Una profesión surrealista que me encantaría tener

0

Profesión surrealista,  ¿qué es eso? ¿nos hemos vuelto locos? La actualidad manda, y es que cada vez hay más profesiones surrealistas. Sólo hay que ver los programas de televisión de las cadenas americanas para darnos cuenta que no eres nadie, si no has tenido en casa un amaestrador de perros,o un decorador que te crea un apartamento para alquilar dentro de tu casa. Hablando en serio, incluso en los informes de las páginas de empleo, las profesiones más buscadas son las relacionadas con la tecnología.

Así que nada como pensar qué profesión surrealista te gustaría tener.

Montador de Lego (Sara)

profesión surrealista

He estado en dos tiendas de Lego en mi vida, la de Disneyland París y la de Leicester Square en Londres y las dos veces he pensado lo mismo ¿Pero quién se dedicará a montar todas esas figuras gigantes? Creo que sería un trabajo que me encantaría hacer. Tiene que ser agotador, porque no es lo mismo jugar a Lego que montar figuras descomunales todos los días, pero qué queréis que os diga peor es picar en la mina…

Diseñadora de productos de teletienda (Sonia)

profesión surrealista
Inventora de teletienda (Shutterstock)

No sé si servirían de algo pero y ¡y las risas que te tienes que pasar! Pensando todo el día como hacer esos anteojos que te quitan las arrugas, esos extensores de pene, esas batamanta que te quitan el sentido. Vamos que me parece de lo más divertido. Funcionar no sé si funcionarán pero ¿a quién le importa?

Probadora de colchones (María Jardón)

profesión surrealista
Probadora de colchones (Shutterstock)

La verdad es que no es una profesión que me gustaría tener a mí porque lo de dormir más bien me gusta poco, pero tenía un amigo que cuando estudiábamos siempre decía que de mayor quería ser probador de colchones y siempre me hizo gracia y me pareció una profesión surrealista. ¿Te imaginas dedicarte todo el día a ir de siesta en siesta probando que colchón es el más cómodo? Desde luego, es la profesión ideal para los que les gusta planchar la oreja.

Probador de patatas fritas (María L. Fernández)

profesión surrealista

Soy una superfán de los snacks salados. Me rechiflan todos toditos. Así que imaginaos cómo me quedé el día que descubrí que había personas dedicadas a probar las patatas fritas. Gente que trabajaba para firmas como matutano y cuyo trabajo era precisamente ese: probar las patatas para asegurarse de que seguían el estándar de calidad de la marca.

Público 0 de series de televisión (Pilar)

profesión surrealista

Si no existe deberían crear este trabajo y por supuesto contratarme a mí para él.

Sofá, mantita y una libreta para ir anotando lo que me gusta y lo que no de cada capítulo antes de que lo estrenen y ¡¡qué me pagaran por ello!! Es que de verdad, grandes canales, cadenas y plataformas ¡¡estáis tardando en llamarme, leñe!!

Jurado de programas de Talento (Majo)

profesión surrealista

Lo reconozco: soy adicta a programas de televisión de cualquier tipo, pero los que se basan en los talentos del tipo: Got Talent, Factor X, Masterchef, Maestros de la costura o similares, me encantan, pero si me gusta ver a los concursantes, aún más me gusta ver al Jurado.

Siempre buscan personalidades diferentes, con gustos opuestos y que compensen entre ellos los diferentes comentarios. Sólo hay que ver a Risto Mejide que en comparación con Edurne, parece el “ogro del cuento”. No diréis que no es una profesión surrealista total.