¿Vacaciones con amigos?

6

vacaciones_amigos_1

Es época de vacaciones, seguramente a estas alturas ya tengas programado tu viaje o incluso ya estés en tu destino de vacaciones. A mí ya me queda muy poquito también, no me dais envidia. Se acercan esos merecidos días, después de todo muchos meses de trabajo, para relajarse, desconectar y disfrutar barbaridad de un montón de planes divertidos y distintos que no puedes hacer el resto del año. Los planes en familia los cuatro solos son muy necesarios, eso esta claro, pero las vacaciones con amigos molan, molan mucho, siempre y cuando varios factores coincidan porque si no pueden convertirse en una verdadera tortura.

Debe haber consenso en los que esperamos de nuestras vacaciones. No es lo mismo unas vacaciones de relax practicando tumbing en la playa hasta el anochecer que un viaje repleto de excursiones para conocer hasta el último pueblo de los alrededores o el último rincón de la ciudad que visitas. Si lo que esperamos de las vacaciones es parecido todo será más fácil.

También es fundamental que entre los maridos haya buena sintonía. A ti te pueden apetecer un montón unas vacaciones con tu amiga de alma y su familia pero si los maridos no se llevan del todo bien probablemente esas vacaciones nunca se repitan y no resulten tan agradables como esperabas. Si se llevan bien y además tienen aficiones en común (running, pádel, tenis…) el plan será mucho mejor y mucho más divertido para todos.

Al igual ocurre con los niños. Todos sabemos que las relaciones cambian cuando pasamos de pareja a familia. La llegada de los hijos a nuestras vidas marca nuestras relaciones con el resto de personas, con las que ya estaban antes y con las que llegarán a tu vida después de la llegada de tus hijos (la maternidad también te regala buenos amigos, amigos con los que basta una simple mirada para entenderte) Si tus hijos se llevan mal con los hijos de tu mejor amiga de toda la vida los planes con la familia de tu amiga acabarán brillando por su ausencia. A nadie le atrae demasiado una cena entre amigos en la que los hijos no paran de tirarse los trastos a la cabeza y no hay ni un minuto de paz entre ellos. Y es que tú te puedes llevar genial con tu amiga pero cada hijo tiene su carácter y tu hijo no tiene porque llevarse bien con el suyo. Si esto sucede no será un buen plan irte de vacaciones con ellos y será mucho mejor idea quedar a cenar con ella pero sin familia. Ahora si tus hijos y sus hijos se llevan bien el éxito está garantizado, aunque eso no te asegura que haya alguna pelea de vez en cuando. Ya se sabe que la convivencia es lo que tiene, una de cal y otra de arena.

vacaciones_amigos_2

Y, por último, otro factor importante es la confianza, pero confianza de verdad. Si en la amistad hay confianza las cosas se pueden decir sin rodeos y nunca pasará nada. Si un día te apetece hacer un plan distinto o prefieres no bajar a la playa y quedarte tranquilamente en casa lo podrás hacer sin problema. Nadie debe estar obligado a hacer nada y mucho menos en vacaciones. Ir de vacaciones juntos no implica que se tengan que compartir las 24 horas del día. Entender que hay ratos para todos y para todo te garantiza el éxito y es lo que demuestra que son amigos de los buenos.

Nosotros nos hemos ido de vacaciones varios años con amigos y siempre lo hemos pasado genial. En concreto el año pasado hicimos dos viajes, uno a Cádiz y otro a Ibiza con amigos distintos. Con todos ellos, que son amigos de los buenos, se cumple todo lo que he señalado y eso hace que siempre hayan resultado unas vacaciones estupendas y que repitamos año tras año. El de Cádiz, muy a nuestro pesar, este año no se repite, este verano viene parte de nuestra familia holandesa y hemos cambiado las gambas, la blancas playas gaditanas y los mojitos por unos días en familia en la costa mediterránea (¡muchas ganas!), dónde seguro que lo pasaremos también de maravilla. El que sí que repetiremos es el segundo, por tercera vez disfrutaremos de unos días con amigos en Ibiza. Una semanita los ocho juntos (4 +4) en los que seguro habrá muchos buenos ratos, tan buenos o más como los que ya hemos vivido otros años.

Y tú, ¿sueles irte de vacaciones con amigos?

Fotos: Pixabay

Comparte
Artículo anterior10 verdades-verdaderas sobre los lectores compulsivos
Artículo siguienteQué debes saber para solicitar la reducción de jornada.

Soy Natalia, mami de tres… bueno de dos princesas, que me tienen loca, y un blog donde, desde hace más de cuatro años, cuento mis historietas, mis ocurrencias y mi día a día. Mujer apasionada, responsable, trabajadora, comprometida, cariñosa y muy optimista, me gusta ver el vaso siempre medio lleno. Dispuesta a darlo todo siempre y a disfrutar de este nuevo proyecto con todas vosotras.

6 COMENTARIOS

  1. Con amigos no, pero este año disfrute unas buenísimas vacaciones en Menorca con mis hermanas, cuñados, padres, sobri… Y os digo: 11 no son multitud!! Familia, repetimos el año que viene??

  2. Creo que la clave es no sentir esa obligación de tener que estar 24 horas juntos sin poder separarse. Y cuando no hay suficiente confianza… eso es lo que me echa a mí para atrás a la hora de pensar en ir de vacaciones con amigos, que cada uno tiene sus ritmos, y sus intereses… ¡Ay! Con lo bien que voy yo por libre.

  3. Siempre que podemos disfrutamos de vacaciones o salidas con amigos y estoy completamente de acuerdo contigo en que los niños (las relaciones entre ellos) son fundamentales para que las cosas funcionen.
    La otra parte fundamental de este buen hacer es dejar libertad a la otra parte para que cada uno disfrute de su tiempo y de aquello que prefiera hacer sin obligar a los demás a seguirle.

DEJA UNA RESPUESTA

Introduce tu comentario
Introduce aquí tu nombre