sábado, diciembre 4, 2021
InicioLifeStyleCenamos de picoteo con productos típicos cien por cien españoles

Cenamos de picoteo con productos típicos cien por cien españoles

Las cenas a veces, muchas veces, son fruto de la inspiración y la imaginación. Algunas veces no nos apetece cocinar después de un agotador día de vacaciones en el que no hemos hecho prácticamente nada de nada o después del típico día de rutina de niños, trabajo, casa, gimnasio y no sé cuantas cosas más. Así que hoy para esos días y esas cenas os traigo una selección de embutidos nacionales algunos no demasiado conocidos que os van a hacer la boca agua a vosotras y a todos los comensales de nuestra improvisada cena de picoteo, de esas que provocan largas sobremesas entre charlas y risas.

De la típica cena de buscar en la nevera a ver qué encontramos a una cena que en muy poco tiempo y con ningún esfuerzo se puede convertir en un planazo, un menú improvisado al que siempre se puede regresar porque es acierto seguro. Incluso una cena pintona cuando te llegan por sorpresa invitados que no esperabas, sí ya que nos ponemos nos ponemos con estilo y buen gusto que eso siempre ayuda.

Preparad papel y bolígrafo para tomar nota porque ¿quién sabe? lo mismo estáis cerca de probar ese embutido desconocido que justo se produce en la ciudad o en el pueblo en el que estáis pasando unos días de descanso estas vacaciones, el destino es así de caprichoso.

Tenemos un país en el que comemos estupendamente aunque a veces en exceso, eso es así y cada región ha sabido sacar lo mejor de sus productos lo que hace que tengamos mucho y bueno donde elegir.

La carne de cerdo es una constante, tenemos una variedad de productos y una larga tradición charcutera en todos los rincones de España. Así es fácil acostumbrar el paladar a lo bien hecho, a los sabores ricos y a las preparaciones tradicionales ¿ya estáis empezando a salivar? ¡pues preparaos!

En Galicia, por ejemplo, hay que disfrutar de un embutido tan delicioso como el lacón bien conocido por todos y la androlla, otro embutido más localizado en Lugo y Ourense y quizás menos conocido que el anterior pero igual de sorprendente y delicioso.

En Asturias no faltará una fabada con su compango y podemos atrevernos a catar el chosco de Tineo que para algunos es una variante del botillo leonés pero para los autóctonos no es eso exactamente, tiene su aquel, su diferencia y merece la pena descubrirla.

El sabadiego de Noreña es uno de los embutidos asturianos menos conocidos fuera del principado que se ha recuperado por los maestros charcuteros de la zona cuando estaba a punto de caer en el olvido.

El borono lebaniego nos está esperando en Cantabria y tenemos que probarlo acompañado de las dos versiones tradicionales, la dulce y la salada a ver cuál es nuestra preferida.

Para disfrutar de una chistorra deliciosa podemos agenciarnos una de Euskadi o de Navarra que son expertos en prepararla rica, rica como diría Karlos.

En Navarra además está el relleno navarro, un embutido que tiene huevo entre sus ingredientes principales, algo que lo hace muy especial y distinto a todo lo que hayamos probado hasta ahora. La morcilla de Beasain también tiene el punto especial que le da el puerro y que la hace deliciosa y diferente a las morcillas más tradicionales así que habrá que probarla y añadirla a nuestra cena de picoteo, al menos un poquito.

La gastronomía de Castilla y León y sus embutidos son alabados en todo el mundo y no es una forma de hablar. Uno de los más conocidos es el jamón de Guijuelo y le sigue muy de cerca la cecina de León aunque en rigor muchos señalan que no es un embutido propiamente dicho pero no por eso deja de ser una delicia para el paladar.

El chorizo de cantimpalo de Segovia, la famosa morcilla de Burgos, la morcilla de piñones de Valladolid, la morcilla de calabaza de Soria o la crema de borono de Palencia, se hacen un hueco por derecho propio en nuestra mesa.

No, en La Rioja no vas a encontrar solo vinos excelentes, podrás acompañarlos con el famoso chorizo riojano o el chorizo al vino de Rioja, también podrás probar el jamón pimentonado que tiene una fina capa de pimentón cubriéndole que le da un sabor muy especial y que por supuesto va de maravilla con un buen crianza de la zona, por ejemplo.

En Aragón y por seguir con el rico jamón, tenemos el de Teruel que fue el primero en lograr la Denominación de Origen en España y es muy apreciado fuera de nuestro país, somos así de cegatos a veces con nuestras cosas ¡cuándo aprenderemos! Además tienes la butifarra aragonesa, la longaniza, la longaniza de Graus, la famosa chistorra y el arbiello aragonés.

Lo de Cataluña es mucho, vas a tener para más de una cena de picoteo sólo con productos catalanes como el famoso fuet, el salchichón de Vic, la longaniza, la butifarra, el espetec y algunos menos conocidos por los que no somos de la tierra como la secallona o el bull que seguro que son una delicia y que hay que probarlos si estamos por allí

Bajamos a Valencia a descubrir sus delicias gastronómicas para nuestra improvisada pero trabajada cena de verano y de picoteo. Pondremos un poco de bufa, de figatells, de tarmena y por supuesto unos blanquets a los que podemos acompañar con la marina o marineta que es una variación de la conocida sobrasada. Los nombres puede que no nos suenen pero una vez que los probemos dudo mucho que los vayamos a olvidar.

Como nos pasará con la morcilla de cebolla murciana o la longaniza de Lorca o la butifarra negra de Cartagena, porque Murcia no se queda atrás en lo que a preparar embutidos se refiere.

Y si mencionamos la sobrasada tenemos que acercarnos a Baleares a disfrutarla como merece y no es sólo una sino que vamos a encontrar cuatro tipos distintos de sobrasada, la poltrú, la culana, ventre y bufeta. Imprescindible comprar distintos tipos de pan para acompañar esta cena, eso nos está quedando claro ¿verdad?

Es innegable que hablar de Andalucía y embutidos es hablar de jamón de Jabugo, sobran los halagos pero no es el único jamón delicioso de esta comunidad. Podemos disfrutar también con el Jamón de Serón de Almería, el jamón de Los Pedroches y el de Trévelez. Es menos conocido el lomo de la Sierra de Huelva y el relleno de carnaval, un embutido típico de las vísperas de cuaresma en esta zona.

Lo de Extremadura y el jamón ibérico son palabras mayores. El jamón ibérico, los lomos ibéricos también, el lomo adobado, son referentes culinarios cuando hablamos de embutidos de calidad superior.

Además podemos pararnos a descubrir el morcón, la morcilla de Guadalupe o la morcilla patatera que no lleva ni una gota de sangre entre sus ingredientes.

Castilla La Mancha es territorio de embutido de caza con los sabores fuertes del jabalí, el ciervo o el venado por ejemplo. El salchichón de Toledo nos sorprenderá por su textura suave y su sabor intenso, otro salchichón interesantes es el salchichón imperial de Bolaños en Ciudad Real y estaría más que bien detenerse a probar el tasajo de Yébenes.

Cerramos nuestro peculiar viaje gastronómico por los embutidos más deliciosos del país con los embutidos para untar de Canarias. El más conocido puede que sea el chorizo de Teror de Gran Canaria, un chorizo de untar que nos va a sorprender. Como lo hará también el chorizo de Chacón de Lanzarote y la sabrosa morcilla canaria.

Si a nuestra tabla de embutidos para esta cena de picoteo que hemos preparado, le añadimos un cuenco con uvas o cerezas o trozos de sandía o melón cortados en porciones pequeñas, le ponemos cerca distintos tipos de pan para poder jugar con los sabores de los embutidos y lo regamos con alguna bebida que esté a la altura de las circunstancias tenemos una cena de picoteo de esas que se comentan en las vacaciones, perfectas para compartir momentos en familia o con amigos o solos o con nuestra pareja, todos los momentos son buenos para darnos un pequeño homenaje gastronómico como este ¿no os parece?

Pilar Fonsecahttp://www.mamasfulltime.com/
Primero fui mujer, después periodista, luego esposa y ahora además de todo eso madre. Esto último me obligó a reorganizar todo lo anterior. Me gusta escribir y comunicar. Disfruto con un buen libro, una buena película, una buena serie, un buen viaje y una buena charla con amigos. Podría alimentarme sólo de queso y chocolate acompañados de un buen vino, una que es mujer de gustos sencillos.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión