Lactancia Materna y cáncer de mama

11

LM_cancer_mama

Hoy 19 de octubre, Día contra el cáncer de mama y en Mujeres y Madres Magazine queremos contribuir con una información que es muy útil para las mujeres que además son madres: la relación entre la lactancia materna y el cáncer de mama.

Una de cada ocho mujeres sufrirán cáncer de mama a lo largo de su vida, así que yo creo que cuanta más información tengamos sobre este tema, más protegidas estaremos.

Casi siempre que se habla de lactancia materna y cáncer, se comenta que la lactancia materna es un factor protector contra el cáncer de mama. Además, la prevención aumenta con la duración de la lactancia materna, es decir, cuanto más dure la lactancia, más protegida estará la madre. Este dato es muy importante, pero yo no he querido quedarme sólo ahí.

En el vídeo, he hablado de qué hacer si una madre lactante sospecha que puede tener un tumor cancerígeno en el pecho o si se confirma que hay cáncer y la mujer está amamantando a su hijo.

Es un tema que hay que conocer y tener muy en cuenta, porque cada vez se ven más casos de madres que dan el pecho y son diagnosticadas de cáncer de mama (se cree que por el retraso en la edad del embarazo), así que he intentado aportar algo de luz.

Además, para contarte todo eso, me ha tocado inaugurar nuestro canal de youtube, así que hoy doy la cara por el cáncer de mama:

Comparte
Artículo anteriorLos bebés deben ser llevados, no colgados
Artículo siguienteLa vida apacible del campo, campo

Soy Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y mamá de dos niñas. Escribo sobre maternidad, crianza y lactancia en mi blog Maternidad Continuum y soy Co-Directora de EDULACTA que forma expertas en lactancia materna.
Soy una persona muy positiva, tengo intereses muy diversos y también soy un poco friki, así que aquí voy a permitirme el lujo de escribir de “otras cosas” que también me interesan ;)

11 COMENTARIOS

  1. A mi me detectaron cáncer de mama cuando mi hijo pequeño tenía 7 meses y estábamos con lactancia materna, un año después continúo en tratamiento, luchando. El destete fue durisimo, aún recuerdo la última tetada, yo llorando como una magdalena, no sólo por tener que destetarle, si no por el diagnóstico y la inquietud de no saber si lo vería crecer. Lo bueno es que tras el diagnóstico, un año después, aquí seguimos, luchando con uñas y dientes

  2. Yo tenía ciertas dudas al respecto que has resuelto con este vídeo tan majete. ¡Gracias, Pilar!
    La información es una de las cosas más chulas que te pueden regalar. Sobretodo, en relación a un tema tan sensible y que parece tan lejano, hasta que nos toca de cerca.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre