jueves, enero 20, 2022
InicioMujer ActualHaz lo que NO sabes hacer

Haz lo que NO sabes hacer

haz lo que no sabes hacer

Yo tenía un borrador listo. Escrito en mis trayectos de metro en las últimas páginas de una libreta. En la portada de la libreta dice: “Si no existiese el último minuto, nunca se terminaría nada”. Cuando me disponía a pasar mis notas al editor de WordPress, darle una vuelta al texto, editarlo… me he dado cuenta de que NO es eso lo que me apetece contarte.

En realidad, lo que me urge es hablarte del libro que estoy leyendo. Me habló de él la madre de un amigo de mi hijo. Supongo que yo le estaría mandado señales inequívocas de querer largarme a dar la vuelta al mundo en bici porque, de repente, me espeta: «Pues yo tengo un libro de unos que hicieron eso. Se fueron a viajar un año en bici y regresaron en un tuc-tuc 4 años más tarde.» La introducción me pareció fascinante y sí, le pedí que porfa me lo pasase.

Un libro que te dice «haz lo que no sabes hacer»

do what you can't

Unos días más tarde encontré una bolsita en el cajón del ropero de mi hijo. En su interior: el libro con una nota amarilla que lo explicaba todo: “Aquí está. Lo encontré.” El libraco me acompaña en mis trayectos suburbanos. Pesa un porrón. Tiene muchas páginas y la letra pequeña pero, ¡claro!, contiene un mundo y desprende bastante humor. Porque hay que tener humor para empezar el periplo atravesando Islandia y quedándose encallado en una tormenta de nieve y viento…

Acabo de empezarlo, como quien dice, y ya me ha lanzado el primer mensaje potente. Resuena en mi cabeza cual ritmo trance. Los tipos no tenían siquiera una bici en propiedad antes de tomar la decisión de recorrer el mundo sobre dos ruedas pero es que… no saber hacer algo ¡no es razón para no hacerlo! En todo caso, y muy al contrario, es LA RAZÓN más potente de todas.

¿Qué hay mas emocionante y más refrescante que enfrentarse a un reto por primera vez y a lo bestia? Armarte de toda la torpeza y las dudas del mundo y, sin miedo al ridículo ni al fracaso, lanzarte a la acción. Nada te curte más que un par de ostias bien dadas… Pero no de las que te daba un progenitor de los de antaño, sino un par de ostias de esas que te da la vida. De esas que te muestran que perder está al orden del día, que fracasar no es malo… sino deseable, que lo que no te mata te hace fuerte y que… o te sale bien o aprendes. ¡No pierdes nada! Con todos estos pensamientos en mente me topo con…

Un vídeo que te dice «haz lo que no sabes hacer»

De Casey Neistat, que es de lo más motivador:

(Abajo la transcripción del vídeo. ¡Por favor, no dejes de verlo!)

Y dice Casey:

«A todos aquellos que le han dicho alguna vez a alguien con un sueño que «no podía». Este vídeo es para vosotros:
Baja la cabeza. Sigue las reglas. Haz lo que se te dice. No te arriesgues. Espera que llegue tu turno. Pide permiso. Aprende a llegar a acuerdos… ¡Estos consejos son terribles!

Si tuviese que escribir una autobiografía, un libro sobre mi vida, un título que funcionaría perfectamente sería Do what you can´t. Porque esa idea contiene todo lo que he hecho.

Como cuando quise mudarme a Nueva York y mi padre me dijo: «No puedes, ni siquiera tienes dinero». O cuando dije que quería hacer películas: “No puedes, no has estudiado cine”. Quiero tener un show en televisión: «No puedes, Casey, no eres lo suficientemente guapo».

Voy a ir mas lejos: si algo caracteriza a esta generación de creadores de contenido en Youtube es que…

hacemos lo que no sabemos/podemos hacer

«No puedes rodar pelis de acción.» Pero reúnes a tus amigos que hacen parcour, los vistes de personaje de videojuego y les pides que salten unos cuantos edificios y… ¡SÍ PODEMOS! ¿Verdad, Evan?

No puedes tener un programa de debate pero, oye, tienes una cámara en tu ordenador y SÍ PUEDES. Y lo siguiente que sabes es que estás entrevistando ¡al presidente!

«No puedes volar por Nueva York en una alfombra mágica.» Pero agarras tu skateboard y un par de tubos de PVC, llamas a Jesse ¡Y SÍ PUEDES!

Tú no necesitas equipo, no necesitas camiones, ni grúa. No necesitas cámaras super caras. Cuando eres un creador no necesitas a alguien que te diga al oído lo que puedes y lo que no puedes hacer. Lo que puedes o no puedes decir.

Nos llaman Gamers, Influencers, famosos de Internet… pero sabemos algo que ellos no saben: Puedes empezar un vídeo-blog o un canal de maquillaje, puedes viajar por el mundo con un piano tocando en lugares bonitos para la gente que se interesa… Un creador solo necesita su teléfono móvil, una conexión a internet y una buena idea. Una historia que quieras compartir. Algo que necesites decir y el resto… es historia.

Si lo haces bien, esto puedes llegar a ser tu trabajo, hacer amigos en lugares en los que jamás has estado, encuentros, colaboraciones, una vida que se mueve tan rápido que ni siquiera podrás procesar lo que sucede.

Así que, a mis colegas creadores les digo: Seguid creando, seguid trabajando. Y nunca olvidéis que no tenéis que escuchar a nadie porque, en este nuevo mundo nadie tiene ni idea de nada. Los que atacan, lo que dudan… están todos tomando champán en la cubierta del Titanic y ¡nosotros somos el maldito iceberg!»

HAZ LO QUE NO SABES HACER

¿No te entran unas ganas enooooormes de hacer algo que nunca antes te hayas atrevido a hacer?

Haz lo que NO sabes hacer. Ya descubrirás por el camino cómo hacerlo cada día mejor. Esa es la gran aventura.

Imágenes: 1. Cuadernos CEDON, 2. Pixabay.

Nuria Puighttps://nurananu.wordpress.com/
Mi nombre es Nuria pero, donde vivo, tienden a llamarme Julia. He tirado la toalla y, si me llamas Julia, también me giraré. He trabajado en construcción y en educación pero lo que hace que me olvide de comer y de beber es: escribir. Voy por la vida con Gorro y a lo Loco
RELATED ARTICLES

2 COMENTARIOS

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!
Limonerías on Placeres culpables
Verónica on La llamaron «loca»
marisa, la estresada on La llamaron «loca»
AL REVES DEL MUNDO on ¡Qué haría yo sin mis amigas!
AL REVES DEL MUNDO on Y tú, ¿qué coleccionas?
chewacca on Odio Star Wars
Mónica de Objetivo Tutti Frutti on Adolescentes y Sexo
Almudena on Adolescentes y Sexo
Catalina on Adolescentes y Sexo
Mamá y la tribu on Ser madre y opositar
Noelia - Golosi on … y lo metió en casa
María Dolores Pujalte on Siempre son los hijos de los demás
Natalia Martín on Tiempo para ti
Natalia Martín on La madre que nos parió
María José Sarrión on Cómo ir calentita sin perder estilo
María José Sarrión on Cómo ir calentita sin perder estilo
Natalia Martín on ¿Te animas con el trapillo?
Sara Palacios on Problemas del primer mundo
Natalia Martín on Elogio de la sobriedad
Natalia Martín on Libros inspiradores para 2016
Alfonso de Lózar on Propósitos de Año Nuevo
Rocío Bloguera on Nacer el Día de los Inocentes
Maria Mivinailart on Recuerdos de Navidad
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Recuerdos de Navidad
La Sonrisa de Mini Yo on Recuerdos de Navidad
Mi único norte on Necesito ser asocial…
Viejabruja on Liga con Star Wars
Ruth de R. on Liga con Star Wars
Natalia Martín on Disfruta de la Navidad
Alejandra deF on Abraza la moda navideña
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Maria Mivinailart on Frases de madre
Maria Mivinailart on Se vende
Peña on Frases de madre
Limonerías on Se vende
Cristina Prieto on Se vende
Limonerías on Tipos de amistades 2.0
Ruth de R. on Se vende
María José on Tipos de amistades 2.0
Ana Andrade on Tipos de amistades 2.0
Ruth de R. on Tipos de ami