miércoles, octubre 20, 2021
InicioOcio¿Por qué adoro los gatos?

¿Por qué adoro los gatos?

Cuando era pequeña me regalaron una perrita por mi cumpleaños. Desde entonces (imagino que por no llevar la contraria) siempre he dicho que me gustaban más los perros que los gatos, por eso de que son más fieles y todo eso.

Sin embargo, hace poco más de un año, mis hijas y yo fuimos a un refugio de animales y adoptamos a un gato. Es una panterita preciosa que nos tiene enamorados a todos (incluso a mi marido, aunque lo niegue jeje).

gato_negro

Desde el momento en el que entramos en la gatera del refugio, nuestro gaturrio lo tuvo claro. Se acercó rápidamente y empezó a pedirle mimos a mi hija mayor.

Los que saben mucho de gatos dicen que los gatos son tan inteligentes que eligen a sus dueños y nuestro gato en seguida eligió a mi hija, así que no pudimos hacer otra cosa que llevarlo a nuestra casa.

Desde entonces estamos encantados con él y yo he descubierto que me encantan los gatos ¿quieres saber por qué?

1. Son independientes

Cuando se dice que los gatos son independientes, a veces se dice en plan mal…» es que son tan independientes que son ariscos». Sin embargo, yo creo que ser independiente es una ventaja enorme en la vida.

Tu gato no va a tener una dependencia enfermiza contigo. Cuando esté contigo debes saber que realmente es porque quiere estar contigo.

En mi opinión, eso nos enseña muchas cosas y es un mensaje que me parece muy adecuado para que aprendan mis hijas: No dependas de nadie, si estás con alguien que sea porque de verdad quieres estar ahí.

gato1

2. Pero también son mimosos

Los gatos son mucho más mimosos de lo que la gente se cree.

Adoran estar en compañía, dormir con sus dueños y sentarse en su regazo.

Cuando quieren mimos, los piden sin ningún reparo (otra lección importante que podemos aprender de los gatos) y normalmente los consiguen porque ¡son tan adorables!

gato_mimoso

3. No dan trabajo

Si estás buscando una mascota que no te de trabajo, entonces piensa en adoptar un gato:

  • Se bañan muchas veces al día (por lo que no es necesario bañarlos)
  • No necesitan salir a la calle para hacer sus necesidades porque sólo requieren un cajón con arena limpia
  • No es necesario que controles lo que comen porque ellos solos se autorregulan, con que llenes su comedero con comida y su bebedero con agua, él solo se abastece
  • No piden demasiada atención (aunque si necesitan jugar contigo de vez en cuando)

4. Saben lo que quieren

Como he comentado antes, cuando un gato quiere mimos, los pide. Cuando quiere que le abras la puerta, maúlla hasta que le abres. Cuando quiere jugar, te trae el juguete y te provoca para que juegues con él.

Cuando quiere estar tranquilo se va a otra habitación y cuando alguien no le gusta, no le hace ni caso.

Es importante saber lo que quieres en la vida y los gatos lo tienen clarísimo.

5. Inteligentes

Los gatos son muy inteligentes. Ellos entienden en seguida las normas de cada casa y se adaptan rápidamente al funcionamiento.

Son capaces de recordar perfectamente a personas conocidas de las desconocidas, aunque haga mucho tiempo que no las han visto.

Recuerdan también hechos relacionados con las personas, por lo que si trataste bien al gato, siempre se acordará y te recibirá con cariño. Pero si le trataste mal, tampoco lo va a olvidar.

Sin contar con las inteligencias relacionadas con el cuerpo (visual-espacial o cinética) en las que destacan ampliamente.

Hay gatos que saben abrir puertas, otros usan el baño (y tiran de la cadena después) y hay muchos que han sido adiestrados para jugar al «trilero», así que imagina lo inteligentes que son.

6. Son suaves y preciosos

No hay gatos feos.

Todos me parecen increíblemente bonitos y muy guapos. Los de pelo largo y los de pelo corto, los blancos y los negros…¡todos! hasta los gatos sin pelo que son tan raros me parecen monísimos.

¿No me digas que no te dan ganas de acariciarlo?

gato_pelo_largo

7. Son elegantes

Cada movimiento que hace un gato tiene elegancia y no sólo eso, es que saben que son elegantes y se nota.

Hasta cuando cazan son elegantes  ¿no te parece?

200w

 8. Hay miles de vídeos en Youtube

Hay muchísima gente enamorada de los gatos (mucha más de lo que yo pensaba) y eso significa que hay miles de vídeos de gatos para ver en youtube.

Vídeos graciosos de gatos, vídeos de bebés gatos, gatos que se bañan en el grifo, gatos cazando,  gatos jugando con otros animales (perros, pájaros, hurones, etc.) o algunos tan curiosos como este:

En definitiva, creo que ha quedado claro que me encantan los gatos 😉

Y a ti ¿te gustan los gatos? ¿me cuentas por qué?

Artículo anteriorMini me, ¿cursi o cool?
Artículo siguienteVacaciones en familia
Pilar Martínezhttp://www.maternidadcontinuum.com/about
Soy Pilar Martínez, farmacéutica, IBCLC y mamá de dos niñas. Escribo sobre maternidad, crianza y lactancia en mi blog Maternidad Continuum y soy Co-Directora de EDULACTA que forma expertas en lactancia materna. Soy una persona muy positiva, tengo intereses muy diversos y también soy un poco friki, así que aquí voy a permitirme el lujo de escribir de "otras cosas" que también me interesan ;)
RELATED ARTICLES

24 COMENTARIOS

  1. No soy gran fan de las mascotas. Ahora tengo.perro.y.nunca he tenido gato, no sé si me gustaría más o menos. Pero dejan.mucho pelo no??? Hubo una temporada q el gato del vecino pasaba a nuestros jardín y hay q reconocer q molaba lo juguetón q era. Pero así para un rato!

    • Hola Lydia,
      algo de pelo dejan pero no es excesivo (aunque depende si se trata de un gato de pelo largo o de pelo corto).
      Yo cepillo bastante al mío y no suelta mucho pelo. Incluso han venido amigos con alergia al pelo de gato y han estado bien en mi casa (con el gato pululando por ahí jeje).
      ¡A mi es que me encanta tener mascota!
      Besos!

  2. La verdad es que es un animal muy tierno y dan ganas de achucharlo. Cuando era pequeña me pasaba el verano en el pueblo de mis primos y ellos tenían un gata monisima, me pasaba el día jugando con ella o simplemente teniéndola encima y acariciandola. De hecho, conmigo era con la que más tranquila estaba tengo un par de arañazos suyos en el brazo, pero por culpa de una de mis primas que la asustó y al salir corriendo me arañó el brazo.
    Eso si, a la hora de elegir mascota, probablemente eligiese un perrito chiquitito (los grandes me dan bastante respeto) y aun asi, no los tenemos…
    Por cierto, me han encantado tus razones! Muy acertadas todas 😉

    • Hola María,
      qué mona la gata! ella te eligió a ti 😉
      y eso que algunos gatos tienen mucho miedo de los niños, pero mira, notó que no ibas a hacerle daño.
      besos y gracias por comentar!

  3. A mí lo de tener animales en casa como que no me gusta, me dan pena porque tengo la sensación de que estarían mejor fuera, en el campo y como yo vivo en un piso, pues nada. Eso sí, coincido contigo en que mejor un gato que un perro, vamos, donde va a parar. De hecho, yo a los perros les tengo un poco de manía y no me gusta verlos sueltos por el parque cuando paseo.

    • Claro, es que no es lo mismo un piso que una casa con jardín, ahí estoy contigo.
      Sin embargo, los gatos son muuuy caseros y viven estupendamente en los pisos.
      Yo conozco algunos que nunca han pisado la calle y son más felices que felices jaja
      Un besazo y merci!!

  4. Yo soy muy fan de los gatos. Tengo dos (muy guapos, por cierto) y cada uno con una «personalidad» muy diferente. Creo que son una buenísima mascota, coincido contigo en todas sus características y en que deberíamos aprender de ellos muchas cosas. Veo que Lydia comenta lo de los pelos. Evidentemente, dejan pelos (igual que los perros) y tienes que limpiar un poco más de lo que lo harías habitualmente, pero si los cepillas habitualmente también reduces mucho el volumen de pelo.

    • Yo quiero otro gato porque todos los que saben de gatos dicen que son mucho más felices cuando tienes dos, porque juegan, se hacen compañía, etc. y no creo que den mucho más trabajo, sólo limpiar un poco más a menudo el arenero y ya está.
      Lo que pasa es que mi marido se niega (de momento)…pero bueno, espero convencerlo algún día jaja
      Besazos hermosa!

  5. Pilar!!! Otra cosa que tenemos en común, con diferencia de que yo siempre he amado a los gatos; he tenido gatos desde que era una bebé y sigo teniendo un viejito mofletudo y peludo que nos ha acompañado en nuestras travesías intercontinentales… ya tiene 14 años y está como un adolescente.

    Son además muy cómodos para viajar, y se pueden llevar en cabina. (otra cosa a tener en cuenta si eres un/una trotamundos como yo).

    Son maravillosos niñeros, te avisan de inmediato si tu peque esta malito o en peligro. Tienen un sexto sentido (real y comprobado).

    El único pero, pero que es controlable, son las uñas y los sofás… jejeje.. pero con todo lo bueno, eso se compensa.

    • Anda Cata!
      no sabía que tuvieras un gato! 14 años…toda una vida juntos!
      Sobre lo que comentas de las uñas, fíjate que mi gato no ha arañado nada de mi casa (ni sofás, ni cortinas..) quizás porque lo adoptamos siendo adulto..o porque hemos tenido suerte jajaja pero es nuestro mimado 😉
      Un besazo guapa y gracias por comentar!

  6. ¿qué si me gustan los gatos? Pues claro!!!!! Soy de gatos más que de perros. Pero en general me encantan los animales. No encuentro a ninguno feo y todos me roban el corazón.

    Tuve un gato cuando era pequeña. Pero se tenía que quedar en casa de mis abuelos. A 1000 kilómetros de mi casa. Así que solo la veía en verano. Pero mi gata, blaki, tuvo gatitos y estos más gatitos y al final, en casa de mis abuelos había como unos 20. Eso sí, al ser un pueblo pequeño iban y hacían lo que querían y dormían en una caseta, al lado de la casa de mis abuelos.

    Ahora tengo dos gatos. Neko y Totoro. Lo único que me llevé de la relación con mi expareja. Y la verdad es que los adoro. Totoro es mi gato. Es a mi a quien busca cuando quiere jugar, cuando quiere mimos. Cuando quiere todo lo que desea. Pues sabe que se lo doy. Neko es más de mi marido. Siempre está encima de él. Aunque a veces se hace el remolón conmigo, pero pronto viene Totoro para marcar territorio. Jejejeje. Ahora con el nacimiento de la peque, los he tenido algo abandonados. Porque no juego tan amenudo con ellos, pero en cuanto dejo a la niña, cojo a Totoro entre mis brazos y los abrazo fuertemente, para que sepa que sigo estando para él cuando quiera.
    Siempre me hacen compañía y nunca podría dejar de quererlos. Tener gatos no es complicado. Pues ellos lo hacen todo.
    Por cierto, Totoro cuando se baña, después huele a Fairy.

    Saludos

    • jajaja a Fairy?? eso si que es limpieza!!
      Me encanta que tengáis un gato favorito cada uno, así no hay discusiones jeje
      Y oye! menudos veranos más divertidos con tantos gatos ¿no?
      Un besazo!

  7. Adoro los gatos, de siempre, aunque de pequeña por la noche me daban miedo… 😉
    Hace 5 años mi marido me regaló uno, sabe que me encantan pero él es alérgico (eso es amor) y jamás pensé que fuésemos a tener uno!
    Aquí empecé a descubrir que me maravillan mucho más de lo que pensaba. Son únicos, especiales.
    Y me ha encantado tu post porque los describes perfectamente. Yo siempre digo que a la mía no le hace falta hablar, nos entendemos perfectamente. No le gustan demasiado las caricias, pero en cuanto llego a casa viene a saludarme. Y generalmente está siempre con nosotros. Aunque sea en la distancia.
    Y para terminar te diré que hay estudios que dicen que a los que le gustan los gatos son gente inteligente :p

    • ah si!!! he leido la noticia donde dice eso, que la gente que tiene gato es más inteligente jajaja
      No me lo quiero creer mucho pero creo que es cierto 😛
      Un besazo hermosa y menudo marido tienes!! <3

  8. yo tengo gatos desde hace muchos años, y quiero añadir otra razon. Pero estoy totalmente de acuerdo con las que has puesto. Uno de los gatos de mis padres (que lo traje yo con 20 años y tengo 31..) abre las puertas de casa..
    – los gatos se dan cuenta de tu estado, de tal manera que si estas triste te intentan consolar..! Mi gata, Luna, cuando mi bebe llora suele ir a estar con ella y se queda mirandola hasta que llego!!
    Comparto tu amor por los gatos!!
    Gracias por el post

    • Es cierto! tienes toda la razón.
      Si alguna de mis hijas llora o yo me siento agobiada, mi gato lo nota y nos acompaña…en silencio, pero no se separa de nosotras.
      Son un amor!!
      un besazo y gracias por comentar!

  9. Siempre he tenido perro en casa y no tenía gato por los mismos motivos que tú tenías y ahora mis hijos quieren uno y la verdad es que sólo por no tenerlo que bajar a la calle ya me había decido por él pero… tengo que comprobar cómo va mi alergia al pelo de los animales antes de meter uno en casa ya que no puedo estar con ataques de asma cada poco tiempo 🙁

    • Claro…el asma es algo a tener muy en cuenta.
      Pero si ves que tu alergia no se dispara yo te recomendaría que adoptaras uno, porque se verdad que son un amor!!!!!!!
      Un besazo!

  10. Reconozco que soy más e perros pero tuve una gata 13 años y me encantaba. Eso sí, solo la quería yo, el resto de mi familia decía que era muy arisca y que les arañaba en cuanto podía. Conmigo siempre fue cariñosísima y yo la adoraba.
    Ahhh y estoy muy de acuerdo con lo que comentas de que son preciosos, aseados y muy autónomos 🙂

  11. Hola queridas yo e tenido a mi querido missy durante 18 años y puedo decirte que a sido el mejor regalo que la vida le a dado a mis hijos , el día 23 hace 1 año que lo tuvimos que dormir pues ya sus riñones no funcionaban , aunque lo intentamos hasta el último momento , murió en brazos de mi hijo mayor que tenia la misma edad que el 18 años , fue el quien lo recogió de la calle y fue en sus brazos donde nos dejó , como el círculo de la vida que se cierra, yo estoy convencida de que mi gato tenias alma, a estado siempre en todos los momentos difíciles de mi familia no se me olvidará cuando mi hijo se estaba preparando para selectividad y se pasaba toda la noche con el estudiando, o cuando llego al mundo mi hijo pequeño y se repartía las noches para dormir un rato con cada uno , en fin que os voy a decir que no sepáis de estas maravillosas criaturas, y de lo tristes que estamos aunque tenemos un perrito y otro gatito que adoptamos despues, aun así mi hijo que ahora tiene 19 años llora desconsolado con su recuerdo y a mi se me parte el alma cuando le oigo en el silencio de la noche y tengo que abrazarle como si volviera a ser un bebé , es tanto su dolor que se a tatuado en el costado la cara de su gatito con sus preciosos ojos azules. Perdonar si os e puesto tristes pero os aseguro que merece la pena esta tristeza por los años de felicidad que nos dio. Disfrutar de vuestros gatetes.

  12. No he llorado más en mi vida que cuando hubo que dormir a mi gato muphy por un cáncer intestinal, después me encontré una gatita de apenas 8 días que tuve que criar con biberón y ahora he adoptado un galguito, se llevan muy bien y estoy muy muy contenta con los dos. Cada uno tiene sus ventajas y te dan diferentes satisfacciones

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

Viajar a Praga en familia, todo un descubrimiento | MyM on Descubrir Roma en familia, un viaje para crear recuerdos
María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques — Mujeres y Madres Magazine – Entre Mujeres… on ¡Nos vamos de comunión! Zapatos y ropa de ceremonia para los más peques
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro) — Mujeres y Madres Magazine on La mejor película estrenada en 2017 (de las que has visto, claro)
¿Te sumas al regalo azul de Unicef? — Mujeres y Madres Magazine on ¿Te sumas al regalo azul de Unicef?
10 cosas por las que los hijos te cambian la vida – Título del sitio on Trucos de maternidad que aprendí viendo Jurassic World
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
¿Cómo comprar una casa o piso? - Mamis y bebés on ¿Quieres ese vestido? Los realities de vestidos de novia
Estudio sobre el juego en los hogares – Mamá también sabe on El Club de los niños cansados
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
Como Decorar Con Plantas | Berryd.com on 10 ideas para decorar tu casa con plantas y flores
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Dar una conferencia, consejos para que sea épica on Pierde el miedo a hablar en público
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Lunes en Positivo. Navidad a la Vista - Se me cae la casa encima on Calendarios de Adviento
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
8 de marzo 2017: día de la mujer | Violeta Rodríguez   on Así viví #elVermmmut
Omar on Odio Star Wars
Las madres del cole, ese mundo paralelo – La aventura de mi embarazo on Amistades a pie de colegio: las Walking Dead Mothers
FastPass en Disneyland Paris - Las historietas de mamá on Cómo disfrutar en Disneyland Paris
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Novedades para llevar a los niños en el coche - Las historietas de mamá on Por lo que más quieras, los pequeños a contramarcha
5 cosas que echo de menos de cuando no era madre - Las historietas de mamá on ¿Cuándo nos levantamos?
Un DIY muy fácil para el Día del Padre - Las historietas de mamá on Ideas para sorprender a Papa el Día del padre
Las alfombras de Lorena Canals - Las historietas de mamá on Redecora tu vida
Mi médula es tuya #retounmillon - Las historietas de mamá on ¿Por qué hacerte donante de médula ósea?
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Channing Tatum publica una foto de su mujer desnuda on Niños y nuevas tecnologías: teoría vs realidad
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Palacio de Cibeles en Madrid | Violeta Rodríguez   on Harry Potter y el Legado Maldito
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
“Cómo prevenir que abusen sexualmente de nuestros hijos”. Verónica Trimadre. | Fundación Hugo Zárate – blog on Siempre son los hijos de los demás
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Otra agresión sexual
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Historias de Conciliación: parte 2 - Pack WordPress on #ConciliarEsVivir ¿Luchamos por la conciliación?
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Cerrar etapas para...¿abrir otras? - Mujeres y Madres Magazine on 40 cosas que aprendes al cumplir 40
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Manual de supervivencia para madres en caso de apocalipsis zombie
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Río 2016: olimpiadas y machismo
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on De tutús, pelucas y masculinidad
Mujeres y libertad - Mujeres y Madres Magazine on Diez historias conmovedoras de Río 2016
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Libros para ninos de mujeres de la historia {Con sorteo} - Tigriteando on Sin mujeres no hay historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on El brownie, muerte por chocolate
Menú semanal fácil, rápido y equilibrado para toda la familia on 7 dias sin comer carne ni pescado
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Planes para hacer en la ciudad en verano on Y tú… ¿viajas o haces turismo?
Planes para hacer en la ciudad en verano on Las cosas que más odias de ir al cine
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp