3 recetas que sólo me gusta hacer en verano

1

No sé si a vosotras también os pasa pero a mí hay algunas recetas de cocina que sólo me gusta hacer en verano. Platos ricos y sencillos que, a pesar de encantarme, casi nunca hago en invierno y, si os digo la verdad, no sé muy bien por qué. Más allá de la ensaladilla rusa, el gazpacho o el delicioso salmorejo, que ya es sabido que son platos veraniegos por excelencia, hoy os traigo tres recetas de verano que igual no conocéis y que estoy segura de que más de una os animaréis a hacer. Coged lapiz y papel, tomad buena nota, poneros vuestro delantal y… ¡manos a la obra! ¡Os gustarán!

Tartar de salmón y aguacate

recetas de verano

En nuestras colonias esta receta fue todo un éxito y, como compartir es amar, aquí os la dejo. Se trata de una receta perfecta para improvisar en cualquier momento, muy sencilla, rápida de hacer y que suele gustar mucho. El éxito está garantizado. Los ingredientes principales son el salmón ahumado y el aguacate. Tenéis que cortarlos en trocitos muy pequeños. Luego añadís cebolleta  y un par de pepinillos pequeños muy picaditos también y lo mezcláis.

Para la salsa, necesitaréis un par de cucharadas grandes de mostaza y un chorrito de salsa de soja. Mezcláis bien hasta conseguir un crema homegéna y lo mezclas bien con lo anterior. Diez minutos de reposo en la nevera y ya lo tendréis listo para consumir. Ahora sólo os quedará curraros una bonita presentación y listo para disfrutar de un tartar delicioso con crackers, colines, pan tostado o, incluso, patatas fritas. ¡Está rico con todo! 😉

Ensalada de mango y aguacate

recetas de verano

Esta deliciosa ensalada es otra de nuestras recetas de verano preferidas en casa. Y estoy segura de que también os encantará. Si os gusta el aguacate y el mango, la combinación de ambas frutas es exquisita. A nosotros es que nos encantan, en especial el aguacate, y en casa lo consumimos mucho. Es otra receta facilona y resultona a partes iguales. Sólo tenéis que cortar el mango y el aguacate en dados no demasiado pequeños y poner en una fuente, aliñar con aceite de oliva, un poco de sal y una crema de albahaca que podéis encontrar en la sección de frutas refrigeradas de los supermercados. Lo mezcláis bien y lista para tomar.

Tarta de chocolate y galletas


Para esta receta sí o sí tendré que saltarme mi dieta sin nada de azúcar pero una vez, de vez en cuando, no hace daño, ¿verdad? Esta receta de tarta de galletas y chocolate es todo un clásico en mi casa. Necesitaréis galletas cuadradas (de las de toda la vida) y leche para hacer la base de la tarta. Y, para la crema, fundís un tarro de mantequilla (de 250 gramos aproximadamente), le añadís un vaso de azúcar y un vaso de cacao en polvo y lo mezcláis con varillas hasta obtener una crema homogénea. Una vez lista la crema solo tenéis que mojar las galletas en leche e ir colocando en una fuente una capa de galletas, una capa de crema, una capa de galletas, una capa de crema, una capa de galletas… Y termináis con un capa de crema. Podéis dejarla tal cual o decorarla con lacasitos o virutas de colores. Lo que más os guste.

Una vez finalizada la tarta, el truco para que quede mucho más rica es meterla en el congelador. Eso sí, recuerda sacarla cinco minutos antes de consumirla, de esta forma podrás partirla mucho mejor. Comerla así, casi congelada será como comerse un sandwich helado pero mucho más rico. Os encantará y a los peques seguro que también.

¿Qué os han parecido estas recetas de verano? ¿Os animáis a hacer alguna de ellas? ¡Contadme!

Comparte
Artículo anteriorEncorsetar a una hija (escoliosis)
Artículo siguienteUna difícil decisión… tener o no un segundo hijo

Soy Natalia, mami de tres… bueno de dos princesas, que me tienen loca, y un blog donde, desde hace más de cuatro años, cuento mis historietas, mis ocurrencias y mi día a día. Mujer apasionada, responsable, trabajadora, comprometida, cariñosa y muy optimista, me gusta ver el vaso siempre medio lleno. Dispuesta a darlo todo siempre y a disfrutar de este nuevo proyecto con todas vosotras.

1 COMENTARIO

  1. ¡hola! me ha gustado la idea de congelar la tarta de galletas, porque es la favorita de mi hija, pero claro, en verano justo es cuando más pereza me daba hacerla (yo la hago con trufa). y el tartar me chifla, pero nunca lo hago, siempre lo tomo fuera de casa… me voy a animar a hacerlo, que es verdad que es de lo más sencillo, yo no sé porqué nunca se me ocurre ponerlo de cena.. bss!

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre