sábado, junio 25, 2022
InicioLifeStyleQueridas madres del Whatsapp

Queridas madres del Whatsapp

Queridas madres del Whatsapp:

Desde este mismo momento os digo, que estoy hasta el pirri. Que no puedo leer todos los mensajes que ponéis. Que poco me importa si vuestro hijo no sabe qué deberes hay que hacer ningún día de la semana. Desde mi más profundo pensar, os digo que os lo tenéis que hacer mirar, o vosotras o ellos.

meme_whatsapp

Que si es el cumpleaños de vuestro hijo, no es necesario que todas una por una, pasemos a felicitar a la madre y al niño.

Que nuestros hijos vayan juntos al cole no implica que me tenga que llevar bien contigo ni irme de cañas.

Que como decía Patch ( que también debe estar hasta el pirri), no tenemos que celebrar todos los días mundiales de “algo”.

No quiero ser una de esas “10 mujeres poderosas”, ni felices, ni nada similar. Ni siquiera me hace falta que me envíes esa cadena de mensajes.

No me pidas amistad en Facebook, NO ERES MI AMIGA: te recuerdo que sólo eres la madre de un compañero de mi hijo, dame tiempo y si congeniamos podremos llegar a ser amigas.

No envíes spam si quieres continuar muchos años más, sin que te consideremos la pesada del grupo.

El grupo nace como fuente de información, y no como centro de controversias, vamos a dejarlo para cosas realmente importantes.

Seguro que habrá grupos paralelos en los que no estás, y cuando te enteres de su existencia no entenderás por qué tú no estás.

El calendario de vacunas está en la cartilla de vacunación, y  tu opinión sobre la misma no me sirve, que yo sepa, no eres Lucía, Mi pediatra.

querida madre whatsapp

Los mensajes por escrito, pueden dar lugar a malos entendidos, así que si ves que quedas un poco cortante, acompáñalo de una carita sonriente o un guiño.

Crear conversaciones paralelas está a la orden del día, y no te creas libre de ellas; seguro que en algún momento te habrá tocado ser el centro de atención.

Cuando se acercan fechas señaladas, el número de mensajes empieza a aumentar de manera exponencial, pudiendo entrar en un momento de caos y horror absoluto. Es tu momento… Sal huyendo.

Pero si hay momentos claves en la vida del grupo, esos te los cuento justo aquí.

queridos madres del whatsapp

En todo grupo de madres hay dos temas que causan todas las polémicas:

Organización de cumpleaños y regalos de los profesores. El tema de los cumpleaños puede dar mucho de sí, puede ser que en tu clase, una inocente madre con ganas de hacer cuchipandi (su hijo es el mayor de su prole) le parece una genial idea organizar cumpleaños masivos para toda la clase y así poder conoceros más. Para las que ya tienen algún niño más, sólo puede pensar en el infierno que se le avecina, y las ganas de salir corriendo. En ese momento tienes dos opciones,:

  1. Asentir, en plan grupo de whatsapp:

-Yo sí.

-Genial.

-Me parece súper.

-Silencio…….

(y varias conversaciones paralelas se abren en los diferentes grupos).

2.- Llevar la contraria y advertir de los peligros que puede suponer adoptar una decisión así.

Eso sí, ten claro, que si eres de la que se manifiesta en contra, pasarás a ser la antipática que se negó a hacer cumpleaños en grupo (aunque eso da para otro post escalofriante también).

Una vez decidido, lo que hayáis tenido a bien, sabed que “nadie tiene que imponerte su opinión”: en mi casa y en los cumpleaños de mis hijos, mandamos mis hijos y yo.

Y el otro tema candente, los regalos de los profesores, con ello implica: la mamá que se encarga de lanzar la cuestión, que luego será la que recoja el dinero, irá a comprarlo, se preocupará de que todos los niños participen, y que acabará disgustada porque encima a alguien no le parece bien el regalo. Ante estas situaciones, hay dos tipos de mamá: las que deciden que como ellas no van a comprarlo, ni a elegirlo, todo les va a parecer bien; y las tocapelotas que deciden dar por saco ante cualquier decisión, pero que jamás se mojarán a la hora de tener la iniciativa.

Así que si quieres ser una madre socialmente aceptada en la clase de tus retoños, ya sabes: ver, oír y asentir mucho… Y así podrás ser mucho tiempo una mamá del “whatsapp” tipo “bien”, o ya sabes, que siempre te queda la opción:

Oh my god
“La mamá de Claudia ha abandonado el grupo”.

Imagen: Sólo papas, Flickr

Mª José Sarrión
Mª José Sarriónhttp://www.alcobadeblanca.com
María José Sarrion, profesional de los RRHH y blogger de La Alcoba de Blanca desde hace más de 4 años. Necesito como respirar contar lo que me pasa por la cabeza. Soy mujer y madre de 2 niñas, que han sacado facetas nuevas en mí. Multiapasionada, creativa e inquieta. Y con ganas de hablar de otros temas distintos a la maternidad. Porque como decía una buena amiga “hay vida más allá de la maternidad”.
RELATED ARTICLES

24 COMENTARIOS

  1. Yo no he estado nunca en ninguno de los grupos de mis tres hijos. Evidentemente, soy la madre a la que todos ponen verde ja ja ja ja ja ja

  2. ¡Uf! Aún no me he visto en esas pero ya tengo algún grupo de mamis recientes (yo también lo soy) y me da pereza solo de pensar en los grupos del cole.

  3. Jajajajajaj!!! Es tal cual, por suerte en el grupo de la clase de Laura, la gente no suele abusar, y suele hacer un uso coherente, pero yo cuando empiezan con tonterías es que ni contesto lo silencio y a correr.

  4. Jajajajajajajajajaja! Qué bueno!!!!!
    Lo que me he reído!!!!
    Por Dios cuanta verdad!!! Y en este caso lo dice “Lucía, mi pediatra”
    Un besazo.
    PD: no estoy en ningún grupo de madres del cole. Me lo he prohibido!

  5. En mi grupo hay de todo. Pero yo hago eso: ver,oir y callar.
    Y por supuesto el grupo silenciado todo el año.
    Jajaja

  6. Genial el artículo!! Estoy también hasta el pirri.
    Solo un detalle, te ha faltado nombrar a la que da la razón de todo en el grupo, la gobernanta, la más guay y luego va a espaldas de tod@s y cada un@ criticando a la que antes le ha dado la razón! Es lo más.
    Gracias por el articulo guapa!

  7. Mi clase es una especie en peligor de extinción..no tenemos grupo de whatsapp!! funcionamos por mail, (en mi cole nos sugiereen que no lo tengamos)

  8. Alguien puede explicarme ¿por que c* hay que hacerle un regalo a la maestra al final de curso? Mi Canija todavía no tiene edad de ir al cole pero siempre me he preguntado a qué viene esto del regalito. No es por racanería es que me parece un absurdo y como veo que se ha extendido, popularizado y ahora es casi obligatorio. Me pregunto si a vosotras os hacen un regalito en vuestros trabajos. Tarde o temprano La Canija irá al cole y supongo que tendré que sumarme si no quiero ser la madre paria y apestada del grupo. Pues vaya…

    • Bueno, eso ya es cuestión de gustos. EN principio es una cuetión de agradecimiento por cuidar a nuestros peques. A mí no me parece mal. pero me gusta más cuando es algo que simboliza a los niños

Los comentarios están cerrados.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron “loca”
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión