jueves, mayo 19, 2022
InicioLifeStylePelos de colores, ¿te atreves?

Pelos de colores, ¿te atreves?

azul

Hace unos meses fui a la peluquería y en un alarde de modernez me hice unas mechas californianas en rojo.

Algunas amigas expertas en moda me dijeron que estaba loca… Otras me recomendaron hacerlo sin dudar porque le iba a dar mucha luz a mi pelo.

La cuestión es que me las hice y me encanta el resultado. Mis mechas son más o menos así:

Mechas_rojas

Al principio me daba un poco de corte porque yo suelo vestir muy de andar por casa y no estaba segura de cómo iban a quedar esas mechas tan “transgresoras” en una madre de vaqueros y zapatillas como yo, pero lo cierto es que me encantó el resultado.

Ya me creía yo súper moderna con mis mechas cuando de golpe vi que se había puesto de moda el pelo gris con las canas al viento o incluso teñido de gris para mujeres jóvenes:

Pelo_gris

Esto me dejó bastante perpleja porque, aunque reconozco que a estas chicas les queda bien, me extrañaría mucho que a una mujer de a pie le quedara igual.

Pero esto no había hecho nada más que empezar.

De pronto mis mechas rojas fueron la cosa más aburrida del mundo porque lo más IN es llevar mechas de colores:

Mechas_colores

De hecho, si no quieres teñirte el pelo, puedes comprar las extensiones de pelo de colores en internet con las mezclas de colores más imposibles que te puedas imaginar:

mechas_colores

Incluso el pelo entero teñido de colores imposibles:

Pelos_colores

Como siempre las famosas fueron las que empezaron la tendencia y poco a poco, el resto de los mortales se fueron apuntando al carro.

Pero yo ¿qué queréis que os diga? Ver estos pelos de colores me resulta raro… Me da la impresión de que esto viendo Lazy Town.

 

lazy_town

¿Te acuerdas de Stephanie pelo rosa? Esa niña que cantaba y bailaba con su peluca puesta. Pues ella solita puso de moda los pelos de colorines sin saberlo.

Pelo_rosa

Y si esto te parece atrevido, ahora vas a flipar… porque la última moda es el pelo multicolor arcoíris. Y cuanto más fosforito y llamativo sea el color mucho mejor para estar a la última.

Arociris

Yo, qué quieres que te diga… No me veo con el pelo multicolor, pero olé por la que se atreva.

¿Qué te parece esta nueva moda de los pelos de colores? ¿Te atreves?

Pilar Martínez
Pilar Martínezhttp://www.maternidadcontinuum.com/about
Soy Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y mamá de dos niñas. Escribo sobre maternidad, crianza y lactancia en mi blog Maternidad Continuum y soy Co-Directora de EDULACTA que forma expertas en lactancia materna. Soy una persona muy positiva, tengo intereses muy diversos y también soy un poco friki, así que aquí voy a permitirme el lujo de escribir de "otras cosas" que también me interesan ;)
RELATED ARTICLES

20 COMENTARIOS

  1. Pues para empezar ¡no sabía ni que estuviera de moda! Y para seguir, te diré que soy una sosona clásica en cuanto al pelo y siempre voy al estilo Pantoja, con melena larga y de mi color natural. Y he hecho propósito de mantenerme así, ahorrando en looks de peluquería, por lo menos hasta que las canas no me den tregua y me tiña por primera vez. Lo de las mechas californianas sí me gusta, pero en colores poco estridentes.

    • Pues si hija,
      la última moda es llevar el pelo con colores extraños jajaja
      Desde luego las famosas lo tienen claro…ahora falta que la moda llegue de verdad a la calle 😉

  2. Cuando estaba en la universidad llevé media melena negra y las puntas en fucsia. Esto era el año 98… Y me sigue encantando el pelo de colores!! Se ven unas melenas preciosas… No lo descarto, para nada.. Por ahora sigo con los fulares, turbantes y sombreros. En las buenas cabezas, como las nuestras, cualquier cosa queda divina!! Jajajajaja!!

  3. A mi me encanta ver las fotos pero no me atrevería a hacerme eso en la cabeza, soy muy indecisa. Ya me llega el pelo por la cintura porque llevo años queriendo cortarmelo pero no consigo decidirme, me da pánico sentirme extraña sin mi pelito. Creo que sufro de diógenes capilar o algo así 😉

  4. Yo no me atrevo y eso que tendría dos buenos mechones blancos delante de la cara cuál flequillo nevado, jajajaja.

  5. Yo llevo mechones blancos de cosecha propia… pero no puedo morirme sin probar ese azul!
    Hace años que lo visualizo. 🙂

  6. Uy…ando dándole vueltitas al asunto pelo…pero vamos, no pasa de la disyuntiva de flequillo sí o flequillo no….Y ahí llevo instalada varios meses…no te digo nada, si lo que me toca es darme un toque de color …..va a ser que soy un floja, que me lanzo me lanzo a esto del cambio de look, y cuando llego a casa nadie repara en que vengo de la peluquería, con eso digo todo…..bah….guerra perdida¡

  7. Yo que vivo en un pueblo veo pocas cosas de estas y el día de la feria del libro aluciné con tantas chicas con el pelo azul. Yo ahora no me veo, pero seguro que nos pilla en nuestra época adolescente y seguiríamos la moda.

  8. Madre mía! Que modas!!! :0
    A mi las mechas californianas si que me gustan, pero es cierto que no llevo un corte de pelo ideal para ello.
    Recuerdo que de pequeña, tendría 12/13 años me corte el pelo en “capa”, parecido al tazón, pero muy corto por detrás y algo mas largo por delante, no se si me he explicado bien jeje. Total que me teñí las puntas, como 2 dedos, de rojo intenso. Quedaba chulo, pero ahora no me lo haría ni loca jajajajaaja
    Sin embargo, me he teñido alguna vez el pelo en un rojo ultravioleta (así lo llama cierta marca) que queda muy chulo, pero me da mil pereza ir cada X tiempo a la pelu a retocar… Así soy yo! Jajajajaaja
    Besos!

    • Yo creo que también he llevado ese pelo que comentas! más corto de detrás que de delante ¿verdad?
      Me gustaba mucho porque era fresquito pero podía sujetarme el pelo cuando iba al gimnasio y así no lo tenía en la cara jaja
      Yo soy de las tuyas…me da una pereza enorme ir a la pelo a “retocar” 😉

      • Si! Lo que pasa que yo lo corte tanto que no me llegaba para recoger nada, solo las orquillas para apartar un poco la parte de delante si me agobiaba jejeje.

  9. Sin dudarlo… es más… yo hace años tuve el pelo rosa, también lo he tenido morado y he pasado por toda la gama de rojos estridentes… hará unos 10 años así que… quién sabe… a lo mejor después del verano me lanzo. Ahora ya no porque el pelo de color necesita mucho mantenimiento y el sol lo aclara todavía más rápido y como que no me apetece estar de peluquería cada 2×3 y sí en la piscina o en la playita 😉

  10. ME ENCANTA!!!!!!!!!
    Yo he llevado el pelo de varios colores. Cuando empecé la uni, en el 99 me corté el pelo corto y me lo teñí de naranja!!! Era super happy.

    Después pasé de un caoba normalito. A un rojo estridente!!! Ese me encantaba!! Pero lo malo es que te tienes que teñir muy a menudo, porque con los lavados pierde y se queda rosa feo.

    Después me hice trenzas en la cabeza, con mi pelo y pelo natural. Trenzas que duraron 4 meses y medio. Y las llevaba de color negro, marron y rubias, aixxx, como las hecho de menos. Era genial porque no tenía que estar peinándome todo el día.

    Por último, el pelo rubio pollo. Sí, sí, rubio pollo. Ese rubio tan rubio que al final parece blanco! Eso sí, duró un fin de semana. Después me lo puse rubio normal. Jajajajaja.

    Ahora llevo el pelo corto, las raíces negras (mi color) y las puntas de un color marron tirando a rubio (es por ahorrar, que el papi está en paro y no estamos para gastarlo en potingues), pero me queda fenomenal! Y a la gente le encanta.

    Saludos

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión