Cinco cosas que odio del Metro

0

Durante bastantes años dejé de ser usuaria del Metro de Madrid. Cuando me fui a vivir a las afueras de la ciudad sólo usaba el autobús para ir a trabajar y los fines de semanas. Cuando veníamos a Madrid, lo hacíamos y lo seguimos haciendo en coche, por comodidad. Desde hace un par de años he vuelto a ser usuaria, por razones de fuerza mayor no os vayáis a pensar, y hay algunas cosas que odio del Metro de Madrid. ¡A ver si sabéis cuáles son!

Estoy de acuerdo en que tenemos una red de Metro que ya les gustaría a muchas otras ciudades (¡eso está claro!) pero eso no es excusa. Hay cosas que odio del Metro. Quizás porque me estoy haciendo mayor, quizás porque al dejar de ser usuaria durante un tiempo me desacostumbré de algunas cosas a las que tristemente te acabas acostumbrando con el paso del tiempo o quizás, también, es que algunas cosas han cambiado desde entonces. No lo sé, juzguen ustedes mismas y ya luego, si eso, me cuentan si comparten opinión conmigo o no. ¡Veamos!

Odio del Metro… ¡el olor!

odio del metro
Mal olor vía Shutterstock

Bueno mejor dicho, ¡el horroroso, hediento, mal olor! No puedo soportar el olor a cerrado, a humedad, a sucio o incluso, en algunas de las estaciones que yo frecuento a menudo, a huevo podrido. Os juro que es literal pero la estación de Bilbao, por la que paso a diario para ir a la oficina apesta a bomba fétida. Y, francamente, es repugnante y muy desagradable salir del vagón y que el olor te dé un bofetón. Y ahora, en mi estado de buena esperanza, mucho peor 😉

Odio del Metro… ¡la masificación!

odio del metro
Estación de metro vía Shutterstock

Yo, lo de apretujarme en un vagón de metro con gente que no conozco de nada cada vez lo llevo peor. Es más os diré, que más de un día, dos y de tres dejo pasar más de un metro porque yo de las apreturas como que paso. Definitivamente me debo de estar haciendo mayor…

Odio del Metro… ¡la falta de rapidez!

odio del metro
Metro vía Shutterstock

El famoso eslogan que seguro has oído de que el Metro de Madrid vuela deja mucho que desear, la verdad. Y más todavía cuando esa falta de rapidez aparece cuando más la necesitas (eso suele ocurrir casi siempre) Hay líneas especialmente lentas y horas en las que si la distancia que vas a recorrer en Metro es corta casi tardas menos andando. ¡Te lo digo yo!

Odio del Metro… ¡la nueva tarjeta de transporte!

odio del metro

Puede que a priori tener una tarjeta de transporte, en lugar de los billetes convencionales de toda la vida, pudiese parecer práctico pero igual podían haber dado un paso más allá y que esta nueva tarjeta vieniese acompañada de algo más. ¡Vamos digo yo! Como, por ejemplo, una app para el móvil donde se pudiese cargar la tarjeta de forma rápida cuando de pronto te das cuenta de que la tienes caducada o donde poder consultar cuántos días te quedan para que caduque o de cuántos viajes más dispones.

Odio del Metro… ¡la falta de educación!

odio del metro
Cortauñas vía Shutterstock

Aquí si que me voy a desahogar, en plan vieja del visillo, pero es que he visto cada cosa. Desde la que se peina literalmente encima de ti (sí, sí, con un peine), hasta la que se corta la uñas sentada a tu lado pasando por el que se cuela para pillar asiento a toda costa. ¡Mala educación para dar y regalar!

¿Tú también odías alguna de esas cosas? ¿Alguna otra? Venga va, que no creo que sea un bicho raro y sea la única que odias estas cosas. ¡Contadme!

Imágen de portada: Metro de Madrid vía Shutterstock