Arañar horas al sueño: las consecuencias

2

Seguro que has leído aquello de que alguien le “araña horas al sueño” para poder aprovechar algo más la jornada. Parece ser la manera oficial de hacer los días más largos, pero ¿es inocuo arañar horas al sueño o tiene consecuencias para nuestra salud? ¿Cuándo se cruza la línea?

Seguro que has notado las consecuencias inmediatas de la falta de sueño de forma puntual, cuando alguna noche los niños se han puesto malos o has trasnochado, pero ¿qué ocurre en nuestro cuerpo cuando esta falta de sueño es lo habitual?

aranar-horas-al-sueno_1

 Arañar horas al sueño

En algún momento todas hemos decidido prescindir de horas de sueño para poder hacer más, llegar a más, abarcar más. Arañar horas al sueño cuando se acuestan los niños, cuando hemos terminado de recoger o de ver una serie en el sofá. O levantarnos pronto, antes que nadie, para poder trabajar en la paz y el silencio de una casa sin arrancar. O, en el peor de los casos, combinar ambos.

Nos parece que nuestro sueño es prescindible, pero en realidad no lo es.

Arañar horas al sueño puede tener consecuencias para nuestra salud, tanto física como mental y así lo recoge un artículo publicado a finales  de 2015* que recoge las principales conclusiones de varios estudios y que os cuento a continuación.

Sistema inmunitario

Para demostrar cómo influye el sueño en nuestro sistema inmunitario, se vacunó a dos grupos de individuos con la vacuna de la Hepatitis B. A uno de los grupos se le permite dormir con normalidad, mientras que al otro se les obligó a permanecer despiertos. A la semana se tomaron muestras de sangre de ambos grupos para cuantificar el número de anticuerpos tras la vacunación.

En el grupo que pudo dormir hay presente un 97 % más de anticuerpos que en el que no pudo hacerlo, comprobándose que por cada hora más de sueño se aumenta el nivel de anticuerpo en un 56 %.

Por tanto, es importantísimo dormir para que el sistema inmunitario pueda trabajar como debe y no enfermemos.

aranar-horas-al-sueno_2

Equilibrio hormonal

En el caso del equilibrio hormonal, la muestra fue de once varones a los que se permitió dormir cuatro horas diarias durante cinco días. Los resultados del análisis de la muestra de sangre arrojaron como resultado una bajada de insulina del 40% , la leptina un 18% y una subida del 28% de la grelina. Por si estas hormonas no te dicen nada te diré que son las responsables del binomio apetito-saciedad.

Los niños que duermen menos de diez horas tienen entre una y dos veces más posibilidades de sufrir obesidad.

En las mujeres, partiendo de la base de nuestro ya de por sí delicado equilibrio hormonal, dormir poco es un riesgo.

Eliminación de toxinas en el cerebro

Las investigaciones a este respecto son muy recientes y hay que ampliarlas, pero sus resultados ya resultan reveladores.

Al aplicar beta amiloide, una microproteína cuyo acúmulo parece estar relacionado con el Alzheimer, en una muestra de ratones se comprueba que aquellos a los que se permite dormir la eliminan el doble de rápido que los privados de sueño. El motivo por el que esto sucede es porque durante el sueño el espacio entre las células se ensancha, facilitando la circulación de líquido cefalorraquídeo entre el encéfalo y la médula espinal.

aranar-horas-al-sueno_3

Aprendizaje y memoria

Este hecho es mucho más conocido que los demás.

Dormir después de actividades de aprendizaje facilita la estabilización, la consolidación, la integración y el análisis selectivo de nuestros recuerdos.

El cerebro refuerza distintos tipos de memoria en diferentes fases del sueño: las emociones y las expectativas. Por eso, cuando acudes a un examen descansada tus expectativas de logro son más altas y tus emociones más positivas.

Salud mental y emocional

¿Qué repercusión tiene una sola noche sin dormir en la memoria emocional?

Un grupo de veintiseis personas fue dividido en dos. Trece tendrían privación de sueño, los otros trece no. A ambos se les mostraron palabras positivas y neutras y se les pidió que valoraran su emotividad. Se encuentra que el grupo privado de sueño aumenta en un 40% el recuerdo negativo, tiene un deterioro del recuerdo del 40% y el reconocimiento de palabras positivas y neutras se reduce a la mitad.

No es que pretenda que seas del equipo Mr. Wonderful, pero es importante mirar la vida con las gafas de interpretar en positivo o ¿acaso no te levantas de mal humor si has dormido poco?

arañar horas al sueño

¿Sigues pensando que no importa dormir poco?

Numerosos estudios y la misma vida cotidiana avalan el vínculo que existe entre una buena noche de sueño y el estado de ánimo, la memoria y el aprendizaje. El mecanismo del sueño influye directamente en otras funciones corporales, desde el equilibrio hormonal, tan importante en las mujeres, hasta la protección inmunitaria o nuestra salud mental.

Se sigue sin saber con certeza por qué nos vemos obligadas a dormir a diario, aunque cada vez aprendemos más sobre lo que sucede en nuestro organismo cuando dormimos.

Es importante conseguir una buena higiene del sueño, con unos correctos hábitos. Irse a dormir y levantarse a la misma hora cada día, descansar un número de horas adecuado -la media es de ocho, ya sabes- y si, por lo que sea, una noche no has podido descansar bien no atiborrarse a café porque entrarás en un círculo vicioso. Cuando la cafeína haga su efecto te costará irte a dormir a la misma hora de siempre, por lo que al día siguiente volverá a ocurrirte lo mismo.

La memoria sirve al futuro, no al pasado. El fin último de nuestra memoria no es recordar el pasado, sino poder usar más adelante la experiencia en nuestro provecho. No sorprende que al sueño le importe sobre todo la información que pueda resultar relevante en el futuro”.

Daniel Schacter

*Ref.: Robert Stickgold (2015) Las funciones vitales del sueño, publicado en Investigación y Ciencia, nº de Diciembre.

Gracias a Leticia Ruiz, de Conmigo Aprendí, por su ayuda para la elaboración de este artículo.

Imágenes: Pexel

Comparte
Artículo anteriorMaquillaje de Sith para dummies
Artículo siguienteRenueva tu casa: 5 cosas que puedes hacer para que tu casa parezca otra

Soy Leticia la mamá de Ojazos desde 2013, mujer desde 1978. Siempre corriendo y con mil cosas en la cabeza para hacer pero con poco tiempo para llevarlas a cabo. Escribo en Esto no es como me lo contaron y Las Letras de Let porque es lo que más me gusta hacer en el
mundo. Activa, habladora y comprometida, cabezota y risueña vivo en una permanente contradicción. Necesito contar las cosas que me pasan para que no se me enquisten en alma.

2 COMENTARIOS

  1. ¡Qué gran post compañera! qué importante es que durmamos bien…reconozco que no lo hago bien porque muy de vez en cuando tengo noches en las que me quedo trabajando o me desvelo y paso la noche casi en blanco…
    Uno de mis objetivos es mejorar en ese aspecto…a ver si lo consigo

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre