Las 10 cosas que me hacen más feliz de estar con mis hijos

0

En la maternidad no es todo color de rosa, eso solo es cosa de las películas. Pero de nuestros hijos, como dicen de los cochinos, nos gusta todo, hasta los andares. Además, ellos nos dan la oportunidad de volver a disfrutar de cosas pequeñas que ya no recordábamos (una lastima que se olviden con la «adultez») lo mucho que nos gustan.

Yo me he propuesto encontrar las cosas sobre la maternidad que más me gusta hacer o compartir con los niños. Esos momentos que te dan la felicidad y te devuelven, por un ratito, a la infancia.

Ver películas infantiles

cosas sobre la maternidad palomitas
Pexels

Volver al cine sin tener que poner excusas para ver tus pelis favoritas de dibujos animados. Adoro las pelis de animación. Antes de ser madre tenía que verlas sola, pero ahora voy con mis compañeros de butaca favoritos que se ríen sin parar, lloran sin necesidad de disimular, se sorprenden con las cosas más inimaginables y que, además, me permite comprar un doble combo de palomitas.

Vivan las chuches

Comer chuches que hacía años que tenías olvidadas. ¿Recuerdas los gusanitos rojos, de esos que te ensucian las manos durante horas? ¿Cuanto hace que no los has probado? La maternidad te da la oportunidad de ir a muchos cumpleaños infantiles donde no faltará un buen plato lleno a rebosar 🙂

Besos de mariposa

besos de mariposa cosas sobre la maternidad

Los besos de mariposa para despertarte, ¿puede haber un modo más bonito de empezar el fin de semana mientras no sea a las 6 de la mañana? Cualquier beso que venga de ellos es especial y, aún más, cuando te lo dan con su dosis de ternura.

Saltar en los charcos

Tener niños es volver a la infancia. Entonces, si somos niños de nuevo, ¿por qué no hacer cosas de niños? Me encanta ponerme las botas de agua y saltar con ellos en los charcos. Las risas están garantizadas. Las miradas de otros también. Somos como Peppa Pig family.

Comer helado en invierno debajo de una manta

cosas sobre la maternidad helados

En casa somos muy fans del helado, da igual la época del año que sea. En verano refresca, pero en invierno, uno de nuestras planes favoritas para las tardes de domingo es un buen bol de helado, una mantita para taparnos y una peli familiar para compartir.

Las carreras de espaguetis

La comida más divertida son los espaguetis. No de trata de hacer una escena tipo La Dama y el Vagabundo, sino todo lo contrario. Es estar dispuesta a llenarte la cara de tropezones con una buena carrera de sorber espaguetis bañados en salsa de tomate. ¿A que no lo habías vuelto a hacer desde que eras niña?

Leer libros mágicos «para niños»

cosas sobre la maternidad libros

Siempre me ha gustado la literatura infantil y juvenil y, desde que soy madre, tengo la excusa perfecta para comprar y leer todos los libros que me apetezca independientemente de la edad recomendada para los lectores. He vuelto a conectar con este tipo de literatura y recuperar el sabor de la imaginación, el poder de las palabras y magia de sus ilustraciones.

Contar secretos debajo de las sábanas

El mejor lugar para contar secretos que hay en el mundo mundial es en la cama, justo antes de que se vayan a dormir. Pues aún es mejor cuando esos secretos son de la categoría ultrainconfesables y se cuentan debajo de las sábanas. Esos pequeños momentos de conexión que no se olvidarán jamás.

Convertir un baño en una guerra

cosas sobre la maternidad baño

Te conviertes en adulto y el baño pasa a ser solo una referencia de higiene. Bueno, en ocasiones muy puntuales también es un momento de desconexión y relax. Y, ¿por qué no convertirlo en un momento especial para compartir mientras os ponéis pelucas y barbas de espuma? O tal vez empezar una batalla de agua, aunque luego tengas que llamar al pintor porque el techo ha quedado empapado.

Reír por las cosas más tontas

Dicen que cuando cumples años se pierde la capacidad de reír que tenías cuando era niño. No es que ya no te rías, es que ya no lo haces igual, como en aquellas ocasiones en que temblaba todo el cuerpo y casi te hacías pis por no poder controlar eso que te hacía tanta gracia. Con la maternidad recuperas la risa por cosas pequeñas y tontas, las carcajadas por palabras mal dichas, la risa tonta por las muecas que se hacen en el espejo, en los selfies, por las canciones que se cantan a gritos…

¿Añades algún otra cosas sobre la maternidad que te gusta compartir con tus hijos?

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.