Mujeres en los videojuegos, las hay

0

Mujeres en los videojuegos las hay, pero pasa como con las meigas, que lo que cuesta es encontrarlas porque son menos de las que deberían ser, porque lo tienen mucho más difícil que ellos y porque casi no protagonizan videojuegos.

mujeres en los videojuegos

A veces la ficción del juego se parece en extremo a la realidad más machista y misógina. Sí hoy sacamos los mandos y no vamos de campers, hoy jugamos nosotras.

La noticia de Geguri, la primera mujer jugadora profesional de Overwatch fue la que me erizó la piel del cuello, como a los gatos sí.

Que no solo se tiene que enfrentar a las partidas de Overwatch que resulta que ella se tiene que enfrentar al machismo más rancio que campa a sus anchas por los torneos. Triste, muy triste.

Ella es la mejor Zarya del mundo (uno de los personajes de Overwatch) y cuando lo mostró en un torneo al incorporarse a los Shanghai Dragons, resulta que no gustó y tuvo que demostrar que no estaba haciendo trampas.

Ella tuvo que demostrar su inocencia (jugando partidas que se grababan por una cámara durante más de una hora) cuando lo lógico en cualquier juicio es que quien acuse demuestre la culpabilidad del acusado. Aquí no, aquí hablamos de una mujer y la cosa cambia y mucho.

Falocracia

Mujeres en los videojuegos

Sí, porque esto al final va a ser eso para algunos, que si no tienes pene vales menos o no puedes ser un prodigio jugando al Overwatch y tener una ratio de victorias por encima del 80%, por ejemplo.

Geguri ha llegado a recibir amenazas de muerte cuando demostró su inocencia ¿por qué? No lo sé, se me escapa cualquier motivo racional al respecto.

Es la primera persona que pide disculpas públicamente por su aspecto en sus redes sociales. Algunos jugadores masculinos no es que sean Adonis precisamente pero nunca se han sentido presionados como para pedir disculpas por ser como son, ella sí.

A ella se le insulta, se le critica su aspecto físico, su femineidad, su corte de pelo, su estilo vistiendo.

A ella se le intenta dinamitar su confianza porque es buena, es muy buena en lo que hace y algunos eso no lo terminan de entender.

¿Qué demonios hace una  mujer en un territorio masculino? Y no digo jugando, digo ganando, que ahí es donde parece que reside el problema.

Porque según los datos el 48% de los consumidores de videojuegos resulta que son mujeres, frente al 52% que son hombres. Vamos que las cifras están muy igualadas y sin embargo algunos de esos hombres tienen la sensación de que es su espacio, que es su entorno, solo de ellos.

Las chicas ganan

Mujeres en los videojuegos

Y pierden igual que los chicos, lo que es evidente es que las chicas juegan muchas y mucho, pero sin embargo no las vemos ni en los grandes torneos, como hablábamos antes, ni en los personajes protagonistas, y no tiene ningún sentido.

Solo un 22% de las desarrolladoras de la industria del videojuego son mujeres, volvemos a la brecha femenina más que evidente que existe en ciencia y tecnología.

Los videojuegos protagonizados por mujeres deberían ser mucho más frecuentes. Primero, porque son muchas las mujeres que juegan; y segundo, porque los videojuegos no dejan de socializar a una parte muy importante de nuestra sociedad y es imprescindible que se acabe ya con la desigualdad de género. Para siempre y cuanto antes.

Una investigación desarrollada por científicos de Estados Unidos y Francia, en la que encuestaron a 13.000 adolescentes de entre 11 y 19 años, puso en relación directa las horas que se dedicaban a videojuegos con un aumento del sexismo sobre todo entre los más jóvenes.

Juegan prácticamente igual ellos que ellas y, sin embargo, como decíamos antes, son escasas las mujeres que se dedican a programar videojuegos y aún más escasas las que se dedican profesionalmente a jugar entre los mejores.

Entre los 10 personajes de videojuegos de más tirón de la historia solo reconocemos a una: Lara Croft, de 2008 a 2013. Por lo demás, solo encontrareis un 12% de personajes femeninos en los videojuegos con los que identificaros y esto lo saben las mujeres que se dedican al doblaje de videojuegos.

No hay prácticamente personajes femeninos a los que doblar. Da igual el ángulo desde el que lo miremos, el sector de los videojuegos es otro más en el que las mujeres tenemos que ir abriéndonos paso a golpe de mando, de ratón y de código.

No es fácil, nos costará, será lento pero no vamos a ceder en esto tampoco, porque lo que es evidente es que “los sacrificios los decides tú, las pérdidas las deciden por ti” y en este juego no vamos a perdernos.

Fotos: Pixabay | Cartel película “Ready player one”