miércoles, mayo 25, 2022
InicioOcioRazones por las que sabes que llevas MUCHO tiempo en internet

Razones por las que sabes que llevas MUCHO tiempo en internet

Ordenador antiguo macEl otro día me preguntaron mis hijas que por qué no buscábamos en internet cuando yo era pequeña sino que utilizábamos las enciclopedias en papel. Y claro… a ver cómo les explicas a unas nativas digitales que cuando yo tenía su edad nadie llevaba un teléfono móvil, ni hacía búsquedas en internet, ni muchas de las cosas que ellas ven como lo más normal del mundo. ¡No existía la wikipedia!

Yo soy de la teoría de que cada vez que alguien llama a los ordenadores y a internet “nuevas tecnologías” muere uno de los gatitos que pueblan las redes sociales. Porque con la tontería llevo casi dos décadas conectándome a la red.

Razones por las que sabes que llevas mucho tiempo en Internet

Porque durante mucho tiempo utilizaste Netscape e incluso Internet Explorer. ¿Chrome, Firefox, Opera, Safari? ¡Eso nadie sabía lo que era y tardaron en inventarlos!

Porque te acuerdas de aquel momento en el que las búsquedas no se hacían necesariamente con Google. Has buscado con Yahoo. ¡Has buscado con Altavista! Hasta has buscado con Buscopio.

Porque tuviste Terra como página de inicio. Y hasta una cuenta de correo (que con suerte igual mantienes y todo).

Porque el sonido de un módem antiguo te produce añoranza. Ahora. En su día era posiblemente una de las cosas que más te sacaba de tus casillas. Esos gritos a la familia de ¡¡¡no uséis el teléfono!!! acompañados de una mirada asesina y esos improperios que soltabas cuando la llamada en espera hacia saltar la conexión.

Porque deseaste que llegase el cable a tu casa más que cualquier cosa en la vida. Eso, junto con la tarifa plana. Al principio todo el mundo que no se conectaba desde la universidad (una gran mayoría) lo solía hacer por la noche porque hacerlo durante el día era carísimo. Costaba lo mismo que una llamada interprovincial de las de antes. ¡Cuántos hubo que esperaban la llegada de la factura del teléfono con temor por si se habían pasado cuatro pueblos!

Porque sabías lo tremendamente lenta que podía llegar a ir una conexión. Cuando estabas en chats podía producir fenómenos como el lag (que suponía que leías y te leían con mucho retraso) o incluso splits (que implicaban que te quedabas de repente hablando contigo mismo y los que estaban en tu servidor nada más).

Porque -un gran clásico- soltaste más de un improperio contra “Timofónica”. De hecho el eslogan que recuerdas es el de Martes y 13, “Siempre jodiendo”, no el que era de verdad.

Porque sabes lo que era un ciber y lo usaste. Y no precisamente para buscar información en internet para hacer un trabajo. Los gallegos eran unos adelantados… ellos tuvieron conexión por cable antes que nadie y un cibercafé en cada esquina.

Porque lloraste cuando cerraron Napster y Audiogalaxy. Para que luego digan que es algo nuevo.

Porque llegaste a comprimir archivos con .arj. Y claro, conociste winzip cuando era una novedad.

Porque antes, mucho antes, de los emoji tú utilizabas emoticonos. Con dos puntos, con punto y coma, paréntesis, equis y dés, para diestros, para zurdos (al revés), con nariz, sin ella… Y cuando conociste la novedad de los gif animados ¡te pareció la leche!

Porque sabes que # y @ tuvieron otros usos antes de Twitter.

Porque tú también te reíste la primera vez que te viste a Scytale (y posiblemente hiciste un chiste). Y sabes lo que son arrakis, dune, andromeda, aire, fuego, vega, gaia, pulsar, ganimedes, sirius, orion, europa, atreides ¡y tenías un favorito!

Porque tenías un script favorito para conectarte al Irc (Hispano). Yo utilizaba el MIRC, pero había otros muchos. Tenías un quit que habías escrito con mucho mimo y que considerabas tu marca personal. Tenías un nick registrado (y bastante gente se acuerda). Escribías comandos como un loco en un script bastante poco intuitivo. Te acuerdas de lo que era un nuke, sabías lo que significaba ping timeout y tú mismo hacías pings a la gente simplemente para saber si seguían ahí.

Porque los ircops te daban un poco de miedito. Bueno, a unos más que a otros…

Porque estuviste en Kdds y esto de quedar con gente que no conoces no te parece nada marciano.

La verdad es que sabes que llevas mucho tiempo en internet, pero ¡que te quiten lo bailado!

…y sobre todo que no te quiten a los amigos que hiciste en su día. Dedicado a los amigos de #cinefilos

 

Artículo anteriorLos besos están sobrevalorados
Artículo siguienteAmigas, el tiempo pasa
Sara Palacios
Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

23 COMENTARIOS

  1. La mitad de cosas que mencionas me suenan a chino jaja! Yo no usé Internet hasta que fui mayor de edad, y aún así muy limitado, en la uni y para estudiar. Los usos molones de Internet no los descubrí hasta que salí de España 🙂

  2. Yo aún vivo marcada por esos módems que se desconectaban cuando tu madre descolgaba el teléfono para llamar a alguien y te mandaban la conexión al traste. Y confesando ilegalidades ¡esas películas que podían tardar hasta 3 semanas en descargarse y me parecía hasta poco tiempo! Google dice ¡yo era mega fan de Altavista y no imaginé que pudiera existir un buscador mejor! Oye ¿esto quiere decir que nos estamos haciendo mayores?

  3. Si vieras mi cara ahora mismo… una sonrisa nostálgica se me apodera… Quizás el twitter me mola más que otras rrss porque hay que utilizar la @ y la # y me recuerdan tanto tanto al irc… ains… qué tiempos snif 🙂

  4. Mira que yo no me siento mayor, pero es leer esto… y se me caen los años encima cual losas. Terra, hispano, internet explorer, … cuántos recuerdos!

  5. Lo del sonido del módem y quedarte sin conexión porque tu madre descolgaba para hablar por teléfono si avisarte, a mi me daba también mucha rabia. ¡Qué nostalgia y qué recuerdos! El viernes es mi cumple y leyendo esto creo que me estoy haciendo mayor…buaaaahh!!!!

  6. Yo llegué a usar Internet en “modo texto” en la Universidad, que era el único sitio con conexión. El modo texto es eso, sólo texto, sin imágenes, desde una consola tipo MS-DOS. Y los correos de Terra ya eran ciencia-ficción, nosotros leíamos el correo también desde la consola con editores como el Pico. Madre mía me siento abuela cebolleta.

  7. Ay cariño, la primera vez que me senté frente a un ordenador había que poner C:… y una cantidad de cosas que ya ni me acuerdo. Pero todo era en DOS, wp no era una plataforma de blogs, sino el padre del windows word, es decir WordPerfect, no había aún excel, sino hojas de datos… y el ruido del módem era lo más. Los diskettes más avanzados tenían 128ks de capacidad, y eran enormes… en fin, que para dinosauria ésta que tienes acá.

  8. Esos amigos de #cinefilos con los que tantísimos ratos compartimos, y unas cuantas kdds también. Fines de semana, cenas, comidas e incluso, noches de óscars en casa.

    Cuántos buenos recuerdos!!! Para todos un besote y uno más grande aún para ti Cicely :*

  9. Cuando te sentías todopoderoso el día en que en Napster te podías bajar una canción en…20 minutos!!! Yo me hasta tuve un novio por el IRC, era de Valencia. De mandar fotos ni hablar, que eso ni se sabía como se hacía, era puro amor intelectual

  10. Nosotros conectábamos en clase por terminal remoto con la Biblioteca del Congreso en Washington y me sentía dentro de la película de Juegos de Guerra. Qué tiempos.

  11. Tanto tiempo ha pasado ya????? No…. Que va……no puede ser…… Piiiiiiiiiiii ese ruido modem que le cuento a las niñas y flipan….. Y si…. Terra……esa pagina naranja tremenda………somos mayores acaso???????

    Que recuerdos

  12. ¿Y las BBS? ¿Recordais las BBS y los xpress messages? Todo texto, todo texto, y escribiendo a toda velocidad manteniendo conversaciones simultáneas con gente de todas partes… ¡a mí me parecía magia! Aún conservo mi segunda dirección email, de hecho, es la que más uso. La primera quedó en la bbs de un consejo de estudiantes y ni sé si sigue existiendo. Y la contraseña que más veces he usado en mi vida (porque me encantó, la verdad) es la que me asignó Geocities cuando abrí con ellos mi primer “blog” o lo que fueran aquellas páginas personales que te abrías allí… Aish, qué nostalgia me ha entrado de golpe, llevo 20 años en esto…

  13. Hola cicely, ¡¡cuanto tiempo!!, que tiempos aquellos del mirc en nuestro querido #cinefilos!!!! madre mía, lo que me acuerdo todavía y de toda aquella gente que nos pasábamos las mañanas, tardes y noches conectados.(leia,bombar,draven,dende,scarlett,rob…, bufff!!!)

  14. Has descrito a la perfección aquellos años del IRC en #cinefilos, que recuerdos; para nada me suena a chino, si no a gloria bendita 😉 ,aquel saborcillo que tenia la red de entonces no es el de ahora…. Yo me senté frente a un ordenador por primera vez en 1978, era un apple II, no ha llovido ni ná!!! ;P
    Fuimos pioneros, vaya que sí, en #cinéfilos encontré a la que es mi esposa y madre de mis dos hijas, y a veces recordamos juntos aquellos tiempos con nostalgia. Mis pequeñas tampoco saben lo que es una enciclopedia en tomos, ni lo que es vivir sin teléfono móvil. …… en fin, un saludo a tod@s, en especial a l@s #cinéfilos. Siempre vuestro Nacho (…o si lo preferís… Governor)

  15. #Cinefilos 4ever!!! aun mantengo contacto con much@s y si, me acuerdo de mi nick, es mas sigue siendo el mismo y mucha gente me conoce por el. Un besazo Cicely y salu2 a todos los que echamos una lagrimita de vez en cuando viendo fotos (si, en papel) de aquella epoca.
    Jonsei (El unico y verdadero 8º pasajero… si es que me acuerdo de mi quit!!! XD)

    PD: Un gran recuerdo para un cinefilo que se fue hace poquito, Fosky :´)

    • No jodas que Fonsy ya no está con nosotros!!!! Me cago en to!!!! Muchos recuerdos para su gente y que descanse en paz

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión