Algunos consejos para una futura mamá primeriza

1

Últimamente estoy rodeada de embarazadas y curiosamente la mayoría de ellas son primerizas. Amigas que se lanzan a la trepidante y nada aburrida aventura de ser madre. ¡Otras valientes! Y, a mí, la morriña me invade al verme rodeada de tanta tripa y tanto bebote comestible, la verdad, con las ganas que tengo yo tener un tercero. Con ellas surgen conversaciones donde te plantean miles de dudas, de inquietudes, de miedos, de temores…  Conversaciones donde me dicen “Como tú ya eres mamá seguro que sabes”… y nada más lejos de la realidad.  La experiencia es un grado, eso está claro, pero para nada te convierte en una experta y menos en esto de ser madre. Aún así hoy me animado y he querido poner por escrito todos los consejos que yo le daría a una futura mamá primeriza.

Déjate llevar

mamá primeriza

La naturaleza es tremendamente sabia y nuestro cuerpo está preparado para lo que se le viene encima, te lo aseguro. Aunque te parezca mentira. Somos animales, a veces nos olvidamos de ello, y el embarazo y el parto es lo más animal que existe por mucho que lo hayamos normalizado. No sirven de nada los agobios y los miedos, aunque son completamente comprensibles y humanos. El miedo a lo desconocido es prácticamente inevitable. Lo mejor es dejarte llevar. Tu cuerpo se irá transformando y preparando poco a poco. Puede que tengas un embarazo estupendo o puede que sea más bien todo lo contrario, déjate llevar. Cada mujer es un mundo y cada embarazo es único y distinto. Si es bueno, disfrútalo al máximo (yo lo recuerdo con mucha nostalgia) Y, si es malo, piensa que más tarde o temprano pasará. Todo llega y todo pasa. No lo olvides.

Compra con cabeza o agujerearás tu bolsillo

mamá primeriza

No te vuelvas loca. Repito. No te vuelvas loca. Un bebé necesita muchas menos cosas de las que eres capaz de imaginar. Con la mitad, de la mitad, de la mitad tendrás y no exagero. Sé que hace una ilusión tremenda, que todo te parecerá precioso y poco, siempre será poco, pero la realidad es que crecen a una velocidad increíble y no necesitará tantas cosas. La ropa no les dura un telediario, siendo optimista les dura medio y luego te pasará como a todas que no te dará tiempo a estrenar un montón de cosas de las que has comprado. 

También estarás tentada de comprar cien mil cachivaches que parecen super útiles pero que al final terminan siendo eso, cachivaches con los que no sabrás qué hacer ni dónde guardar. Y si alguna amiga te ofrece la posibilidad de dejarte cosas, no seas tonta y aprovecha. Con los bebés las cosas se quedan prácticamente nuevas. Acepta los préstamos, porque como diría mi compi Cristina, esos cosas traen buen karma.

Y recuerda que te van a hacer un montón de regalos. Sé lista, haz un lista y cuando te pregunten “¿Qué necesitas?” o “¿Qué quieres que te regale?” que no te dé corte y pide por esa boquita. Puedes ahorrarte un montón de dinero y te evitarás tener luego que andar cambiando un montón de cosas que o no te gustan o tienes repetidas.

Olvídate del mundo y fíate de tu instinto

mamá primeriza

Seguro que desde que te quedaste embarazada te habrán llovido consejos y recomendaciones a diestro y siniestro. Mira que somos pesadas (me incluyo ;.-)) Pues te diré una cosa, y mira que esto es tirar piedras contra mi propio tejado, que aquí estoy  yo hoy dándote consejos. Tú escucha, lee, infórmate, eso enriquece, enriquece mucho. Pero luego olvídate del mundo y confía plenamente en tu instinto. Sabrás hacerlo mucho mejor de lo que imaginas. Y si no puedes pide ayuda, siempre tendrás a alguien alrededor dispuesto a echarte una mano en caso de necesidad.

Y disfruta cada día como si fuese el último

mamá primeriza

Y nunca te olvides de disfrutar a tope cada día. Y hazlo como si fuese el último porque eso de que el tiempo vuela, algo que seguro ya te habrán repetido más de una persona, es absolutamente cierto.

Los inicios probablemente sean duros, la falta de sueño y el agotamiento de los primeros meses harán mella, pero todos, todos los días tendrán algo bueno e incluso lo malo te traerá a la larga cosas buenas. Acuérdate de lo que te digo. Tú sólo disfruta, porque tu vida se va a llenar de primeras veces y esas primeras veces, ¿sabes qué?, ¡nunca vuelven!

Y si te animas hazte con un diario, donde poder anotar los hitos o las fechas importantes de tu bebé y de esta nueva aventura. Luego hace mucha ilusión recordar todas esas primeras veces, te lo digo yo.

Y tú, ¿qué le dirías a una mamá primeriza?

Comparte
Artículo anterior“Si de algo vengo cargada de Senegal es de esperanza”
Artículo siguiente5 planes de invierno para no quedarte en casa

Soy Natalia, mami de tres… bueno de dos princesas, que me tienen loca, y un blog donde, desde hace más de cuatro años, cuento mis historietas, mis ocurrencias y mi día a día. Mujer apasionada, responsable, trabajadora, comprometida, cariñosa y muy optimista, me gusta ver el vaso siempre medio lleno. Dispuesta a darlo todo siempre y a disfrutar de este nuevo proyecto con todas vosotras.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre