domingo, diciembre 5, 2021
InicioLifeStyle5 cosas que no deben faltar en tu Instagram para que te...

5 cosas que no deben faltar en tu Instagram para que te den la medalla de madre cuqui

instagram fotos

Sé que Internet está lleno de manuales de instrucciones sobre cómo triunfar en Instagram. De hecho, existen hasta cursos que dan influencers de mayor o menor prestigio y hay gente que cobra bastante por enseñarte a triunfar en la red social de la camarita. Pues bien, olvidadlo todo porque os voy a decir las cinco cosas que no pueden faltar en vuestro Instagram para que no os echen y os den la medalla a la madre más cuqui:

El arcoíris Waldorf: creo que las pasadas Navidades se agotó, tras el paso de una horda de instagrammers ávidos de demostrar que ellos creen en la creatividad y en la crianza con apego. Hay muchos tamaños y, como en las cosas importantes en la vida, cuanto más grande mejor. Y ya si tenéis dos como Beatriz Millán, os pasáis el primer nivel de Instagram:

A photo posted by Beatriz Millán (@beatrizmillan) on

-Un capuccino con dibujinchis, porque Instagram va de decir que cuidas a tus niños pero también va de decir que te dedicas tiempo de calidad a ti misma. No importa que mientras te lo tomes tengas que hacer malabares para que el pequeño no se coma las galletas que te va mojando en el café. lo importante es conseguir la foto antes de que el dibujo se vaya. A Jaio por ejemplo se le da de maravilla. (Si queréis un consejo, cuando consigáis un buen capuccino, hacedle varias fotos en distintos contextos y así os vale para más días.)

A photo posted by @nirosaniazul (@nirosaniazul) on

Un cartel luminoso (estoy segura de que tienen un nombre normal en plan «aquetepeich light brightness» pero lo desconozco) donde poner cosas con letritas. De hecho creo que cualquier día me echan de Instagram por no tener el mío propio. Menos mal que aún queda gente de bien como Sara que tiene todo lo necesario para hacer unas fotos decentes.

A photo posted by Sara Palacios (@mamisybebes) on

Una jirafa Sophie. Yo creo que se la dan a las madres en las cestas esas pre-parto (a mí no me tocó y temo que mis hijos cuando crezcan me lleven a una residencia de esas en las que pegan a los ancianos). Fijaos porque son un atrezzo muy socorrido en toda clase de imágenes. ¡Y encima entretienen a los bebés! ¡Lo tienen todo! (A Gi de Para el bebé obviamente sí que le tocó en su cesta)

A photo posted by Gi (@paraelbebe) on

Una rama de hojas redonditas: me vais a perdonar de nuevo mi ignorancia pero ¿de qué árbol sale esa rama? ¿La compráis en una tienda? ¿Os subís por el tronco para coger la rama más fotografiable? ¿Por qué todas las madres cuquis tienen una en su casa? ¿Acaso ya no se llevan las ramitas de lavanda?

A photo posted by Lucía Be (@luciabe) on

-Y termino con uno de esos grandes éxitos que me intriga, las tiendas de indio. O sea, yo vivo en un piso de 60 metros cuadrados y estoy deseando quitar el parque de mi hijo pequeño para ganar un mísero metro cuadrado ¿y todas las instagrammers tienen un tipi en su salón? No me lo creo, para mí que ocultan algo, o lo usan por ejemplo para cocinar en su interior. ¡O mejor! Para esconder las cámaras de fotos de sus enemigas y así alzarse con la victoria en el cuquimundo instagramero.

A photo posted by Maria Jose Cayuela (@blogmodabebe) on

El mundo es un lugar confuso para los que quieren dominar las redes sociales, afirmo. Casi mejor me dedico a ver los chulazos de Instagram que me dan menos quebraderos de cabeza.

Imagen principal de Picjumbo

Patchhttp://www.noesundesfile.com
Periodista, bloguera, amansadora de fieras, @communitymadre y tratando de conquistar el mundo desde los 80. Puedes encontrarme en No es un desfile donde voy contando mis tonterías desde 2003. ¡Ah! Y ahora he escrito un libro Responde primero a la segunda pregunta.
RELATED ARTICLES

24 COMENTARIOS

  1. JAJAJAJAJAJAJA
    Mea culpa! ¡Qué risa me ha dado! Somos todas unas petardas pero ¡que viva el postureo!

  2. Ah, lo del tippi me lo sé. Es plegable y cuando lo desmontas los palos y la tela te caben detrás de la puerta. Es que yo tengo una casa plegable nada cuqui pero que se monta y se desmonta en segundos.
    Gracias, acabas de quitarme un peso de encima porque acabas de confirmarme que nunca lo petaré en Instagram, una cosa menos de la que preocuparse.

  3. Jajajajaja. Yo tengo la jirafa pero, si bien empezamos recopilando fotos de «sus» viajes, ha quedado en el coche como parte del kit de supervivencia del viaje. Y las hojitas son de eucalipto, según me enteré ayer que me las regalaron jajajaja. 2/5 Recupero a Sophie y me tomo un café y ya mismo alcanzo el aprobado. ???? ah, bueno, los Reyes han traído un tipi, pero multicolor de una cadena de juguetes así que creo que no cuenta. Jejejej

  4. La caja de luz es lo más para no tener que escribir texto en las fotos!! La jirafa seguro que acaba vomitada, peeeero la pones en blanco y negro y no se ve. El tipi, sirve para esconder todos los arcoiris waldorf hechos con materiales tóxicos que tenemos por casa y todos los muñecos sin cabeza y peluches despeluchados. Y la corona de hojitas… Han dicho que era eucalipto?? Entonces al puchero que va, para hacer unos vahos.. ¿Ves cómo todo es cosa útil en Instagram??

  5. Dejadme un enreo esos!! que tengo que hacer fotos de familia y no hay un puñetero rincón de la casa ni medio decente, solo un mapa de colores… qué bonito lo hacéis tó.

  6. Tengo arco iris Waldorf, jirafa Sophie y yo no sé cuantas cosas más de estas ¡y mi Instagram es un mojón! Vamos, como la foto que he colgado hoy, pues así, todos los días en bucle.

  7. Jajajajajajaa que bueno! Pero te ha faltado el nro 6! Que es el Bugaboo (cualquier modelo es válido ) ???? Sin él es imposible ser «cuqui»

  8. Yo tengo el arcoiris y dos hijos muy poco pinterest jejejejejej. La jirafa la he pedido pa la peque, habra que ir viendo la progresion jejejeje

  9. Jajja, yo he pensado eso miles de veces, pero es que no soy tan cuqui y me gusta ir contracorriente
    Bss

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Lydia on Qué valo