lunes, mayo 16, 2022
InicioMujer ActualLa ludoteca de las madres

La ludoteca de las madres

el martillo de Thor
Imagen vía Vanitatis

Mucho se habla de las madres alfa, las malas madres, las madres naturistas, las holísticas, las lactantes o las de biberón. Pero si hay algo que todas comparten es cómo fueron madres (sí, las in vitro y las adoptivas también caísteis, y lo sabéis).

Ahora con tanto pañal, colecho, lorza, episiotomías, embarazos o vacaciones infantiles a la vista no nos queda tiempo, no hay ganas.
¿Qué no? Jajajaja, yo desde luego no tengo especial interés en dejarme las energías que me quedan en quitarme horas de sueño. Pero luego veo las fotacas que me sacan la Palacios por Facebook, Gemma nuestra hispanocroata-argentina en Twitter o la Blancos por email y a una se le corta la respiración.

Mujercitas sexo

Si, confieso que hemos hecho rankings de macizorros, de hombres guapos, altos, bajos, musculados, menos musculados, con greñas, con pelo, sin él, de ojos azules, marrones, de actores y cantanes, de súper hombres, de Thor y Fassmember Fassbender.¿ Se lo habían contado estas castas y agotadas madres? y no me olvido ni de Lautiara ni la de Bulgaria. Bien callado nos lo tenemos -ejem-, yo la primera.

Porque nunca pensamos en eso, no. Nosotras no, nosotras no tenemos nuestra ludoteca.

Aquí se la presento: la ludoteca, ese rincón en el cerebelo ahí al fondo del todo, donde la médula pierde su casto nombre, allí hay un pequeño disco duro, plagado de imágenes sepsis. De hombres y mujeres atracativos -dependiendo de los gustos de cada una y pese a ellos también se almacenan gustos desconocidos -. Gustos gustosos por cierto y es que allí todo vale. Hay imágenes robadas desde escondrijos, grabadas desde la sorpresa al ver una revista, del interés que te despierta aquel inalcanzable ser, del cosquilleo de quien trabaja contigo y no puedes mirar. También residen recuerdos de vivencias, de ese beso adolescente que te dejó escalofríos, de un susurro en la oscuridad, de aquellas palabras bruscas, de esa atracción secreta. De aquel amante bandido.

Allí habitan los personajes, las sensaciones, las historias, los ingredientes secretos para una mezcla explosiva. Luego entra en juego la imaginación de cada una y todo vale: un capó de un coche rojo, un bosque solitario con un lobo feroz, un campo de fútbol con una buena red en su portería, el clásico aeropuerto, el aire libre, una fiesta llena de conocidos y la habilidad de que nadie os pille. Ya cada una pone a sus personajes a jugar donde más y mejor se le antoje.

Pero este lugar secreto, limpio y puro, -que suele estar apagado- de repente se enciende. Sí, cada vez que hay una nueva adquisición se abren las puertas, se encienden las luces, cobran vida los protagonistas, y ya la hemos liado.

Luego no sé muy bien qué pasa, porque no me lo han contado y no seré yo quien rompa el secreto de este sitio tan divertido, pero les invito a que busquen y rebusquen, ¡que en el baúl de los recuerdos hay mucho y muy bueno guardado! Saquen a sus personajes y bueno: the sky is the limit!!!
Sólo una cosa: una vez visitada, el regreso está asegurado 😉 Bon voyage!!

Por Mamá Gnomo

Artículo anteriorHistorias del autobús
Artículo siguienteEl asombro y las tetas
Colaboraciones MMM
Colaboraciones MMM
Este post ha sido escrito por una colaboradora puntual de Mujeres y Madres Magazine. Aquí os damos voz para que la vuestra llegue lejos. Si quieres colaborar con nosotras escríbenos a: hola@mujeresymadresmagazine.com
RELATED ARTICLES

12 COMENTARIOS

  1. ¡Viva la ludotecaaaaaaa! Yo visito la mía con asiduidad, se está bien allí (y la tengo mucho más ordenada que otras cosas… -prioridades, al parecer-).

    De lo que tenemos guardado allí se alimenta el espíritu (y eso otro que es más terrenal y que sirve para, entre otras cosas, fabricar bebés, jijiji). Así que estoy contigo: hay que ir, hay que alimentarlo… Vamos, que si tienes tiempo de hacerte un Pinterest con balcones bonitos… ¿no vas a tener un ratico para hacerte uno mental de güenismos? Vamosss! Ludoteca, ludoteca!

  2. Yo es que veréis, soy mucho de jugar, esa etapa de niña como que no la he cerrado nunca, así que soy muy fan de las ludotecas así como concepto abstracto. En cuanto a la ludoteca que aquí mencionasMamá Gnomo, pues sí, más que fan, soy fanática, jajajaja.
    Un placer leerte!

  3. Desde mi retiro vacacional confieso a mi querida Mama Gnomo: llevo varios días visitando la ludoteca con asiduidad, plagada de momentos inolvidables… Ayssss!! Que a gusto se está por allí…

  4. Ayyyy pues yo a ese sitio no lo llamaba así, pero vamos, que la rosa con otro nombre sigue siendo una rosa jaja! Y huele igual de bien.
    Anda que no da de sí este tema, por los blogs, por Twitter… Aunque a veces una mira el numerito de seguidores y se corta un pelín, que hay cosas que son privadas y no todas tenemos dos rombos en el avatar xD

    • Si. Y es una pena porque yo me inspiró a veces y luego pienso, si me leen mis suegros en Facebook!!! Pero la ludoteca es mía, sólo mía, mi tesoro…

  5. Genial!!!! Me ha encantado este concepto de ludoteca… Sin duda hay que intentar recurrir a ella con asiduidad; no hay mejor manera de desconectar del mundo!!!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión