martes, mayo 17, 2022
InicioOcioNo, esa frase ya no se dice

No, esa frase ya no se dice

Tip y Coll Dame la manita

En Mujeres y Madres Magazine estamos siempre al servicio de nuestra audiencia y hoy queremos hacer para vosotras un ejercicio de actualización de esas frases que han quedado en desuso y que al proferirlas nos dejan exactamente en el lugar que sospechamos que tenemos: en el de las madres carrozas. Así pues, repasemos algunas de las frases que ya no se dicen (o que los millenials directamente ni entienden).

Dame la manita, Pepe Lui

Empiezo por esta que es vieja hasta para mí. Y es que mi padre era muy aficionado a decirme “dame la manita, Pepe Lui“, una frase que viene directamente del dúo cómico Tip y Coll, a los que creo que no conocí jamás (bueno, sí, por las reposiciones). Digamos no a las frases preconstitucionales, amigos.

Chanquete ha muerto

chanquete ha muerto
Ahí contando toda la enjundia en primera página

Ups, spoiler: Chanquete ha muerto. A ver, queridas, Chanquete murió en febrero del 82 y de eso han pasado ya la friolera de 34 años. Tus hijos no saben quién es Chanquete ni subirán nunca a la Dorada. Es más, si un viejo calvo y con barba intenta hacerse amigo suyo es más que probable que tú misma le denuncies a la policía. Dejemos descansar en paz al pobre Chanqui, por favor.

Que te meto con el mechero

Corrían los primeros 90 cuando a todo el mundo nos parecía graciosísimo decir eso de “Sole, que te meto con el mechero“. Por favor, mirad esas pintas. A vuestros hijos los 90 les quedan tan lejanos como a vosotras cuando vuestros padres os hablaban de Locomotoro. Por favor, no lo hagáis.

Eres un fistro pecadorl

Chiquito y Van Damme

He de admitir que Chiquito me hizo gracia cuando salió. Claro, era el año ¿94? y estaba estrenando la pubertad. Pero creo que se nos gastó el chiquitismo de tanto usarlo, así que propongo cambiarlo por expresiones más modernas como “Estás burlao” (estás confundido) o  el famoso jarl por un LOL.

Eso son cuatro duros

Ay, que levante la mano quien no piense en pesetas cuando le hablan de precios de pisos, por ejemplo. Nuestras añoradas monedas nunca se fueron del todo pero son todo un dolor de cabeza para los nacidos a partir del año 95 ya que guardan pocos recuerdos de las monedas de cinco duros con (y sin) agujerito. En vez de decir “eso son cuatro duros” propongo “eso son cuatro pavos” que significa más o menos lo mismo pero es más moderno.

Qué pasa, neng

Ya ni recuerdo cuándo fue la última vez que vi al neng de Castefa en la tele, así que, ¿por qué seguimos con esto? ¿De verdad hace falta repetir una y otra vez “qué pasa neng” cuando llegamos a los sitios? Hace años que dejó de tener gracia.

Ola k ase

ola k ase
Lee un post o k ase?

Vamos con una expresión más actual pero que no deja ni la menor duda en cuanto a vuestra edad (ni en cuanto a vuestro uso de Internet. Las llamas de Ola k ase tuvieron su momento pero ese momento ya pasó. Si queréis os dejo que sustituyáis la frase por la interjección “Holi” que está a punto de caducar pero que aún nos hace un apaño.

La que has liao, pollito

Otra de esas expresiones que se han expandido como la pólvora gracias a la magia de las redes sociales ha sido “la que has liao, pollito”. Creo que la niña del pollito debe de haber hecho la comunión el año pasado así que dejémosla en paz. Como os veo venir os advierto: ni se os ocurra cambiar esta expresión por “la he liao parda” que aún es más vieja.

Venga, decidme vosotros qué frase viejísima repetís sin parar porque os hace gracia o porque le habéis cogido tanto cariño que no sois capaces de expulsarla de vuestro vocabulario. Yo admito que no puedo dejar de usar la de “y lo sabes”.

Imágenes vía Citizen Plof, La ficha rosa del Trivial,

Patch
Patchhttp://www.noesundesfile.com
Periodista, bloguera, amansadora de fieras, @communitymadre y tratando de conquistar el mundo desde los 80. Puedes encontrarme en No es un desfile donde voy contando mis tonterías desde 2003. ¡Ah! Y ahora he escrito un libro Responde primero a la segunda pregunta.
RELATED ARTICLES

18 COMENTARIOS

  1. Yo en realidad no digo ninguna, pero me he dado cuenta de lo vieja que soy… OMG! (¿OMG se puede decir todavía?)

  2. Ufff! Yo repito frases de mi madre a dolor.. Así que me he quedado anclada en los 80. Eso sí, remasterizada con palabros tipo “viejuno” o “procrastinar”. ¡Ja, ahí queda eso!

  3. Mi vocabulario se ha estancado en los 80, porque el “hasta luego lucas” “La liaste parda” y “Hola caracola” “Que te pego leche” forman parte de mi día a día. Mis hijas me miran un poco raro como no sabiendo que decir…

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión