Cómo actuar en caso de emergencia: primeros auxilios para niños

4

Desde que nos convertimos en madres y padres, ciertos miedos se acrecientan. Algunos son miedos “menores” como aquel que nos lleva a comprobar si el bebé respira. Otros son más serios y tienen que ver con cómo actuar en caso de emergencia. Porque lo cierto es que algunas nociones las tenemos -o creemos tenerlas- claras, pero otras están bastante difusas. O incluso confusas. ¿Se actúa igual cuando se atraganta un niño que cuando lo hace un adulto? Cruz Roja tiene las respuestas y nos cuenta cómo son los primeros auxilios para niños.

primeros auxilios para niños 1

Accidentes y niños

Según los expertos, los accidentes en menores son tan preeminentes que pueden considerarse un problema de salud pública. Representan, además, la primera causa de muerte en los niños de entre uno y cuatro años. Por tanto, conocer primeros auxilios para niños es importantísimo. ¿Sabías que las contusiones y magulladuras son las lesiones más frecuentes en menores de un año? ¿Y que el tiempo de actuación en caso de atragantamiento es de menos de cuatro minutos?

En cuanto al escenario, allá donde hay ropa, juguetes, mobiliario, otras personas y comida o bebida es posible que suceda un accidente.

Primeros auxilios para niños

Para comenzar, es necesario tener en cuenta algunas pautas básicas.

  • Mantener la calma
  • Actuar en base a la conducta P A S  (proteger, alertar, socorrer)
  • Realizar las acciones y maniobras que explicamos a continuación en función del tipo de accidente.

Primeros auxilios en caso de atragantamiento

Actúa con serenidad. Es algo clave a la hora de ayudar el niño. Lo siguiente es realizar las siguientes acciones para despejar sus vías respiratorias:

  • En los niños menores de un año, es conveniente empezar por los clásicos golpes en la espalda.
  • A los que son un poco más grandes se les puede aplicar una técnica que se realiza con el puño. Consiste en efectuar una serie de compresiones rápidas en el centro del abdomen, justo por debajo de las costillas.
  • En cualquiera de los casos, lo mejor activar los servicios de emergencia, 112.

primeros auxilios para niños 2

Qué hacer ante una herida sangrante

Si la herida ha sido ocasionada por un objeto y permanece incrustado en el cuerpo NO debemos retirarlo hasta que no llegue personal cualificado. Hacerlo podría empeorar la situación. Los pasos que hay que seguir son los siguientes:

  •  Avisa a emergencias.
  • Presiona la hemorragia o herida impidiendo que salga más sangre.
  • Recuesta a la persona afectada, cúbrela con una manta y levanta sus pies.
  • Si consigues controlar la hemorragia, limpia la herida con suero fisiológico a chorro o agua, en su defecto.
  • En todo momento, mantén al paciente consciente y tranquilo y controla sus constantes vitales en la medida de lo posible.

¿Y si no respira?

Llama al 112 en cualquiera de estos casos:

  • Respiración dificultosa.
  • Presencia de ruidos o pitidos al respirar.
  • Angustia.
  • Tono muscular debilitado.
  • Tos estridente.
  • Color azulado en la piel y en las mucosas.
  • Bajo estado de ánimo, tendencia al sueño, bajo nivel de consciencia.
  • Fiebre alta.

Tras llamar a emergencias, sienta al menor en un lugar con aire fresco y aflójale la ropa. No le administres medicación ni le desabrigues.

primeros auxilios para niños 3

Qué hacer si convulsiona por fiebre

En caso de que el peque convulsione las indicaciones que hay que seguir son:

  • Colócalo tumbado de lado sobre un costado para que pueda respirar mejor. Aléjalo de objetos con los que pueda golpearse.
  • No intentes introducirle nada en la boca, ni trates de sacar su lengua.
  • No intentes detener los movimientos de la convulsión.
  • Trata de bajar la fiebre con paños tibios o pasando una esponja con agua tibia por frente y cuello.
  • Mantén la calma.
  • Trata de retener todos los detalles del episodio para que el médico lo pueda evaluar.

Espero que este artículo te resulte de utilidad. Aunque, en realidad, preferimos que no tengas que usar ninguna de estas indicaciones nunca.

Imágenes cortesía de Cruz Roja.

Comparte
Artículo anteriorLecturas para este verano
Artículo siguienteEl reto de la Ballena Rosa

Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el
mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.

4 COMENTARIOS

  1. Para mi lo más importante (y complicado además) es mantener la calma.
    Hay personas que cuando ocurren estas cosas se mantienen calmados y con la cabeza fría y hay otras que se ponen muy nerviosas cual pollo sin cabeza (y pueden empeorar la situación).
    Tengo la suerte de pertenecer al primer grupo jeje aunque el bajón que me da después es de aúpa

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre