sábado, junio 25, 2022
InicioOcioPelículas que todo treinteañero debe "legar" a sus hijos

Películas que todo treinteañero debe “legar” a sus hijos

darth vader

Todavía me paraliza la tensión cada vez que lo escucho. Ningún niño debería crecer sin esa sensación, sin saber el verdadero significado de cinco palabras que supusieron una auténtica revelación para toda una generación: “Luke, yo soy tu padre”. Y yo hoy vengo aquí a reivindicar ya no solo la paternidad velada de Darth Vader, sino la huella que dejaron en nosotros esas películas que marcaron nuestra infancia.

Porque Toy Story y Shrek están muy bien y las películas infantiles suelen ser una apuesta segura; pero nosotros somos de una generación en la que el cine para niños era residual, que más allá de Mary Poppins, E.T o Tú a Boston y yo a California las citas con el cine o el VHS lo que nos traían eran películas familiares, comedias románticas, artes marciales, aventuras y ciencia ficción… mucha ciencia ficción.

Así que vamos a recopilar esos títulos que todo progenitor treinteañero debe legar a sus hijos.

Las míticas

Sinceramente creo que el mundo se puede dividir entre fanáticos y no fanáticos de la trilogía de La Guerra de las Galaxias -la primera, la original, la de los ochenta-. Y digo fanáticos porque es la típica saga que o te apasiona o detestas. Pero, tanto seas de uno como de otro grupo, no cabe duda de que George Lucas marcó un antes y un después en el mundo de la ciencia ficción. Y aquí muchos replicaréis que el verdadero hito en el género llegó de la mano de Star Treck pero ¿qué queréis que os diga? este es uno de los eternos dualismos en los que el mundo no se pondrá nunca de acuerdo: ¿Beatles o Rolling Stones? ¿Pepsi o Coca Cola? ¿Papá o mamá? ¿Halcón Milenario o Enterprise? Yo lo tengo claro pero, ¿y tú de quién eres?

Lo que sí está claro es que recorrimos nuestra niñez de la mano de un Harrison Ford que, desdoblado entre Han Solo y el profesor Indiana Jones, se convirtió en el icono del aventurero por excelencia. Porque si como arrogante forajido espacial nos conquistó, como arqueólogo aventurero inauguró, sin duda, el concepto de madurito interesante. Con el profesor Jones visitamos, armados de látigo y sombrero, los lugares más recónditos del mundo, que ya quisiéramos más de una que nos hipnotizase una tribu salvaje para ofrecernos en sacrificio con tal de que él nos rescatase.

Indiana Jones

De aquellos años nos queda también el primer superhéroe popularizado por el cine, el primero en dar el salto del comic a la gran pantalla: Superman. Sí, Superman y sus mallas azules y calzoncillo rojo, Superman y su kriptonita; Superman y su doble identidad; Superman y esa “empanada” Loise Lane, que no se coscaba de una; Superman y su templo de hielo… Superman y las toallas de mamá que todos alguna vez nos hemos atado al cuello.

Un personaje cuya popularidad solo pudo ser superada por el pequeño, amorfo y cabezón ET con su dedo incandescente y su inseparable Elliot. Si nunca has dicho “Mi casa. Mi Teléfono. Mi casa” con voz gutural,asúmelo, no has tenido infancia.

gonnies

Pero el Top Ten de toda esa generación de treintañeros que nos hemos puesto a procrear en la última década también debe incluir, sí o sí, Los Goonies. Treinta años se cumplen de su estreno y me sigue divirtiendo como el primer día. ¿Quién no ha querido alguna vez vivir en los muelles de Goon? Si eres fan no puedes perderte este artículo con veinte curiosidades sobre la peli. Recientemente se barajó la posibilidad de rodar una secuela, en torno a los hijos de Los Goonies originales, pero sus protagonistas -con acierto para mi gusto- prefirieron desestimar el proyecto.

A pesar de tener detrás el sello de Steven Spilberg, Los Goonies es de esas películas que gana con los años al igual que otras como La Princesa Prometida, que pasó sin pena ni gloria por los cines y que, sin embargo, ahora resulta casi una película de culto. “Hola. Me llamo Íñigo Montoya, tu mataste a mi padre, prepárate a morir”… y así, en bucle. El pirata Roberts, el pantano de fuego, Billy Crystal como el Milagroso Max, el niño de Aquellos Maravillosos Años y su videojuego arcade y el sopor que me produce pensar que Íñigo Montoya, Sael Berenson -Homeland-  y Jason Gideon -Mentes criminales- son la misma persona… ¿qué más se puede pedir?

Que sería de nuestra infancia sin…

“Tararararara, tarararara…Tararararara, tararararara…Ghostbusters!” Porque sí, todas las películas que hemos enumerado hasta ahora podemos verlas una y otra vez sin cansarnos pero, qué sería de nuestra infancia sin otras que no han alcanzado el nivel de clásicas pero que nos han hecho pasar momentos míticos. Los Cazafantasmas y sus armas imposibles son una de ellas, pero cómo obviar a los pequeños Gremlins, esos seres adorables que mutaban si comían después de medianoche, que se multiplicaban con el agua y que llegaron para arruinar aquella Navidad. Tenemos a Los Gremlins, pero también a sus primos lejanos, Los Critters, un quiero y no puedo que probablemente muchos habréis olvidado ya.

cazafantasmas, critters, gremlins

Metidos de lleno en el fenómeno fan-camino-de-la-pubertad, me quedo con Ralph Macchio y su “dar cera, pulir cera” para complacer al exigente Señor Miyagi en Karate Kid; y con un jovencísimo Michael J. Fox por partida doble, en las perturbadoras Regreso al futuro, capaces de hacer colapsar mi limitado cerebro infantil con su paradoja espacio-temporal -si en el pasado su madre se enamora de él y no de su padre dejaría  de existir en el futuro- y su divertidísima Teenwolf -aquí De pelo en pecho- como hombre lobo adolescente.

tiburon

Los niños de hoy en día son muy “flojos” -desde el cariño-. A nosotros, en cambio, nos sobraba la casquería. Y no lo digo precisamente por la imagen de Diana comiéndose una rata en V, sino por el derroche de sangre y vísceras de películas como Tiburón, que ahora parece lo más inapropiado para un niños pero con la que nuestros padres no tuvieron remilgos.

Las que nunca caducan

Da igual que hayas nacido en los setenta, en los ochenta o en los noventa. Nadie puede resistirse al encanto de Grease y Dirty Dancing. Y no es solo porque sus bandas sonoras sean de lo más pegadizo, es que recogen las dos grandes enseñanzas de la vida para cualquier mujer: Que si eres una chica buena no te comes un rosco, pero con unos pantalones de cuero te llevas al más “pintao” y, sobre todo, que el único hombre del mundo en el que puedes confiar es, sin duda, tu padre. Pero, de verdad, yo no puedo decir nada de Dirty Dancing porque todo lo contó ya mi colega Sara Palacios aquí.

John Travolta, al que hay que reconocer que en sus años mozos tenía un punto interesante; Patrick Swayze, reguleras por antonomasia… y de buenorro en buenorro -reconozcámoslo, éramos jóvenes pero teníamos ojos…- nos topamos de lleno con un Tom Cruise espléndido. De hecho, en la única película que no me da grimilla es, sin duda, en Top Gun. ¡Ay cómo me ponía a mí el rollo piloto de combate! La película hizo que se disparasen los alistamientos en el ejercito del aire estadounidense.

Entre esa y Oficial y Caballero, descubrí que los uniformes tenían su encanto. Ocho añitos tenía yo y unos padres muy avispados que me mandaban a por agua a la cocina cada vez que las escenas subían de tono cuando Richard Gere se convirtió en el novio de América.

rebeldes

Pero, para porcentaje de yogurines por metro cuadrado, sin duda, Rebeldes. Película que recuerdo en qué cine, cuándo y con quién vi porque salí FASCINADA. Tanto que invertí mis ahorros en comprarme un libro que devoré una y otra vez aunque su edición en gallego me dejase perlas como “Poniboy, tes una moza ben caralluda” y acabase siempre llorando como si fuese la primera vez que lo leía.

Ciencia ficción

alien terminator

Ya veis que en mi infancia le di a todos los géneros, aunque la ficción era mi preferido. ¡Cuántas pesadillas no me habrá inspirado Alien! que, evidentemente no era una película para niños pero, inevitablemente, acababas tragándotela en algún momento de tu infancia y, al final, hasta acababas cogiéndole cariño. Mis padres -a estas alturas ya os habrá quedado claro- no tenían remilgos, así que Termitanor y el hipermusculado Schwarzenegger, Mel Gibson en Mad Max -cuya actualización está a punto de estrenarse- y, ¡cómo no! Rocky también acompañaron nuestras noches de vídeo y manta y, conociendo las inclinaciones fantásticas y un tanto gore de mi prole estoy segura de que aquí también triunfarán.

Dando ideas…

flashdance

Y si de todos los títulos anteriores no podéis rescatar ninguna sugerencia, aquí os dejo algunos que ya han pasado la prueba de calidad con nota: Willow y Lady Halcón, por las que yo no apostaba ni un duro pero que resultaron inesperadamente atractivas incluso para estas niñas a las que ya apenas las sorprende nada. Flashdance, aunque aquí jugábamos sobre seguro, pues tengo dos amantes del baile en casa. El secreto de la pirámide, porque Sherlock Holmes es siempre una apuesta ganadora. 1,2,3 Splash, ¡porque donde esté una sirena que se quite todo lo demás! Dudas me entran con Mi chica, que a mí ya me pilló más mayorcita y me resulta demasiado dramática y para penas ya está la vida, y lo mismo me pasan con la lacrimógena Campeón. Y lo voy a intentar en breve con dos de mis pelis preferidas: El club de los cinco y Hoosiers, esta reservada para amantes del baloncesto profundo.

Ahora os toca a vosotras. A ver, ¿qué me he dejado por el camino? Id contándome vuestras recomendaciones y en un par de semanas reeditamos el artículo con ellas.

 

 

 

Artículo anterior¡Bonito Palabro!
Artículo siguienteEsta semana en MMM
María L. Fernández
María L. Fernández
Soy María Fernández. Mujer, madre, amante, amiga y periodista en permanente propiedad conmutativa. No sé vivir sin contar historias. Las mías, las tuyas, las de los demás. Nunca sabrás si voy o vengo, pero cuando te hablo ten la seguridad de que lo hago de forma honesta, porque no sé hacerlo de otra manera.
RELATED ARTICLES

25 COMENTARIOS

  1. Añadir alguna, dices?? Merak, es el mejor repaso que he visto en mucho tiempo!! Vsmos, que ya se que pedirle ahora mismo al Itunes!! Mientras desayunabamos los treintañeros y cuarentañeros padres de mis niñas, estábamos recordando canciones y personajes!! Muchísimas gracias!!

    • Así que os he dado el desayuno nostálgico!!!! Pues te sorprenderá ver cómo reaccionan las peques cuando les pongas algunas

  2. Genial el repaso, no falta ni una de las básicas e imprescindibles! 😉
    Pero permíteme hacerte una corrección de friki ‘tocapelotas’ ^_^ : las cinco palabras que supusieron una revelación para toda una generación fueron en realidad “NO. Yo soy tu padre” 😉
    Lo siento, pero no puedo evitarlo >.<
    Gran post! Me ha encantado recordar tantas pelos de mis tiempos.
    Besosssss :-*

    • Qué dices!!! Se me ha caído un mito. Pues deberían rodarla de nuevo con mi versión. Entre esto y que Rambo nunca haya dicho realmente “no siento las piernas” temo que el mundo implosione de un momento a otro. Jajaja. En cualquier caso, que sepas que adoro a los “frikis ‘tocapelotas'” y estoy muy satisfecha de que te haya gustado el repaso!!!! Besos

  3. Vaya repaso tan bueno, están todas!!!!
    Todavía recuerdo cuando fui al cine para ver algunas de ellas y como flipe al terminar la película. Algunas las sigo viendo cuando las reponen y sigo disfrutando con ellas.

  4. ¡Star Wars es la mejor saga del mundo mundial! Las pelis antiguas, claro. De las nuevas lo único molón es ver cómo Anakin se va conviertiendo en Darth Vader.

    Una recopilación estupenda!! Me ha encantado y me ha traido muy buenos recuerdos.

  5. Menuda variedad de películas!! Este post se lo tengo que enseñar a mi marido, seguro que flipa con ello.
    Nosotros nos llevamos 12 años, yo nací a finales de los 80 y la mitad de estas pelis ni las conozco, algunas si por su gran fama (tipo rocky, aliens, star wars…) pero otras nada de nada. Bueno pues mi querido se indignó cuando le dije que no había visto Indiana Jones, Regresa al Futuro y me hizo verlas del tirón. Tengo que decir que me encantan y me engancharon desde el minuto 1 jeje. Sin embargo Rocky no me mola nada. Creo que las únicas que he visto por gusto propio eran los gremmlins y me encantan, y la de Rebeldes, porque me leí el libro y me pareció buenísimo y al enterarme que había una peli la quise ver.
    Ah, bueno, y Grease y Dirty Dancing van en mi corazoncito siempre!! Y cuando mi niña sea mayor se las pondré jejejejeje

    • No me lo digas, no me lo digas… finales de los 80… buah!!! voy a llorar. Que no! Mujer! que está genial que tu marido te haya “obligado” a hacer un repaso de lo mejor de nuestra generación! Y, respecto a Rocky, en su momento yo era muy fan, pero ahora me duelen los ojos de ver más allá de la primera.

      • Jajajajaja soy una yogurina por aquí, si.
        Rocky aun lo puedo aguantar, pero no soporto Rambo. Del primero le regale la colección de dvds, pero cuando me deja caer algo sobre Rambo me hago la loca jajajaja

  6. Me encantan, soy fan de todas!!
    Especialmente del Club de los cinco y su banda sonora.
    La Princesa prometida, qué gusto ver películas como esa…
    pero…
    Y el CONDENSADOR DE FLUZO???
    Mejor que Regreso al futuro no creo que haya nada.
    Nota: Menciona también a los directores, Rebeldes es de Coppola.
    Y cómo se llamaba Stand by me?. Qué grande River Phoenix.
    Y la historia Interminable!
    Ahh, buenísimas películas todas.

  7. Ohhh me gustan todas, todas, todas!!!
    Yo soy muy fan de ponerles a mis hijas el cine que me gustaba a mi de pequeña y a ellas les encanta!
    Sólo añadiría “La historia interminable” que es una de nuestras favoritas tanto en peli como en libro.
    Gran post compañera!!!
    Me quedo con la mítica frase “Me llamo Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir” ¡guau!!!!!!!!!

  8. Graaaaaan post!!!! me ha encantado!!!
    Nosotros somos muy fans del cine en general y de pelis míticas en particular….
    Yo añadiría “La história interminable” la habré visto mil veces y me encanta!!! y “Hook” una versión de Peter Pan con Dustin Hoffman y Robin Williams.
    Nosotros ya hemos comprado en DVD alguna que otra peli para legarsela a nuestro bb de 14 meses, friki total!!!! 😉

  9. Genial recopilación, aunque algunas de las pelis que citas no me gustan (básicamente Rocky y Rambo…). Yo añadiría “La historia interminable”, que ya he visto con mi hija de 5 años, “Mujercitas” (la de Elizabeth Taylor) y “El lago azul”, esa me encantó con 10-11 años…

  10. fenomenal el repaso!!! Yo añadiría El Club de los poetas Muertos, un clásico de adolescentes….

  11. Yo hay algunas que no he visto… o no he visto enteras, sólo haciendo zapping…
    Y es que yo de peque era muy de pelis de terror!!! El exorcista, pesadilla en Elm Street, Poltergeist, Psicosis…

  12. Por aportar alguna que no es de terror…
    Big! Una de mis favoritas!
    El chico de Oro, Joe contra el volcán.

  13. ¡Qué maravilla! ¡Están todas! Soy tu fan, todo el rato.
    Los Goonies sigue siendo mi peli favorita, por todo… Cuando vi a Sam en El Señor de los Anillos no me importó que se hubiera comido media Comarca, con postre, porque para mí siempre será Mikey, y siempre le amareeeeee.
    Pero es que has repasado todas las güenas: Cazafantasmas, bravo, Regreso al Futuro, imprescindible trilogía, Indiana… ay, Indiana!!! Yo no entendía qué le veía mi madre a Harrison, hasta que hace unos años (no muchos) viendo por la que hace 200 la primera de Indiana, me quedé fascinada al notarme rumbosa con el amigo. La edad, y la aventura que promete el personaje, creo, no perdonan! 😉

  14. Menuda selección, no falta ninguna!!! Las he visto todas menos, Top Gun y Oficial y caballero… Alguna vez he pensado en verlas, pero como que no encuentro el momento, jejeje… Me va mas el rollo fantasía o aventuras, pero sin duda todas estas se las pondremos a Valkiria llegado el momento!

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Mamagnomo on