La ludoteca de las madres

12
el martillo de Thor
Imagen vía Vanitatis

Mucho se habla de las madres alfa, las malas madres, las madres naturistas, las holísticas, las lactantes o las de biberón. Pero si hay algo que todas comparten es cómo fueron madres (sí, las in vitro y las adoptivas también caísteis, y lo sabéis).

Ahora con tanto pañal, colecho, lorza, episiotomías, embarazos o vacaciones infantiles a la vista no nos queda tiempo, no hay ganas.
¿Qué no? Jajajaja, yo desde luego no tengo especial interés en dejarme las energías que me quedan en quitarme horas de sueño. Pero luego veo las fotacas que me sacan la Palacios por Facebook, Gemma nuestra hispanocroata-argentina en Twitter o la Blancos por email y a una se le corta la respiración.

Mujercitas sexo

Si, confieso que hemos hecho rankings de macizorros, de hombres guapos, altos, bajos, musculados, menos musculados, con greñas, con pelo, sin él, de ojos azules, marrones, de actores y cantanes, de súper hombres, de Thor y Fassmember Fassbender.¿ Se lo habían contado estas castas y agotadas madres? y no me olvido ni de Lautiara ni la de Bulgaria. Bien callado nos lo tenemos -ejem-, yo la primera.

Porque nunca pensamos en eso, no. Nosotras no, nosotras no tenemos nuestra ludoteca.

Aquí se la presento: la ludoteca, ese rincón en el cerebelo ahí al fondo del todo, donde la médula pierde su casto nombre, allí hay un pequeño disco duro, plagado de imágenes sepsis. De hombres y mujeres atracativos -dependiendo de los gustos de cada una y pese a ellos también se almacenan gustos desconocidos -. Gustos gustosos por cierto y es que allí todo vale. Hay imágenes robadas desde escondrijos, grabadas desde la sorpresa al ver una revista, del interés que te despierta aquel inalcanzable ser, del cosquilleo de quien trabaja contigo y no puedes mirar. También residen recuerdos de vivencias, de ese beso adolescente que te dejó escalofríos, de un susurro en la oscuridad, de aquellas palabras bruscas, de esa atracción secreta. De aquel amante bandido.

Allí habitan los personajes, las sensaciones, las historias, los ingredientes secretos para una mezcla explosiva. Luego entra en juego la imaginación de cada una y todo vale: un capó de un coche rojo, un bosque solitario con un lobo feroz, un campo de fútbol con una buena red en su portería, el clásico aeropuerto, el aire libre, una fiesta llena de conocidos y la habilidad de que nadie os pille. Ya cada una pone a sus personajes a jugar donde más y mejor se le antoje.

Pero este lugar secreto, limpio y puro, -que suele estar apagado- de repente se enciende. Sí, cada vez que hay una nueva adquisición se abren las puertas, se encienden las luces, cobran vida los protagonistas, y ya la hemos liado.

Luego no sé muy bien qué pasa, porque no me lo han contado y no seré yo quien rompa el secreto de este sitio tan divertido, pero les invito a que busquen y rebusquen, ¡que en el baúl de los recuerdos hay mucho y muy bueno guardado! Saquen a sus personajes y bueno: the sky is the limit!!!
Sólo una cosa: una vez visitada, el regreso está asegurado 😉 Bon voyage!!

Por Mamá Gnomo

Comparte
Artículo anteriorHistorias del autobús
Artículo siguienteEl asombro y las tetas

Este post ha sido escrito por una colaboradora puntual de Mujeres y Madres Magazine. Aquí os damos voz para que la vuestra llegue lejos.
Si quieres colaborar con nosotras escríbenos a: hola@mujeresymadresmagazine.com

12 COMENTARIOS

  1. ¡Viva la ludotecaaaaaaa! Yo visito la mía con asiduidad, se está bien allí (y la tengo mucho más ordenada que otras cosas… -prioridades, al parecer-).

    De lo que tenemos guardado allí se alimenta el espíritu (y eso otro que es más terrenal y que sirve para, entre otras cosas, fabricar bebés, jijiji). Así que estoy contigo: hay que ir, hay que alimentarlo… Vamos, que si tienes tiempo de hacerte un Pinterest con balcones bonitos… ¿no vas a tener un ratico para hacerte uno mental de güenismos? Vamosss! Ludoteca, ludoteca!

  2. Yo es que veréis, soy mucho de jugar, esa etapa de niña como que no la he cerrado nunca, así que soy muy fan de las ludotecas así como concepto abstracto. En cuanto a la ludoteca que aquí mencionasMamá Gnomo, pues sí, más que fan, soy fanática, jajajaja.
    Un placer leerte!

  3. Desde mi retiro vacacional confieso a mi querida Mama Gnomo: llevo varios días visitando la ludoteca con asiduidad, plagada de momentos inolvidables… Ayssss!! Que a gusto se está por allí…

  4. Ayyyy pues yo a ese sitio no lo llamaba así, pero vamos, que la rosa con otro nombre sigue siendo una rosa jaja! Y huele igual de bien.
    Anda que no da de sí este tema, por los blogs, por Twitter… Aunque a veces una mira el numerito de seguidores y se corta un pelín, que hay cosas que son privadas y no todas tenemos dos rombos en el avatar xD

    • Si. Y es una pena porque yo me inspiró a veces y luego pienso, si me leen mis suegros en Facebook!!! Pero la ludoteca es mía, sólo mía, mi tesoro…

  5. Genial!!!! Me ha encantado este concepto de ludoteca… Sin duda hay que intentar recurrir a ella con asiduidad; no hay mejor manera de desconectar del mundo!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre