lunes, enero 17, 2022
InicioLifeStyleRenueva tu casa: 5 cosas que puedes hacer para que tu casa...

Renueva tu casa: 5 cosas que puedes hacer para que tu casa parezca otra

Te has comprado casa nueva a través de cualquiera de las opciones que existen (inmobiliarias, portales online, casas de bancos, anuncios…) y resulta que salió un chollo pero por encima de lo que pensabas gastarte. O tal vez estás hasta el moño de tu casa tal y como la tienes porque te has hartado de verla pero nunca te viene bien gastarte un montón de dinero. Sea por lo que sea, tu cuerpo pide salsa te pide una redecoración a bajo presupuesto. Hoy te damos unos sencillos tips vistosos pero baratos para que tu casa parezca otra ¡renueva tu casa ya!

1. Una manita de pintura

pintura-brocha-gorda

Parecerá una chorrada, pero de eso nada. Esta primavera pinté mi casa de arriba a abajo y en serio, alucinaríais de la diferencia que hay. Estancias oscuras de repente se volvieron luminosas (dentro de que la luz de mi casa no es ninguna maravilla) y sobre todo ¡es que no parece la misma! Pintar no es caro sobre todo si lo hacemos nosotros mismos y a veces nuestra casa nos lo pide como el comer. Si queremos liarnos la manta a la cabeza siempre podemos también empapelar un cabecero para darle un aire nuevo. ¡El caso es renovar!

2. Todo al blanco

dormitorio-blanco
En línea con lo anterior, usa tonos claros. Conseguirás que las estancias cambien su luz e inmediatamente parecerán más grandes. Si tienes una casa en la que la decoración no se ha renovado en diez años (como sucedía en la mía) tendrás muchas cosas que tal vez fueron la pera en su momento pero que hoy se ven viejunas. El blanco nuclear es tendencia en este momento. Pintura blanca, un edredón nórdico blanco y ¡bam! ¡ya tienes el 90% de una decoración nórdica en marcha!

3. Tira cosas

minimalismo
Todos tendemos a acumular como si tuviéramos Diógenes. No hay como hacer limpia para que de repente descubras que tenías librería debajo de tanto cachivache o que tu cocina luce más sin tanta distracción por el medio. Tira cosas como si no hubiera un mañana. Verás como la decoración cambia sin hacer nada más (¡y gratis, oye!)

4. Tunea algunos muebles

 

vinilo en el espejo

Esto que veis aquí es mi armario empotrado. Lo tenía con un vinilo y le pusimos otro. Con el precio de tres rollos de vinilo conseguimos convertir un armario que ahora mismo se veía un pelín demasiado juvenil y pasado de moda en algo mucho más moderno y más parecido a lo que se lleva ahora.

No hace falta gastarse mucho dinero: tunea un mueble de esa multinacional sueca que todos conocemos, rescata del granero del pueblo una vieja gloria y conviértelo en algo chulo o simplemente haz un DIY sencillo pero resultón que le dé un aire nuevo. Te recomendamos que eches un vistazo a nuestras amigas de Handbox, que son unas máquinas.

5. ¡Que vivan los complementos!

decoracion-ikea

¿Y de blanco no estará todo muy sosainas? Ah, es que la clave está en utilizar los complementos adecuados que doten de un poco de color al conjunto y que no quede todo super anodino. Renueva tu casa con una lámpara nueva, una alfombra, poniéndole una funda al sofá, comprando unos cojines nuevos y es alucinante los resultados que conseguirás sin haberte gastado mucho dinero.

Eso sí, asume que es adictivo y una vez que empiezas a ver los resultados tan espectaculares que obtienes haciendo apenas nada ¡no puedes parar!

Fotos: 1 / 2 / 3 / 4 / 5

Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

8 COMENTARIOS

  1. Qué bien me viene este post porque mi casa (y yo) me pide a gritos un cambio ¡ya! De momento ya pensaba en tirar, tirar y tirar… Lo de pintar es más complicado porque tengo alergia, y lo de tunear muebles también está complicado porque son muebles buenos hechos a medida. Pero me has dado una idea estupenda con lo de la funda del sofá, cojines, etc… ¡Gracias!

    • Sí, es impresionante lo que hace una funda y en Ikea tienes tiradas de precio de lo más resultonas. Los cojines es alucinante lo que hacen. Yo estoy mutando la decoración de mi salón que era con rojos como se llevaba cuando lo pusimos hacia algo más neutro con grises, blancos etc y los toques de color los estoy dando en azul. Y parece todo otro

  2. Me encanta la idea básica que destila el post, Sara: que con pequeños gestos se pueden conseguir grandes efectos.
    No se trata de hacer grandes inversiones de tiempo o dinero que tal vez no tengamos, sino de observar el toque que parece faltarnos y buscar la manera de resolverlo de forma personal. 🙂

    • Exacto. Si nos queremos gastar un pastón podemos hacerlo, pero muchas veces podemos sacar partido a lo que ya tenemos ¡y es mucho más divertido! Yo tengo una lámpara que me encanta pero que no va a quedarme bien con la decoración del salón tal y como la planteo… así que una mano de pintura en spray y seguro que parece otra después.

  3. Nuestro piso pide cambio ya….la reforma de baños y cocina que estaban de los primeros dueños, y están más viejos y estropeados la íbamos a hacer entre 2016-2017…. Pero, mejor, guardamos el dinero y lo cambiamos por una niña preciosa, esperar unos años más a que crezca y sea menos complicada una obra.
    Pero lo que sí ando, es detrás de maridín para que pintemos la casa….madre mía, que ya va tocando jijiji….me apunto tus ideas
    Gracias

  4. A mi me pasa algo muy parecido.
    Cuando me compré los muebles eran muy modernos pero ahora ya va tocando cambiarlos, sin embargo no me apetece gastarme un pastón y además mis muebles son buenos, así que…de momento he tapizado el sofá y las sillas y ¡parecen otros!

    Ahora me gustaría seguir haciendo estos pequeños cambios para darle otro aire a la casa…así que tomo nota de tus consejos

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
Limonerías on Tu tripa tras el parto
carmen hdez on Ay cuándo seas madre…
Sara Palacios on Cómo hacer gif animados
María - Mivi Mamá on Vecinos, ¿amor y odio?
marisa, la estresada on Nos separamos, y ahora ¿qué somos?
Cata de Mamatambiensabe on ¡Hospital mon amour!
Limonerías on Placeres culpables
Verónica on La llamaron «loca»
marisa, la estresada on La llamaron «loca»
AL REVES DEL MUNDO on ¡Qué haría yo sin mis amigas!
AL REVES DEL MUNDO on Y tú, ¿qué coleccionas?
chewacca on Odio Star Wars
Mónica de Objetivo Tutti Frutti on Adolescentes y Sexo
Almudena on Adolescentes y Sexo
Catalina on Adolescentes y Sexo
Mamá y la tribu on Ser madre y opositar
Noelia - Golosi on … y lo metió en casa
María Dolores Pujalte on Siempre son los hijos de los demás
Natalia Martín on Tiempo para ti
Natalia Martín on La madre que nos parió
María José Sarrión on Cómo ir calentita sin perder estilo
María José Sarrión on Cómo ir calentita sin perder estilo
Natalia Martín on ¿Te animas con el trapillo?
Sara Palacios on Problemas del primer mundo
Natalia Martín on Elogio de la sobriedad
Natalia Martín on Libros inspiradores para 2016
Alfonso de Lózar on Propósitos de Año Nuevo
Rocío Bloguera on Nacer el Día de los Inocentes
Maria Mivinailart on Recuerdos de Navidad
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Necesito ser asocial…
Natalia Martín on Recuerdos de Navidad
La Sonrisa de Mini Yo on Recuerdos de Navidad
Mi único norte on Necesito ser asocial…
Viejabruja on Liga con Star Wars
Ruth de R. on Liga con Star Wars
Natalia Martín on Disfruta de la Navidad
Alejandra deF on Abraza la moda navideña
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Maria Mivinailart on Frases de madre
Maria Mivinailart on Se vende
Peña on Frases de madre
Limonerías on Se vende
Cristina Prieto on Se vende