Homeopatía y caries

2

homeopatia-y-caries-02

Por la Dra. Irene Iglesias Rubio*

No, el título no es lo que parece. Hasta el momento no se ha encontrado, que yo sepa, un producto homeopático que prevenga la caries. Ya sería raro. Los dentistas tenemos claro desde hace mucho el mecanismo por el que se producen las caries. La caries es la destrucción de los tejidos duros del diente (esmalte y dentina) de causa crónica e infecciosa como consecuencia del metabolismo bacteriano que transforma los azúcares en ácido. Para que se produzcan caries tiene que haber una confluencia de factores: tiene que haber bacterias, tiene que haber alimento para las bacterias, en este caso azúcares e hidratos de carbono fermentables, tiene que haber dientes (parece una perogrullada pero cepillar las encías cuando aún no hay dientes no previene la caries porque estas bacterias sólo viven cuando se pegan al diente), y todo esto tiene que actuar durante el tiempo necesario:

  • Si nuestra dieta está exenta de azúcares y con muy pocos hidratos de carbono, no es
    muy probable que haya caries.
  • Antes de los dos años, si nuestros padres, abuelos, cuidadores, no tienen caries, no es
    muy probable que nos transmitan los estreptococos causantes de la misma.
  • Si nos cepillamos inmediatamente tras terminar de comer, las bacterias no tienen tiempo de actuar. Si además utilizamos dentífrico fluorado con 1000 ppm, tal como indican los organismos oficiales como la Sociedad Española de Odontopediatría, la resistencia del esmalte al ataque bacteriano es aún mayor, y el efecto del flúor dura entre comida y comida.

homeopatia-y-caries

Todo esto lo violan los tratamientos homeopáticos, por varios motivos que atacan directamente a la salud bucodental de nuestros bebés y niños: Se indica que hay que tomarlos cada muy pocas horas. Se indica que hay que dejar que esas bolitas se disuelvan en la boca. Y como sabemos, el componente fundamental de la homeopatía, el vehículo, es sacarosa o lactosa.

Estas dos recomendaciones estrictamente, sólo éstas, son de alto riesgo. Es decir, si quieres dar homeopatía, dale, pero hay que cepillar los dientes después. Porque luego se dan situaciones tan paradójicas como que alguien te ha recomendado homeopatía para “aumentar las defensas”, y que se supone que esas defensas te defienden también de las bacterias cariogénicas, pero si luego no cepillas, algunas bacterias aprovechan muy bien la lactosa o la sacarosa, la metabolizan, como consecuencia se produce ácido. Y la boca, cuando el medio ambiente se ha vuelto ácido, es un caldo de cultivo perfecto para que aparezcan caries.

[Tweet “Sobre la inocuidad de la homeopatía: “si quieres darle hay que cepillar los dientes después” http://www.mujeresymadresmagazine.com/homeopatia-y-caries”]

Si das bolitas o gotas azucaradas cada pocas horas, el pH no tiene tiempo de recuperarse, la saliva no puede ejercer su acción protectora y la desmineralización sucede muy rápido, sobre todo en niños.

Y por último, si no tienes claro si dar homeopatía a tu hijo o no, pues se la das o no se la das pero por favor no pinceles sus dientes con ella: no la apliques directamente sobre los dientes jamás. Curiosamente hay productos homeopáticos para las molestias en la dentición que lo único que hacen es potenciar muchísimo el riesgo de caries. Un diente que está erupcionando lo que necesita es captar iones de flúor y calcio de la saliva, y no embeberlo en una sustancia azucarada. Estos productos no sólo no funcionan sino que son peligrosos. Es necesario recordar que el masaje sí está demostrado que ejerce efecto analgésico sobre las encías de los bebés. Frotar con el dedo, con una gasa, mordisquear un alimento fresquito, o incluso un muñeco, alivia y no tiene efectos secundarios.

Los fabricantes de productos homeopáticos deberían empezar seriamente a reportar la caries como efecto secundario en sus prospectos.

Fotos: Pixabay y Wikipedia.

* Irene Iglesias Rubio es madre y dentista, aunque por orden cronológico fuera al revés. Como cuenta en su blog Evidientemente hace un tiempo empezó a estudiar lo que no le enseñaron en la Facultad (cero de lactancia, y cero de odontología en niños de 0 a 3 años) y a partir de ahí se centró en la atención a estos niños y a ser capaz de prever los problemas de salud bucodental que puedan tener en el futuro.

2 COMENTARIOS

  1. Como madre que utiliza la homeopatía como remedio para sus hijas desde que eran bebés, quiero agradecer la recomendación que haces. Lo normal es que mi médico y homeópata me recomiende el tratamiento 3 veces al día y suelo aprovechar para dárselo 15 minutos antes de las comidas. Después comen y se lavan los dientes. La cantidad de azúcares que contiene una bolita es infinitamente menor que la de un trozo de pan, por ejemplo y no creo que hay madres/padres que les den un trozo de pan y un cepillo de dientes después..
    Desconozco el tratamiento con homeopatía líquida y menos lo de pincelar los dientes (nunca me ha tocado), pero tendré en cuenta lo del lavado más a menudo.
    Gracias!!

  2. Yo soy homeopata y siempre doy a mis pacientes gotas homeopaticas pero que solo contiene agua y alcohol para evitar estos problemas dentales.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre