viernes, julio 1, 2022
InicioEl VermutPor qué Hugh Jackman es el padre que todas queremos para nuestra...

Por qué Hugh Jackman es el padre que todas queremos para nuestra prole

Cuando tuvimos la “reunión editorial” para preparar el post de los reguleras, hubo un nombre que se puso encima de la mesa y en el que casi todas coincidíamos: Hugh Jackman. Y él no tenía cabida en aquel colaborativo. Necesitaba un artículo del magazine para él solito. Y es que este padre -al menos lo que se muestra- sabe cantar y bailar, tiene humor, sensibilidad, mano con los niños, fuerza y buena planta, destila masculinidad y puede ser malo malote cuando hace falta… Hoy te contamos por qué 6 de las redactoras de Mujeres y Madres Magazine pensamos que Hugh Jackman es el padre que todas queremos para nuestra prole.

Porque está en forma (Sara Palacios)

He de decir que yo no estoy muy de acuerdo con el título. Yo no quiero a Hugh Jackman de padre para mi prole ¡yo quiero que me haga una prole nueva! Ayomá… Hormonas mías, ¡calmaos!
A lo que iba. Olvídate de eso que ibas a decir de que si es capaz de hacer esto en vertical imagina en horizontal. El caso es que yo quiero un padre como Hugh Jackman para mi prole porque cuando tienes hijos pequeños esto de correr detrás de ellos es muy cansado. Todo el día doblando el espinazo cuando están aprendiendo a andar, durmiéndolos en brazos si es menester, persiguiéndolos por los columpios. Me agoto sólo de pensarlo. Tener un marido como Hugh Jackman además de dar así alegría gratuitamente viene muy bien porque tú puedes mandarle que persiga a los niños y dedicarte al noble arte de tirarte a la bartola. No me digáis que no está lleno de ventajas.

Porque nunca se cansa de jugar con los niños (Let)

soy-hugh

¿Habéis visto fotos de Jackman con sus niños en la playa? Pareciera que no supieran andar, siempre lleva a uno debajo de un brazo o subido a hombros  claro es que con esos brazos es normal. No me queda claro si se toma el juego con los peques como parte de su entreno para mantener esa impresionante la forma o es que de verdad es un padre tan enrollado, pero siempre parece tener tiempo para ellos. Y no sólo tenerlo, sino también disfrutarlo. Y es que con esas dimensiones Hugh no es un padre, es un PADRAZO.

Porque no tiene problemas para sacar las garras si hace falta (María Jardón)

lobezno Hugh Jackman

Y es que aunque todas sabemos que las madres somos como leonas si nos tocan a nuestros cachorros, no está de más saber que el padre de las criaturas no tiene ningún problema para poner los puntos sobre las íes si hace falta. Y lo que es más, tener la seguridad que nadie se va a atrever ni a toserlo, porque bajo esa sonrisa tierna Hugh no tiene ni el más mínimo problema para sacar las garras, y es de los que impone mucho y en todos los sentidos si lo hace.

Porque si te caes va a socorrerte aunque sea desde el otro extremo de la sala (Patch)

Ahora que estamos en confianza, os confesaré que tengo tendencia a caerme. Y que mis hijos por desgracia para ellos han heredado esta tendencia. Por eso es bueno tener a mano a alguien como Hugh, dispuesto a salir corriendo para socorrer a una damisela un niño en apuros, como hizo durante la caída de Jennifer Lawrence en los Oscars de 2013.

Por cierto, cuando a la actriz le contaron que Hugh Jackman vino desde el planeta donde habitan los tíos buenos solo para ayudarla en su caída, no perdió el tiempo y empezó a chulearse ipso facto. Vaya, como hubiera hecho yo misma.

Porque un hombre que sabe bailar y cantar nunca te avergonzará (Merak)

Que los encantos de Hugh Jackman saltan a la vista es evidente. Físicamente está como un queso y, además, cada vez que abre la boca nos enamora con su simpatía y sencillez. Hay situaciones propicias para que cualquier hombre de el pego a poco que tenga buenos mimbres -y los de Lobezno están fuera de toda duda-, pero el mérito para un guaperas de manual con el que pretendemos procrear radica en salir airoso incluso de las situaciones más vergonzosas. Y para mí, la prueba del algodón para determinar que Hugh pasa el corte es, sin duda, sus aptitudes como bailarín y cantante. Y no me refiero a bailar una canción lenta de tipo “polvoroso”, no, no. Yo a lo que me refiero es a mantener un mínimo de dignidad en un baile discotequero. Ahí es donde se nota si un hombre merece la pena o te avergonzará la próxima vez que suene “Saturday Night Fever”.

“Mamá, ¿juegas conmigo al Just Dance?”, “Cariño, que lo haga tu padre, que se le da mejor”… ¿Os imagináis la situación? Si a ello le sumamos, además, que canta razonablemente bien, el pack está completo. Piensa en cuantísimas nanas te vas a librar de cantar a las dos de la mañana.

Porque sabe dar “besos mágicos”

Y no me refiero a besos de esos que te dejan patitiesa de la emoción. De esos que recuerdas la hora, los minutos, qué llevabas puesto y hasta las veces que pestañeaste. Tampoco me refiero al beso que le plantó a Ivan Urgant, el showman ruso (que seguro que también lo recordará toda la vida). Hablo de los “besos mágicos” que las madres, sobretodo las madres, les damos a los peques cuando se dan un golpe o se caen. Ese “beso mágico” que lo cura todo. Ese que aprietas contra el incipiente chichón, o le das en el rasguño o en la herida de las rodillas que se ha quedado negra tras estamparse contra el asfalto. Ese que reclaman los niños y que con tanto gusto dispensamos. Pues Hugh Jackman sabe repartir de esos. Todo amor. Y si a esto le sumamos las cualidades y capacidades enumeradas antes, es inevitable quererlo como el padre de nuestra prole.

 

Equipo MMM
Equipo MMM
Las chicas de la redacción de Mujeres y Madres Magazine contando sus cosas. Nos gusta compartir lo que pensamos.
RELATED ARTICLES

13 COMENTARIOS

  1. Ufff, ya te digo. Es el super hombre!!!
    Por cierto, quién ganó lo de reguleras? salió el resultado de la encuesta y no me he enterado?

  2. Madre mia, menudo hombre, anda que somos bobas nosotras tambien! Jajajajajaajaja
    Lo mejor de todo es que a pesar de ser un actor con mil pretendientes detras, tiene una mujer de lo mas normal y más mayor que él. ¿La habéis visto? Yo la primera vez que lo leí creí que era coña!! Jajajajajaa
    Un beso!

  3. Anda que os habéis levantado calentitas hoy (con perdón de la expresión). Hija pues sí, incluso en mi estado de madre con bebé a una teta pegada y sin espíritu para estos menesteres ¡Hugh Jackman es un hombre ideal para todo! Eso sí, a mí que no se me arrime actualmente si no es para sacarle brillo a los azulejos de la cocina. Pero yo recuerdo que en mis años mozos (hace 16 meses, justo antes del parto) a mí este hombre me chiflaba. Ya llegará el día en que me vuelva a encandilar con él (y con el que tengo en casa).

  4. ¡que me parto! que buen artículo!!!!
    Yo lo he visto en entrevista y es un hombre excepcional ¡que buenazo de hombre!
    besotes y felicidades por la revista!

  5. Estoy de acuerdo con vosotras, es el hombre y padre ideal por todas esas cualidades y porque está buenorro, vamos de toma pan y moja!!!

  6. Me encanta vuestra elección. Además es de los hombres que eligen a su mujer por su interior y sus cualidades, no por tener 90-60-90.

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión