Todos tenemos un TOC ¿Cuál es el tuyo?

2

Como viene siendo costumbre en nuestro Vermut de los viernes, nos confesamos. En esta ocasión os contamos cuales son esos Toc´s con los que no podemos, porque seamos realistas, todo el mundo tiene alguno. Algunos afectan al día a día, otros son solo en ocasiones especiales pero alguno hay… ¿cuál es el tuyo? Te animas a contárnoslo.

Que las toallas estén bien colgadas (Sara)

Toallas colgadas en un baño

La verdad es que creo que soy una persona muy poco maniática (salvo con las cosas que tienen que ver con el trabajo). Aún así como todo el mundo tengo mis pequeñas cosas que me sacan de mis casillas. Una de ellas es que necesito que las toallas estén colgadas bien estiradas y dobladas con cuidado en el baño. Creo que no es tanto una manía estética como el hecho de que me gusta que las toallas estén secas y calentitas y si se cuelgan hechas un burruño esto no se consigue.

Me recuerda al marido obsesivo de Durmiendo con su enemigo, aquella película en la que Julia Roberts vivía aterrorizada por un marido hipercontrolador.

Oscuridad total para dormir (Pilar)

duermen-mismo-colchon

Hay quien necesita un poquito de luz, una línea de la persiana por la que vaya entrando claridad cuando amanece y hay quien se duerme en cualquier sitio con luz, sin luz, con ruido, sin ruido, como sea.

Yo no, por la noche tiene que haber oscuridad total y absoluta sino es imposible, nada, no hay manera, no pego ojo, me despierto y lo que es peor, me desvelo en cuanto noto que hay una mínima luminosidad en la habitación. De hecho he descubierto lo maravillosos que pueden ser los antifaces para conseguir la negrura absoluta a la hora de dormir ¡mano de santo!

Lavarme el pelo a diario (Sonia Urban&Mom)

toc lavar el pelo
Pexels

Lo he intentado. Lo sigo intentando, pero nada. No consigo que pase más de un día sin lavarme el pelo. Si no lo hago siento una sensación de suciedad que baja desde la raíz del pelo hasta la planta de los pies, como las sombras tenebrosas de las pelis de terror.

Sé que no es saludable. Además me lleva un buen tiempo lavar el pelo a diario y secarlo, porque lo hago por las noches para no despertar a toda la vecindad. Un TOC la mar de coñazo del que me gustaría poder desprenderme.

Tener limpio el escritorio del ordenador (María L. Fernández)

No puedo, no puedo y no puedo. Cuando me siento delante del ordenador necesito que el escritorio esté perfectamente ordenado. Los programas a la izquierda, en columnas sin huecos; la papelera abajo a la derecha; el icono de red arriba a la izquierda; los iconos de maquetas en la parte central, ordenadas por número de columnas… Pero, sobre todo, no soporto que haya carpetas sueltas, de basura, por ahí pululando. Cuando en el trabajo tengo que utilizar otro ordenador, os juro que me sangran los ojos si me siento y veo millones de carpetas que impiden que encuentres nada. Ya ni os cuento cuando me voy de vacaciones y al regresar alguien me ha alterado mi “espacio de trabajo”…

Cada vez menos… (María Jardón)

Se suele decir que cuanto más mayores nos hacemos, más manías tenemos, pues en mi caso es lo contrario. Nunca he sido excesivamente maniática pero la mayoría de los Toc´s que tenía se me han ido quitando. Era de las que tenía que colocar los cubiertos en el lavavajillas bien o me salía urticaria y ahora cuando alguien los coloca mal miro para otro lado y listo; no podía dormir con el más mínimo rayo de luz o ruido, ahora duermo con todo abierto por los niños y sin problema; no soportaba que nadie llegara tarde y ahora a la que le cuesta llegar puntual es a mí… Seguro que algún Toc me queda por ahí pero la realidad es que cada vez les presto menos atención.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.