habla constantemente de cosas que no tienen que ver con los chicos. Sí que hay alguna trama que involucra a los hombres, pero no es ni de lejos lo más importante.

GLOW creepy but i like it

Me gusta muchísimo que es una serie en la que las mujeres no responden a estereotipos. Se nota que está detrás el equipo de Orange is the new black (otra serie que me encanta) porque como en esta otra serie en el reparto hay mujeres de todo tipo: altas, bajas, gordas, delgadas, negras, raritas, musulmanas… Lo más divertido es que GLOW, el show original sí que tiraba de estereotipos y aquí se ríen de esto. Por ejemplo, la chica musulmana es científica en la realidad y una persona muy inteligente pero decidieron que tenía que responder al estereotipo de la terrorista. ¡Qué cosas!.

El cómo se llegó a elegir estos personajes arquetípicos, así como la trama de los combates es una de las cosas que cuentan y es bastante interesante de hecho conocer las tripas de este espectáculo. A mí los combates en sí no me interesan nada, pero es muy divertido ver cómo se coreografían, todo el trabajo que había detrás y las relaciones de un grupo de mujeres que estuvieron preparando y ensayando todo hasta convertirse en un grupo homogéneo.

Sí, ya sé, no hay fans de la lucha libre por aquí, pero en serio dadle una oportunidad a GLOW porque merece la pena muchísimo. ¡Bienvenidos a los años 80!

GLOW
Fotos: Netflix

Comparte
Artículo anteriorEl reto de la Ballena Rosa
Artículo siguienteEmpezar en Youtube ¿Cómo hacerlo?

Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre