sábado, diciembre 4, 2021
InicioLifeStylePon orden en tu casa y aligera tu mente

Pon orden en tu casa y aligera tu mente

Hace unos meses mi compañera Nuria ya nos hablo de las ventajas del minimalismo y de porqué vivir con lo justo es la mejor manera de despejar tu vida y aligerar tu mente. Hoy en día estamos rodeados de cosas superfluas que no hacen más que consumir tu energía y que guardas para un por si acaso… un por si acaso que cuando llega, sabes que lo tienes, pero tienes tanto que no recuerdas ni donde está…

Como Nuria, uno de mis propósitos de este año es poner en orden mi vida. Empezando por mi casa, y siguiendo recomendaciones, me animé con el libro La Magia del Orden de Marie Kondo. Como ya os conté en los libros inspiradores que tenía pensado leerme este año, en él nos cuenta en qué consiste el método KonMari, un método creado por ella misma y con el que la gente consigue desprenderse de todo lo que no le hace feliz.

la magia del orden

Ya he terminado de leerlo y estoy poniéndolo en práctica así que hoy quiero compartir contigo los puntos principales que me ha enseñado.

Consejos para poner tu casa en orden

  • Al contrario de lo que pensábamos siempre, no debemos de ir ordenando la casa poco a poco, sino que hay que hacerlo del tirón. Si lo haces poco a poco el efecto de verlo todo limpio y ordenado no será el mismo y no tendrá la misma repercusión en ti. Si lo ves así, de golpe, nunca más querrás volver a tenerlo desordenado.
  • La organización debe empezar por la eliminación: A veces queremos solucionar el desorden comprando nuevos métodos de almacenaje con lo que tener todo ordenado pero esto es solo una ilusión, tarde o temprano las baldas, estanterías, cajas… se llenarán y volveremos a tener el mismo problema. Por eso, eliminar cosas es imprescindible para tener tu casa ordenada y para caminar hacia el minimalismo.

[Tweet «En resumen, el secreto del éxito es organizar de un tirón, de la manera más rápida y completa posible y empezar por eliminar»]

  • Organiza por categorías no por lugares: si guardamos las mismas cosas en varios lugares diferentes de la casa y ordenamos cada lugar por separado, nunca conoceremos el volumen total de lo que tenemos y así es complicado valorar lo que debemos tirar o no, por eso, es tan importante hacerlo por categorías. Primero la ropa, luego los libros, productos de limpieza, etc.
¿Sabrías que libro leer?
¿Sabrías que libro leer?
  • La organización efectiva sólo implica dos acciones: eliminar cosas y decidir donde guardarlas. Nada de comprar espacios para almacenaje, poner una caja de por si acasos, etc. Sólo eliminar y después, decidir donde guardar las cosas con las que decidimos quedarnos.
  • Lo complicado es elegir qué objeto tirar y qué objeto guardar. Para esto, el consejo que da el método de KonMari es sostener, uno por uno, cada objeto en la mano y preguntarte «¿Esto me hace feliz?». Si la respuesta es sí, guárdalo, si es no, a la basura.
  • No dejes que te vea tu familia te harán dudar sobre lo que estás tirando y, en el peor de los casos, empezarán a rescatar cosas de las que tenías pensado deshacerte. Lo que tú no necesitas, tampoco lo necesita tu familia.

En resumen, el secreto del éxito es organizar de un tirón, de la manera más rápida y completa posible y empezar por eliminar.

¿Por donde empiezo?

No nos cuesta lo mismo deshacernos de una falda que de una colección de cartas que tenías cuando eras pequeña, por eso, es muy importante seguir un orden a la hora de empezar a organizar por categorías (acuérdate de lo importante que es esto). Si quieres tener éxito empieza por la ropa, continúa con los libros, papeles y objetos varios y, finalmente, termina con los que tengan algún valor sentimental.

Y a pesar de todas estas bolsas...seguro que sigues teniendo que ponerte
Y a pesar de todas estas bolsas…seguro que sigues teniendo qué ponerte

Recuerda que es importante juntar todas las cosas que tengas de la misma categoría. Es decir, si empiezas por la ropa, lo mejor es empezar por la parte de arriba (camisas, blusas, suéteres, etc.) junta todos los que tienes. Los que utilizas ahora, los de fuera de temporada (aunque no toque el cambio de armario todavía), los que tienes para lavar, los que están para planchar…todos.

Uno de los miedos que puedes tener al ver la cantidad de ropa que estás seleccionando para desechar es pensar que te vas a quedar sin nada que ponerte. No tengas miedo, te darás cuenta de que tienes mucho más de lo que pensabas y si de verdad te estás quedando con la ropa que te da placer, tendrás lo que necesitas y te será mucho más fácil ordenarla en tu armario.

Armario organizado

Una vez que has seleccionado todo lo que debes tirar empieza la tarea de colocarlo en su sitio. En este libro la autora también da muchas propuestas para colocar las cosas, la ropa, los papeles, los libros… lo desglosa punto por punto y da consejos muy buenos, pero se alargaría demasiado el post así que  si os parece interesante decírmelo en los comentarios y habrá segunda parte.

Consecuencias de ordenar tu casa

Si sigues al pie de la letra los consejos que da Marie Kondo en este libro te aseguro que tu casa será otra. Ya no sentirás agobio cada vez que mires a tu alrededor, sino felicidad, ya que todos los objetos que te rodearán te darán placer y esto tendrá algunas consecuencias.

  • Se acabo el tener que hacer limpieza general cada x tiempo, con hacer un cierto mantenimiento estará listo.
  • Se acabó el «efecto rebote» de ordenar y que al poco tiempo todo vuelva a estar igual. No volverás a ser consumista y acumular trastos sin ton ni son, tendrás tan interiorizado como quieres que esté tu casa, que no volverás a cometer esos errores.
  • Tan pronto como empieces a organizar te sentirás obligado a reajustar tu vida, a afrontar temas importantes y ponerlos en orden.

salon decorado

  • Cada cosa tendrá su sitio, por eso guardarlo en su lugar será algo automático y se acabo el dejarlo encima de una mesa o balda para ir acumulando desorden. Esto es muy importante ya que una de las principales razones del rebote es que haya objetos sin un sitio asignado.
  • Después de pasarte horas o días decidiendo que tirar o que conservar, algo que aumentará seguro es la confianza en tu capacidad para tomar decisiones.

A mi me queda todavía mucho para conseguir llegar al punto que propone Marie Kondo pero te aseguro que lo que llevo avanzado me está dando muy buenos resultados. Si te ha parecido interesante este libro, puede ser una muy buena opción para autoregalarte el Día del libro y empezar a sentir lo que es La magia del orden..

Imágenes: Pixabay y Rocío Menéndez.

Artículo anteriorConfesando mi adicción
Artículo siguienteA veces grito
Maria Jardónhttp://www.mariajardon.com
Soy periodista, Comunnity Manager y madre de dos pequeños terremotos. Me encantan las redes, escribir y compartir todo lo que se me pasa por la cabeza. No me dan miedo los retos, así que estoy deseando dejar salir mi parte más femenina para hablar sobre temas que nos interesan a las mujeres de hoy en día y, como no, deseando pasar un buen rato con vosotras.
RELATED ARTICLES

14 COMENTARIOS

  1. ¡Me encanta!
    desde hace varios meses que quiero comprarme el libro de M. Kondo y después de leer tu post todavía me apetece más!

    • A mi me encanto Pilar y tal y como cuenta ella las cosas te dan ganas de empezar a poner orden en ese mismo instante. Lo único malo, encontrar tiempo para hacerlo, a mi es lo que más me está costando 🙁

  2. Muy interesante! En casa tenemos la habitación de la vergüenza que la llamo yo. Ahí van a parar trastos de los niños, nuestros, calzados, porsiacasos…. el día que nos metamos en ella seré mucho más feliz. Gracias por animarme!

    • Como te entiendo Ángeles, para mi la habitación de la vergüenza era el garaje, no había por donde entrar. Todavía queda muchísimo pero te aseguro que ya he conseguido deshacerme de bastantes cosas. Ya me contarás si te animas finalmente 😉

  3. Me ha encantado María, mira que nos gusta acumular cosas en las casas. Yo me mudé hace casi dos años y toco hacer buena limpieza pero ya vamos necesitando otra. 🙂

  4. Me gusta mucho. Justamente es lo que voy a hacer este fin de semana. Aunque mi idea me viene después de leer un libro: Al llegar la primavera. Donde la protagonista se deshace de todo aquello que no quiere, ni necesita y va ordenando no solo su casa, si no también su vida. Me dio la idea porque tengo la casa que cuando entro me dan ganas de salir corriendo y he decidido que esto no puede seguir así. Y sí, empezaré por la ropa, porque tengo tanta que me abruma solo verla. Y me pongo el 20% de lo que tengo. Así que el resto lo llevaré a la iglesia de al lado de casa, para que tengan nuevo dueño
    Saludos

    • Como te entiendo, a mi me pasaba lo mismo, bueno y aunque he avanzado mucho, todavía me queda mucho camino para estar realmente a gusto en casa. Me apunto el libro que comentas 😉

  5. A esta escritora, o a ti misma, os traería yo a mi casa un rato. Nos mudamos el sábado y creo que jamás en la vida podré tenerlo todo ordenado. Seguimos con 2 habitaciones llenas de cajas, y lo que está supuestamente en su lugar ¡no tiene pinta de estar ordenado! Veo esas fotos con todo tan colocadito ¡y me entra la depre!

  6. Oooh! Muchas gracias, María, por este resumen! La verdad es que tu post está muy en la línea del camino hacia el que quiero ir. Vamos que estoy en ello. Porque una cosa es hacer limpieza y eliminar lo superfluo al máximo y otra ardua tarea es mantenerse ahí. Ahora reflexiono mucho antes de meter algo nuevo en casa y procuro que si entra una cosa. Salgan dos del mismo calibre. Es desestresante, es sano, es necesario simplificar. Perder menos tiempo en organizar las cosas y recuperarlo para las cosas que de verdad importan: tu formación, tus hobbies, tus proyectos, tus lecturas… o tus relaciones!! Estoy tan convencida de que hace bien…! 🙂 que me pongo muy plasta cuando sale el tema! Un beso!!

    • Que buen consejo eso de que cuando entra algo en casa salgan dos cosas similares, como tu dices, todo el tiempo que nos podamos ahorrar en recoger, lo podremos utilizar para otras cosas mucho más importantes.
      Me alegro de que te gustara Nuria 🙂

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.