miércoles, diciembre 8, 2021
InicioMaternidadLittle Stinker

Little Stinker

Hoy, día 2 de abril, es el Día Mundial del Autismo, una fecha que en Mujeres y Madres Magazine no queremos dejar pasar sin ofrecer nuestra casa a todos aquellos madres y padres que diariamente conviven con esta realidad. Para ello, cedemos la palabra a Kat, madre del fantástico y entrañable M3 y a la que muchas conoceréis como Mami Katabum.

«Soy Kat, vivo en Chicago y tengo tres hijos. Mis hijos tienen necesidades diferentes y mis días pasan corriendo entre tres colegios distintos y terapias. Soy «descomplicada» y creo en la diversidad y las diferencias como algo positivo. La maternidad a demanda continua, a cada quien lo de cada cual».

Dia internacional del autismo

Little Stinker significa pequeño apestoso y en la comunidad anglosajona es usado de una manera amorosa hacia los niños. M3 es un Little Stinker de lo más adorable, pero eso sí, no se lo puedes decir porque, además de sentirse herido, te va a explicar que el se bañó, se lava los dientes y por lo general es un niño muy limpio. M3 es un niño súper chistoso pero para él es muy difícil entender un chiste. Es una ironía que siendo hijo de sus padres, no entienda la ironía o el sarcasmo.

Esta peculiaridad es parte de tener autismo, pero no todos los niños en el espectro son iguales. Si conoces un niño con autismo, sólo conoces a UN niño con autismo. El autismo es un desorden sombrilla, quiere decir que los síntomas varían y hay algunos muy leves y otros no tanto. La funcionalidad dentro del espectro también varía de niño a niño y cualquier cosa que yo les pueda decir no es más que una generalización.

Hay padres que se han percatado de los síntomas a muy temprana edad, pero en muchos casos el diagnóstico viene después de los 2 años y medio. ¿La razón? La presentación más destacada es el desorden social y el de comunicación. También vienen los “berrinches”, algo que personalmente creo que se puede atribuir al desorden de comunicación.

Dia internacional del autismo
Árbol decorado de azul con motivo del Día Internacional del Autismo

Nuestro caso en particular, fue muy diferente porque M3 tiene, desde que nació, atención médica por otros motivos de salud. Antes del año una de sus terapeutas nos dijo que le preocupaba que M3 no le seguía con la mirada. A medida que el crecía veíamos como era muy difícil la comunicación y por mucho tiempo se lo atribuimos a su sordera. Cuanto más grande se hacía M3 notábamos más cosas, jugaba de una manera muy peculiar, alineaba todo, prefería el juego solitario, cuando se emocionaba agitaba las manos desesperadamente (parecía que iba a volar), cuando las cosas no le salían como él quería lloraba desconsoladamente, tenía una fijación por sus manos, no le gustaba ensuciarse y exigía que su comida fuera limpia, además, era muy difícil para el establecer relación con otras personas.

En nuestro caso el autismo no llegó azotando puertas y ventanas, entró por la puerta grande y con mucha cordialidad. Entró despacio y además nos dio muchas señales de su llegada.

La verdad no recuerdo con exactitud la fecha en la que nos dieron el diagnóstico, pero sí recuerdo que para nosotros fue un “alivio” porque después de mucho tiempo le pusimos nombre y con ese diagnóstico podíamos encaminar sus servicios.

Dia internacional del autismo

Después del diagnóstico vino la calma, no es que las cosas se vuelvan fáciles pero te armas de todo lo que puedes y peleas con todas las fuerzas. ¡Respira! Tómate las cosas con calma, que el autismo no se va a ir a ningún lado, va a ser tu compañero de por vida y aunque tu hijo sea altamente funcional y un adulto, tú siempre vas a estar ahí. Escucha, vas a conocer mucha gente nueva que están en el mismo barco que tú, ellos van a ser tus guías (algún día tú serás el guía de alguien más) y te van a guiar a tus terapias, juegos, escuelas… El autismo puede hacer que te sientas muy solo, pero no lo estás. No busques NADA en Internet porque hay mucha mala información. Llora cuando sientas ganas y respira de nuevo.

Ahora sí, enciende tu ordenador y empápate de información necesaria, grupos en tu área, y todo de pe a pa. Las redes sociales no son para publicar de todo, pero con suerte te encuentras con un mundo 2.0 maravilloso, que te “escucha” y te abraza sin importar la distancia. Desahógate con tus amigos y conoce más gente como tú. De igual manera, prepárate para escuchar de todo. El autismo es un tema muy controvertido y vas a escuchar miles de sugerencias (buenas y malas). Va a haber quien por ahí te diga que dejes de vacunar, que les des a beber cloro o hasta que los lleves por un exorcismo. Conviértete en mantequilla y deja que todo te resbale. Aprende a creer en las pruebas y, sobre todo, a fallar. No todo lo que le funcione a otro niño le va a funcionar al tuyo.

Empieza a ajustar tus finanzas, porque el autismo cuesta lo mismo que la casa de tus sueños en Mónaco. En nuestro caso, nos mudamos a un lugar mucho más pequeño nos quedamos con un solo coche y cortamos gastos no necesarios. No llenes a tus hijos de los mil juguetes que son aprobados para el autismo. Aprende que menos es más y muchas de las cosas que le van a funcionar como mano de santo a tu hijo son las que tú hagas y a las que les dediques tiempo. A nosotros nos funcionaron genial las fotos de los miembros de la familia haciendo gestos. M3 ya puede reconocer entre feliz y triste. También nos funcionó increíble hablar exageradamente y todo el tiempo, aún decimos OOOOOOPPPEEEEN-CLOOOOOOSSSSSE y usando muchos gestos (cual político en campaña).

Acepta con orgullo que no todos los días van a ser buenos, y que a veces (muchas veces) la gente te mirará muy raro, no por eso dejes de salir. También date un tiempo y espacio propio, sal sola, con tu pareja, con tus amistades, tómate una caña sin recelo y disfruta mucho de tu tiempo libre. Acepta con felicidad que tienes un nombre para las “peculiaridades” de tu hijo y que aunque nunca hubieras querido esto, esta es ahora tu vida.

Personalmente, no creo que ninguna enfermedad o problema sea una bendición, no creo eso de que los niños especiales vayan a padres especiales, no creo que M3 sea más mágico por tener autismo. No creo que nuestra labor de padres sea mejor o mas ardua que la de otros padres. Creo que cada padre hace lo que le toca y que lo hace lo mejor posible.

Dia internacional del autismo

M3 ha tenido progresos increíbles. Hace poco más de un año empezó a hablar con frases, el verano pasado empezó a entender chistes (de los aguados) y desde hace un mes trata él solo de inventarse los propios (aún no le salen). Se sigue tomando las cosas muy literal, necesita mucha estructura y le cuesta trabajo comunicarse y hacer contacto visual. Le encanta usar un parche de pirata y menear el culito cuando está feliz, además su canción favorita es “I like big butts and I cannot lie” (aunque no sea de lo más apropiado). M3 es un niño regalón, le encanta besar y abrazar, no respeta mucho el espacio personal pero es tan cuchurita (cute) que a nadie le incomoda un apapacho suyo.

El próximo año nos vamos a kinder y ahí nos espera un mundo de retos nuevos, pero con esos retos vendrán muchos logros.

M3 tiene autismo, el autismo no tiene a M3. M3 es el líder de su vida y el autismo es solo una de las piezas que hacen que él sea el ser de luz que es. Si algún día  conoces a algún niño con autismo, no asumas que conoces nada sobre él. TODOS los niños, con autismo o sin él, son un universo diferente, así que aprende de ellos, que si todos fuéramos un poco más niños, todo sería mas fácil. Recuerda que “lo esencial es invisible a los ojos” .

El autismo afecta al 1% de la población mundial, así que si tienes la suerte de conocer a un niño así, disfrútalo porque te dejaran boquiabierta. Como madre te puedo pedir un favor, enséñales a tus hijos a ser empáticos (por el bien del mundo entero) y a ser respetuosos. No tiene nada de malo ver con asombro o preguntar, lo malo es burlarse. Abre los ojos y sobre todo el corazón, lo mejor de este mundo es la diversidad.

Artículo anteriorUna guirnalda Happy Easter
Artículo siguienteMe pierdo en…
Colaboraciones MMM
Este post ha sido escrito por una colaboradora puntual de Mujeres y Madres Magazine. Aquí os damos voz para que la vuestra llegue lejos. Si quieres colaborar con nosotras escríbenos a: hola@mujeresymadresmagazine.com
RELATED ARTICLES

15 COMENTARIOS

  1. Yo desde fuera si que creo que sois madres especiales y las admiro, un beso muy muy grande a esa familia y que M3 siga feliz con su pareche y su canción y ya le hge transmitido a mi hija el npoist, un besazo

    • Muchas gracias Anya!! Le di tu beso a M3 y está feliz 🙂 gracias por pasarle el post a tu hija, si de aquí podemos transmitir empatía, todo es mejor.

  2. Me ha encantado leerte, Kate. Me gusta la perspectiva con la que afrontáis vuestra realidad. Es positiva para vosotros y también para M3.

    Creo que el papel que tenemos el resto de padres y madres es fundamental.

    Gracias por compartir tu experiencia y tu forma de hacer.

    • Gracias preciosa!! No tiene caso vivir enojados por algo que no podemos cambiar. Ver esto bajo una luz positiva, nos ayuda a afrontar lo que nos tocó con mayor facilidad.
      Totalmente de acuerdo contigo, somos fundamentales para hacer que nuestros hijos vean todo con positivismo.
      Muchas gracias por tus palabras!!

  3. Me ha encantado el post. Saber más del autismo. Y cuanta razón tienes: todos los niños son diferentes y enseñarles a ser empáticos es una de nuestras labores. Conozco a varioss autistas, los hay cariñosos, más reservados o alguno más agresivo. Pero cada uno es distinto. Como lo somos nosotros
    Mil gracias por esta colaboración!!

    • Gracias a ti Ruth!!
      La diversidad del espectro es enorme!! No hay dos niños iguales, así como no hay dos copos de nieve iguales.
      Gracias por la oportunidad de contarles mi punto de vista y lo que el autismo es para esta familia.

  4. Gracias Kate por compartir tu visión y parte de tu intimidad con el resto. Para mi, sí sois admirables, yo solo espero contribuir enseñando empatía mi hija, como sugieres y animándola a preguntar por todo. Un beso, Alicia

    • Gracias Alicia! Al enseñarle a tu hija, ganamos todos ❤️
      El poder contar un poco de nuestra vida me facilita exponer bajo otra luz un tema que nos rodea a todos.
      Gracias por leer y sobre todo gracias por tus palabras.

  5. Yo sí creo que eres una madre especial, porque las circunstancias adversas nos modifican, y no todo el mundo lo ve o lo explica, o intenta adaptarse como tu lo haces.

    Por mi parte no daré nada por supuesto, ni por sabido, y me aseguraré de que mis hijas traten con respeto, amor y empatía a todo el mundo.

    Abrazos

    • Eso es todo María, muchas gracias.
      Nada está escrito en piedra, todos aprendemos de los demás y sobre la marcha.
      Gracias por tus palabras 🙂

  6. No exagero si te digo que hace varios meses que no leo un post, y justo hoy encuentro esta preciosidad. Gracias por escribirla, ha sido un placer leer sobre autismo con tanta naturalidad. Se desprende tanto amor en tus palabras … Tu hijo tiene mucha suerte de tenerte.
    Gracias por acercarnos a vuestro mundo, me ha encantado descubrirlo.

    • Muchas gracias!!

      Debo confesar, que gracias a M3 soy ahora una persona más paciente y más ligera. Ligera de preocupaciones, si no lo puedo resolver no me quita el sueño.

      Me encanta que este haya sido el primer post que lees después de tanto tiempo y además que te haya gustado. Date una vuelta por mi casa 🙂

  7. Precioso post que destila amor y orgullo en cada una de las palabras escritas. Ya sabes que siempre digo la frase del Principito y comparto la idea de «cada padre hace lo que le toca y lo mejor posible» igual que pienso que la diversidad nos enriquece a todos y todos deberíamos ser más empaticos y juzgar menos algunas actitudes de muchos padres hacia sus hijos.
    Besos

    • Me encantas! Y se que aunque cuestas distintas, vamos por una montaña similar.
      Escribir este post me llenó de emoción y de amor, es increíble para mi poder recordar donde estábamos y donde estamos.

      Como siempre, gracias por estar aquí

  8. Me ha encantado tu post Kat! Tengo día vecinas que son madres de niños con autismo y claramente son muy diferentes.
    Con tu permiso, les paso el artículo que seguro que les va a servir.
    Por mi parte, procuro responder de forma natural a las preguntas de mi hijo (uno de los niños está en su clase) y le ánimo a preguntarle también a su madre que seguro que le puede responder mejor que yo.
    Un beso a toda tu familia!

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!
Limonerías on Placeres culpables
Verónica on La llamaron «loca»
marisa, la estresada on La llamaron «loca»
AL REVES DEL MUNDO on ¡Qué haría yo sin mis amigas!
AL REVES DEL MUNDO on Y tú, ¿qué coleccionas?
chewacca on Odio Star Wars
Mónica de Objetivo Tutti Frutti on Adolescentes y Sexo
Almudena on Adolescentes y Sexo
Catalina on Adolescentes y Sexo
Mamá y la tribu on Ser madre y opositar
Noelia - Golosi on … y lo metió en casa
María Dolores Pujalte on Siempre son los hijos de los demás
Natalia Martín on Tiempo para ti
Natalia Martín on La madre que nos parió
Natalia Martín on ¿Te animas con el trapillo?
Sara Palacios on Problemas del primer mundo
Natalia Martín on Elogio de la sobriedad
Natalia Martín on Libros inspiradores para 2016
Alfonso de Lózar on Propósitos de Año Nuevo
Rocío Bloguera on Nacer el Día de los Inocentes
Maria Mivinailart on Recuerdos de Navidad
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Recuerdos de Navidad
La Sonrisa de Mini Yo on Recuerdos de Navidad
Mi único norte on Necesito ser asocial…
Viejabruja on Liga con Star Wars
Ruth de R. on Liga con Star Wars
Natalia Martín on Disfruta de la Navidad