Para el día de la madre…

10

Se acerca el día de la Madre, y con él, por lo menos en mi casa, los comentarios dejando caer: Cómo me gustaría tener…, Me encanta ese conjuntito de …, o ese desayuno para 2 en el jardín es tan romántico,… Mientras nuestros hijos son pequeños, la labor del regalo del día de la madre recae en nuestros maridos, y si tienes suerte y es detallista estás salvada, pero si es como el mío: “agárrate los machos”, ármate de paciencia y haz tu “wishlist” de los regalos que te gustarían. No tiene porqué ser una lista material, puede ser que ayude a los peques a dibujar un corazón poniendo Mamá, o que preparen una merienda deliciosa entre todos. Todo vale, eso sí, si además de la merienda, o el dibujo, va un regalito, pues nosotras nos pondremos más que contentas.

Quiero un desayuno especial (María José Sarrión)

Imagen vía Kireii
Imagen vía Kireii

Mi marido y yo tenemos ritmos vitales distintos y opuestos, a mí me encanta madrugar y levantarme a desayunar tranquila, y él prefiere dormir, y no encuentra el momento para irse a la cama. Tengo la “suerte” (leáse entre comillas) que mis hijas son madrugadoras como yo y me acompañan en estos desayunos matinales, para que mamá no desayune sola. Pero ese momento, de poder sentarnos los 4 en la mesa para desayunar, o vestirnos corriendo para ir a desayunar a uno de mis sitios favoritos, se me antoja el mejor regalo para el día de la madre… Eso sí, el desayuno que venga con un dibujito hecho por mis peques, o una carta que diga: “mamá, te quiero porque tus besos son muy dulces.”

Quiero un día para hacer el perro (Sara Palacios)

Perro haciendo el vago

Yo siempre voy de un lado para otro. Me paso el día haciendo cosas: si las tengo porque las tengo y si no las tengo, me las invento. ¡Qué puedo decir! Por eso mi aspiración vital es tener un día de encefalograma plano. ¡Eso sí que sería un regalazo! Un día de esos del sofá a la cama, de la cama al baño y de ahí al sofá. Con nada que pensar, nada que hacer y sobre todo sin oír discusiones y ese “mamáaaaaaaaaaa” “mamáaaaaaaa” constante. Me sobran todos. Marido incluido. Ya sé que es cero maternal, pero no hace falta que sea el mismo día de la madre. En un vale canjeable en la fecha que yo quiera ya me viene bien 😉

Quiero algo que hayan hecho todos juntos (Lydia)

padre-e-hija

Aunque no lo parezca al final soy una ñoña y cualquier cosa me gusta. Perrear y vaguear todo el día como dice Sara no estaría nada pero que nada mal, pero como es imposible mejor ni pensarlo. Me conformo con un detallito, algo que puedan hacer los peques, o colaborar al menos, aunque sea coger una flor, o una foto, o un postre especial… (voy a dejar de dar ideas, que se piensen ellos la idea) Me da igual, pero que sea un detalle que en ese momento me emocione. Y que no sea comprado. El año pasado fue un “pisapapeles” -lo que viene siendo una piedra con una dedicatoria y la mano de la beba encima-, y, ¡me gustó tanto!.

Quiero una casita para mi terraza (Let)

casitaspajaros

Suena raro, lo sé, pero yo lo que quiero es una casita para pájaros para mi terraza. Todos los años cuando llega esta época me propongo decorarla con mimo, colocar una jardinera con plantitas y flores y una sombrilla monérrima. Incluso he pensado en una farola de jardín, ¡eso sería un puntazo!. Y todos los años, cuando llega julio me doy cuenta de que lo único que he hecho ha sido echar el herbicida y barrer y fregar. Así que, como nuestra compañera Natalia decora unas casitas preciosas, quiero una para el día de la madre… o dos o tres y con ellas me prepararé una pared ideal.

Un rasca y gana (María Jardón)

rasca y gana
Baballa

 

Por pedir que no quede, así que puestos a elegir, yo querría un remix de todo lo que han dicho mis compañeras jajajaja. Un “rasca y gana” para que ellos disfruten de una tarde preparándolo juntos y, no os voy a mentir, yo disfrute de los regalitos. Cualquiera de las propuestas de mis compañeras me encantaría que estuviera entre las opciones a rascar, un desayuno, un día libre para no hacer nada, un día en familia… He de confesaros que fue el regalo que le hicimos al papá el 19 de marzo, pero fue todo un éxito y no me importaría para nada repetir.

Llorar y llenar (Verónica Trimadre)

time-425818_640

El Día de la Madre siempre ha sido para mí el día de MI madre, de hecho la llegada de mis hijos no cambió eso. Siempre he esperado con emoción sus regalos y besos, pero durante estos años ha pesado más mi condición de “hija”. Supongo que no es tan raro, a fin de cuentas es el papel que más entrenado tenemos todos, pues lo somos desde el mismo nacimiento.

Este año va a ser mi primer “Día de la madre” sin ella, sin la mía. Así que solo espero encontrar el espacio físico y temporal para llorar su ausencia mientras dejo que las risas y las flores iluminen nuestra casa. Y sobre todo espero que el día pase rápido y sea “una horita corta”…

Una escapada en familia (Pilar Martínez)

sendero_rural

No hace falta que sea a un sitio caro y glamuroso, de hecho…creo que prefiero algo más rural y tranquilo.

La verdad es que me encanta hacer escapaditas o viajes cortos en familia. Hacemos excursiones, jugamos mucho, preparamos un picnic, dormimos más, nos emocionamos planificando y después disfrutando del viaje…¡no se por qué no lo hacemos más a menudo!

Así que este año me encantaría pasar el día de la madre en un pueblo perdido sin cobertura, con mi chico, mis niñas y mi gato…a ver si lo consigo.

Un regalo, pero de verdad (Ruth de R.)

applewatch

Es que el año pasado me regalaron 2 macetas de plantas que, obviamente, murieron a las 2 semanas. Y eso porque mi tía se acordó de que era el Día de la Madre. Entonces mi paco se lo recordó a mis hijas, las cuales me felicitaron, claro está. Pero quedó…un poco forzado.

Así que está muy bien el tiempo en familia, que me hagan manualidades o perrear 24 horas. Que eso lo quiero también, además de un reloj, por ejemplo. O un reloj bueno, por seguir con el tema. O un Apple Watch, ya que insistís…

Sí, soy la materialista de la lista. Bueno, alguna tenía que ser la que dejara sus dineros en las arcas del país.. 😛

“No gastes” (Merak)

ahorro

La buena de Ruth es “la materialista” y yo soy “la cutre”. Os podría decir que la crisis me ha vuelto más ahorradora, pero no, lo mío viene de serie: aunque me encante recibir regalos, cuando es mi marido -en este caso, el “hijo” infiltrado que subvenciona el regalo- el que afloja la pasta, el “¿qué quieres que te compre?” siempre tiene un “pero no te gastes demasiado” como respuesta.

Sí, lo sé, hay un montón de posibilidades de bajo coste, algo hecho por ellos, una comida en familia, un paseo por el campo… pero ¿qué queréis que os diga? Cada una conoce bien a los suyos y mi pequeña y linda familia tiene muchas cualidades, pero las palabras “manualidades” y “concordia” nunca aparecen en la misma frase. Así que, Cariño, si me lees, me da igual lo que me compres, pero no te gastes mucho, que hay que ahorrar.

Por cierto, ¿os he dicho que para mi cumple quiero un portátil nuevo?

Montar en globo (Natalia Martín)

montarenglobo

No se si me dará miedo o no, pero me encantaría probar. Y, desde allí, poder disfrutar en familia de un amanecer como el de la foto. Volar, volar y volar hasta casi tocar las nubes y disfrutar a tope de la experiencia. Y después parar en mitad del campo, en una bonita pradera y disfrutar de un rico desayuno en plan picnic antes de regresar. Estoy segura de que a todos nos encantaría el plan y siempre lo recordaríamos como algo especial.

Comparte
Artículo anteriorReinvención maternal
Artículo siguiente¿Nos vamos de picnic?

Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.

10 COMENTARIOS

  1. Desayunar, perrear, decorar, rascar y ganar, escaparse y no gastar, globear o darle a la jardinería….me apunto a todas y cada una de vuestras propuestas, y sí claro que sí, también toca acordarse de nuestras madres, porque somos un poquito o un bastante de ellas…y estén o no estén, las tenemos integradas en nuestra propia vida….Jamás se marchan…Saludos chicas…

  2. Me gusta todo, pero sobre todo me ha parecido muy original el rasca y gana. Aunque si he de decantarme por algo, quiero pasar un día sin estrés, todos juntos, sin tareas domésticas ni trabajo. Me da igual el donde o el como, solo quiero disfrutar de un poquito de paz. Aunque paz y niños sea algo incompatible, jeje.
    Saludos.

  3. Pues no he pedido nada. Como la peque solo tiene 10 meses, no sé, es como, marido hazme un regalo que es mi día. No???? Odiaba cuando mi madre me decía que tenía que hacerle un regalo yo, porque era el aniversario de boda o por vete tú a saber qué. Así que no pido nada.
    Si las cosas nos fueran bien, le hubiera dicho a mi marido, la excusa perfecta para tener una nueva table, con teclado, de Samsung, es que me la regales el día de la madre 🙂 🙂

    Saludos

  4. […] Ya sabéis que si hablamos de regalos para el día de la madre, aquí, en Mujeres y Madres Magazine, nos conformamos con cualquier cosilla que venga acompañada del amor de nuestros retoños. Algunas de nosotras somos muy de manualidades, otras aprecian más el tiempo de calidad con los suyos y varias ya han elaborado su lista de regalos inmateriales… […]

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre