domingo, diciembre 5, 2021
InicioLifeStyleCuando tener plantas sirve para hacer amigos, nos vamos a La Esquejera

Cuando tener plantas sirve para hacer amigos, nos vamos a La Esquejera

Sí, sí, sí. Lo reconocemos. Desde el año pasado nuestras casas se han llenado de plantas o por lo menos tenemos más plantas que el año anterior. Nos hemos aficionado a las plantas, los sustratos y las macetas y actividades como estas nos encantan porque tener plantas sirve para hacer amigos igual que tener un perro sirve para hablar con desconocidos por la calle que también tienen perro.

Nos enteramos tarde de lo que es La Esquejera pero nos gustó tanto la idea que estuvimos hablando de este evento con una de las organizadoras, Nuria Sáenz-López de Rojomenta, que nos contó un montón de cosas interesantes sobre esta actividad y sobre el mundo de las plantas de interior.

«La Esquejera es un encuentro para aficionados y amantes de las plantas que quieren compartir esquejes de sus plantas, es un espacio donde cada persona trae un esqueje para intercambiarlo con el de otra persona.»

Eso así para empezar ya es atractivo porque pocas cosas nos gustan más a las amantes de las plantas que poner esquejes en agua, ver crecer sus raíces y que continúen su vida con éxito en una nueva maceta.

Es casi un vicio, lo confieso mientras le echo un ojo a mis cuatro nuevos esquejes a ver si se animan a ir desarrollando raicillas.

«Hemos hecho distintas ediciones, esta fue la segunda presencial. Realizamos un primer encuentro hace tiempo en un barrio de Madrid durante unas fiestas participativas que organiza el barrio, planteamos un trueque de plantas y esquejes muy chiquitito y nos quedamos asombradas de lo bien que funcionó, vinieron vecinos, gente que pasaba por nuestra mesa, vecinos que volvían de sus casas con más plantas. Nos quedamos con ganas de hacerlo con más medios y con más difusión y se lo propusimos a La Casa Encendida que le encajó nuestra propuesta y nos aceptaron. En esta última edición el recibimiento de la gente ha sido muy bueno.

Venían con muchas ganas y además y no sólo por el COVID, nos apetecía hacer algo más íntimo, donde se pudiera no sólo intercambiar sino ver con quien intercambiamos. Nos hemos dado cuenta de que a estos eventos igual vamos al principio con ganas de tener más plantas en casa pero luego sí que nos gusta y nos apetece saber quién está detrás y charlar un poco. En esta edición hemos visto que la gente intercambiaba y luego se quedaban hablando entre ellos y había más ganas de socializar con las personas que habían traído plantas, esquejes.»

Tener plantas sirve para hacer amigos y La Esquejera es un ejemplo vivo de ello pero claro, no todo el mundo tiene claro de qué estamos hablando cuando hablamos de «esquejes» y de ponerlos en agua y demás.

«Las plantas tienen una capacidad espectacular de reproducirse, muchas de ellas con trocitos de la propia planta o de hojas otras con hojas enteras, un trozo de tallo o incluso de raíz, eso es un esqueje. Aunque no todas podamos multiplicarlas por esquejes es evidente que se trata de una capacidad espectacular de las plantas porque por ejemplo, nosotros por un dedo no somos capaces de multiplicarnos y ellas de un trocito, con tiempo y cariño, sacan otra planta maravillosa.»

Con tiempo sí y con cariño también pero con algunos otros cuidados que no podemos olvidar si queremos que ese esqueje se convierta en planta.

«Sí porque a veces las tienes en agua, consigues que saquen raíces, las pasas a sustrato pero no sobreviven porque hay unos pasos esenciales y unos cuidados necesarios para pasar un esqueje a una maceta. A veces también es que pensamos que cuando echa raíces en agua ya es una planta normal, la pasamos a tierra y se nos olvida que en este paso es muy importante mantener la tierra muy húmeda o quizás no podemos ponerla al sol directo aunque a la planta madre le guste el sol. A veces nos pueden las ganas y cometemos fallos o nos descuidamos en algún cuidado.»

Teníamos la sensación de que esto de nuestra repentina afición por las plantas era sólo cosa nuestra pero parece ser que no, que es algo bastante más generalizado y Nuria de Rojomenta, organizadora de La Esquejera nos lo confirmó.

«Sí, mira se me ha puesto la carne de gallina porque es verdad, con el confinamiento ha sido un boom, una necesidad que todos teníamos ahí como latente. Nos ha faltado a muchos un jardín, un poder salir a la calle y muchos han encontrado eso en las plantas y se han aficionado y es una afición que no se abandona.

No conozco a nadie que se canse y diga que ya no quiere ninguna planta, en general suele ir a más. Siempre animamos a los nuevos aficionados a ir poquito a poco e ir aprendiendo y metiéndote en el mundo de las plantas y aprendiendo para no frustrarse porque una planta sólo necesita que la mires, no necesita mucho más.

Se han alineado muchos factores que hacen que sea muy buen momento para las plantas, para cuidarlas, para tenerlas en casa. Es nuestro momento de demostrar que tenemos tan buena mano verde como nuestras madres o nuestras abuelas.»

Para muchas esa es la piedra angular, la comparativa con generaciones anteriores que tenían quizás más tiempo en casa para poder mirar las plantas aunque fuera entre tarea y tarea y apreciar si le faltaba agua o le sobraba o necesitaba un poco más de luz o quizás algo de abono o simplemente una maceta algo más grande.

«Seguimos pensando que tenemos mala mano para las plantas pero lo que pasa es que nos falta la oportunidad de que nos lleguen cuatro claves para aprender cuales son las plantas que viven buen en nuestra casa. A todas se nos muere una planta, a mi la primera. hay que descubrir y experimentar y ver qué se nos da bien y qué nos gusta.»

Eso es muy importante, no todas las plantas son perfectas para arrancar con esta afición, Nuria nos recomendó tres de sus plantas de interior favoritas y perfectas para empezar a llenar nuestra casa de verde.

«Una de mis plantas favoritas es la sansevieria, ahora hay muchísimas variedades y si encuentra un buen rincón en casa puede darte una flor que huele. Es una planta muy elegante, muy resistente y ocupa poco espacio.

Otra es el photos que está muy de moda y a nosotras nos gusta recuperar plantas que son tan típicas que no les damos el espacio que merecen. Ahora hay tantas variedades tan bonitas de photos que es difícil elegir, algunas son muy recientes y tienen unas coloraciones de hora preciosas. Puedes llevar photos por la pares que ahora además se usa mucho de decoración también.

La zamioculca es otro estilo de planta que nos encanta y muy resistente. Con una hoja muy brillante, muy bonita, que aguanta la falta de luz y es otra de las que están más de moda últimamente. Esas serían las tres para ir empezando pero lo más importante es encontrar el rincón a la planta que a ella le cuadra y muchas sobreviven más fácilmente de lo que pensamos.»

Pues con todo lo que Nuria nos contó nos quedan claras muchas cosas pero la más importante es que vamos a empezar ya a preparar esquejes para la próxima edición de La Esquejera porque estamos convencidas de que sí, tener plantas sirve para hacer amigos y para vivir un poco más contentas y entretenidas también.

Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo