domingo, diciembre 5, 2021
InicioLifeStyleMe chiflan los vídeos de los karaokes

Me chiflan los vídeos de los karaokes

Hoy quiero confesar… que me gusta el karaoke. No voy mucho porque soy una respetable madre de familia y no me pongo en ridículo cantando a grito pelado delante de extraños como si no hubiese un mañana (ejem) pero cuando voy, lo doy todo. La fauna que puebla los karaokes daría para otro post, pero hoy quiero centrarme en algo que me perturba mucho: los vídeos de los karaokes.

He de reconocer que me inquietan y fascinan a partes iguales. No sé si es esa estética de todo a cien, las actuaciones propias de una función (mala) de colegio, esas historias un poco WTF o incluso la música que recuerda sospechosamente a la de aquellos que iban con una cabra por las calles con el organillo… o a Camela. Me encantan. Son todo un subgénero musical en sí.  Hoy destripo los vídeos musicales de los karaokes. Os reto a verlos sin cantar ni una sola nota. ¡Seguro que no podéis!

karaoke

Rocío Jurado – Ese hombre

De todas las canciones y vídeos de karaoke del mundo, este es mi preferido porque cuando lo cantas a grito pelado puedes darlo todo. El vídeo trata de un chulopiscinas con poco gusto en el vestir pero muy amante de las joyas porque las exhibe por todos los sitios. Él está convencido de que es guay, lleva unas gafas así como Rayban y masca chicle, pero a la chica le da muy mala vida porque no es de ley.

Objetivo Birmania – Los amigos de mis amigas

Este va de una chica muy juvenil, con sus perlas y el pantalón hasta el sobaco, que queda con un chico que es un poco «casanova de barrio». Lleva la camisa abierta hasta la cintura y aunque no tiene pelo, sabemos que metrosexual no es, porque directamente se ve lampiño. Y luego resulta que a su amiga también le mola, pero para aclarar quién sí quién no, los corazones que superponen en la pantalla son de otro color, para que se note la diferencia. Todo muy así.

Ole, Olé – Con solo una mirada

La verdad es que este vídeo tarda un poco en arrancar. Al principio no sabes si él la persigue, es su albañil y trabaja para ella o va a montarse un puesto en el rastro con el tablón ese que acarrea como si no hubiera un mañana. Luego resulta que no, que es fotógrafo y ella su modelo y él le hace fotos con una cámara digital, de esas que se rebobinaba el carrete con los dedos. Está claro que el presupuesto del videoclip lo han gastado en la cámara porque ella parece que no se ha peinado en todo el vídeo.

Roxette – No sé si es amor

Este va de dos locas, la loca de las palomas que espera a un barco y que podría ser Marta Sánchez en los 80-90 con el pelo color platino y las cejas negras y la loca de los gatos, que espera en su casa no sé muy bien qué. Es un poco perturbador.

Sergio Dalma – Ave Lucía

Todo comienza con la madre de Norman Bates, que se mece en una silla en una mansión en plan «Los Otros». Mira un cartel de ballet, y entonces es cuando sabemos que «el predictor se pinta de rosa en el cuarto de baño» porque empieza a ver niños. Muchos niños. Así, como en blanco y negro, corriendo. Es un poco inquietante. Pero ella baila. Y luego tiene a un niño, al que sienta en aquella mecedora como de película de miedo. Y juega con el teléfono rojo, como si fuera Gila. Esto no lo he entendido muy bien. Todo muy bonito y con una estética muy trabajada.

Raphael – Yo soy aquel

Que no digo yo que Raphael no diera un poco de miedo también, pero este vídeo no sabes si es de uno que está muy atormentado o de uno que planea el secuestro de la muchacha. ¡La madre de dios! Entre la penumbra, el momento «retrato de Dorian Gray» y la diana en la que clava sus dardos ¡¡¡santo dios!!! ¡¡¡huyeeeeeeee!!! ¡¡¡Corre, Forrest, corre!!!

Tennessee – La vi correr

En este la muchacha también corre, pero al contrario que el anterior este no da nada de miedito. La chica corre porque él es un pringado que va con cazadora así como de beisbol por la Casa de Campo y fijo que eso no estaba nada «in» ya entonces.

Mecano – Perdido en mi habitación

Si alguien no sabía como eran las resacas en los ochenta, en este vídeo se pueden hacer una idea. Ver programas de dudoso gusto tirado en el sofá y fumando como si no hubiese un mañana. Más o menos.

Pedro Marín – Aire

Este es el vídeo en el que Ágatha Ruiz de la Prada se inspiró para crear sus vestidos. Son cuatro pavas (y el término no está nada elegido a la ligera) que se dedican a ir vestidas como si vinieran del circo por las calles de una ciudad hasta llegar a un montículo en un parque. Ahí ellas como si les hubiese dado un aire (ah-ah-ah) se ponen a bailotear frenéticas con una coreografía así como de los cantajuegos.

Sara Palacioshttp://www.mamisybebes.com
Soy Sara Palacios, aunque en la red muchos me conocen como Walewska, mi nombre de guerra. Soy curiosa, inquieta, seriéfila, gafapastas y a ratos pedante. Los que me conocen dicen que tengo mucho sentido del humor y yo no sé si soy graciosa o no, pero que me gusta reírme continuamente es un hecho. ¡Soy una optimista incorregible!
RELATED ARTICLES

10 COMENTARIOS

  1. Eres la mejor!
    lo que me he podido reir!
    Reconozco que adoro los karaokes porque tienen un encanto especial: entre los que cantan y los vídeos, es imposible aburrirse jaja

  2. ¡Grandes clásicos! Del Karaoke y de andar por casa. Mira, lo del peinado despeinado, como ahora está tan de moda, que hasta te puedes presentar en los Oscars o en una pasarela a desfilar con la cabeza sucia y como si se te hubiera enganchado el gato en el pelo antes de salir de casa, pues casi que no deberíamos criticar la estética del pasado ¡lo feo siempre vuelve! Y decías tú de las botas Hugg… 😛

  3. Majaaaa, Sara, alucinada estoy ! No había visto super producciones de este tipo en mi vida, increíble lo que me he podido reír. Sigo, un beso.

  4. Increíble pero cierto.. la de veces que comentamos lo horteras que eran los videos cuando íbamos mis amigas y yo a cenar a un restaurante con Karaoke en el postre… un género aparte

Comments are closed.

Most Popular

Recent Comments

María L. Fernández on Problemas maternales del primer mundo
Alejandra deF on ¿Eres supersticiosa?
Alma Rosa Calderón Herrera on ¿Tute gratuito? ¡No, gracias!
Juan Luis on Odio Star Wars
María L. Fernández on Mis 10 blogs de cocina IMPRESCINDIBLES
Irene on A veces grito
Silvia - Mimette.com on Mis zapatos depilados, gracias
Ana (Pequeña Hormiguita) on Corresponsabilidad esa gran desconocida
La loca del Pelo Gris on Encorsetar a una hija (escoliosis)
Anya on Verano ¡ven!
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Natalia Martín on Encuentro MMM a la vista
Cata de mamatambiensabe on ¿Por qué tenemos miedo al feminismo?
Natalia Martín on iMMMprescindibles de abril
Emmanuel rivera on Odio Star Wars
marisa, la estresada on iMMMprescindibles de abril
Maria José on Esas costumbres molestas
Natalia Martín on ¿Tú no tienes papá, mamá?
Omar on Odio Star Wars
Limonerías on Londres, de niño a niño
Natalia Martín on Cariño, ¿te gusta tu escroto?
Madreexilio on Educar sin género
Sara Palacios on Música para follar
Maria José on Música para follar
Violeta Rodríguez Fotografía on Ama, vive y come
Marta on Ama, vive y come
Natalia Martín on Ama, vive y come
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Noelia - Golosi on Querido Fassbender
Julieth montaña on La frustración y la maternidad
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
Natalia Martín on Nuevo año o vida nueva
marisa, la estresada on Nuevo año o vida nueva
Ruth de Rioja on ¡Feliz 2017!
anya on ¡Feliz 2017!
Limonerías on Inocentadas de bombero
marisa, la estresada on Inocentadas de bombero
Susana on Querido Fassbender
Sofia Sanchez peña on Sobrevivir a la Navidad en familia
Limonerías on El juguete de tu infancia
Epaminondas on Hablemos de princesas
Alejandra deF on ¿Eres puta o princesa?
Ana Guillén on Agendas bonitas para 2017
Noelia - Golosi on Agendas bonitas para 2017
Sara Palacios on Tu juego de mesa favorito
Juegos de mesa Addicted on Tu juego de mesa favorito
marisa, la estresada on Tu leyenda urbana favorita
La maternidad de Krika en Suiza on Tu leyenda urbana favorita
Paola Velázquez on El segundo hijo o el segundón
Verónica Reng on El segundo hijo o el segundón
Natalia Martín on El segundo hijo o el segundón
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
AniPatagonia on Todos somos Chenoa
Johanna Arco on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Sara Palacios on Todos somos Chenoa
Noelia - Golosi on Todos somos Chenoa
Ana [Mi mama es asesora de lactancia] on Tu nombre de pueblo favorito
Limonerías on Mi luna de miel
anya on Mi luna de miel
Limonerías on Tu juego de mesa favorito
Laura Arceo on Homeopatía y caries
Marisa, la estresada on La llamaron «loca»
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Harry Potter y el Legado Maldito
Alfonso de Lozar on Asúmelo… ¡eres tu madre!
Vestidos para bautizos on De tutús, pelucas y masculinidad
Aprendemos con mamá on Cerrar etapas para…¿abrir otras?
Sara Palacios on Mujeres y libertad
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Noelia - Golosi on Mujeres que son historia
Johanna Arco on Mujeres que son historia
Virginia A. C. on Mujeres que son historia
Sónia Cristina Relvas Luciano on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Mujeres que son historia
Jess vaquero cuervo on Mujeres que son historia
Patricia Barreiro on Mujeres que son historia
Lupe Soria on Mujeres que son historia
Noelia Martin on Por qué me gusta Peppa Pig
Marisa, la estresada on Río 2016: olimpiadas y machismo
Natalia Martín on Visitar Valencia este verano
rosi marugan on Ser madre y opositar
Sari - Hechizos de Amor on Tácticas amorosas: el tira y afloja
Julia Martín on Montessori para novatos
Sara Palacios on La fiebre de las minicasas
Immi on Extranjera eres
Marisa, la estresada on Extranjera eres
Raquel on Extranjera eres
Laura on Extranjera eres
Esther on Extranjera eres
madrexilio on Extranjera eres
Limonerías on La vieja que quiero ser
Marta García on 7 días sin beber coca-cola
anya on Tengo cursitis
Noelia - Golosi on ¿Hacemos la tortuga?
Noelia - Golosi on Talentos ocultos
notengowhatsapp on Queridas madres del Whatsapp
Marta Capella on Queridas madres del Whatsapp
Alejandra deF on Queridas madres del Whatsapp
Sara Palacios on Queridas madres del Whatsapp
María José on Eres viejuno
La Sonrisa de Mini Yo on No quiero morirme sin visitar…
Limonerías on Eres viejuno
Natalia Martín on Eres viejuno
Noelia - Golosi on El profesor de balonmano
Limonerías on Yo también soy gay
La Sonrisa de Mini Yo on Cómo destrozar Grease
Bobyshaftoe on Cómo destrozar Grease
Natalia Martín on Cómo destrozar Grease
marisa, la estresada on Querido Marido 1.0
Noelia - Golosi on El chico perfecto tendría…
María trinidad espinosa guirao on No, esa frase ya no se dice
Padres en pañales (@Padresenpanales) on El lado Wonderful / Puterful de las cosas. Tú eliges
Mamagnomo on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sara Palacios on Querido Fassbender
Sandristica on Querido Fassbender
Natalia Martín on Querido Fassbender
Vidas_pixeladas Carla on ¡Maldito Mickey Mouse!
marisa, la estresada on ¡Maldito Mickey Mouse!
Verónica Reng on Calladita estás más guapa
Noelia - Golosi on Calladita estás más guapa
cata de mamatambiensabe on 12 cosas que adoro de ser autónoma
Ana - Querubino on Calladita estás más guapa
Carmen on ¡Adoro Divinity!
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Claves para elegir un buen regalo para un recién nacido
MamaCloud on 7 días sin enfadarme
Limonerías on 7 días sin enfadarme
madre estresada on Cosas que me irritan…
Mónica de Objetivo Tutti Frutti y Blogger Paso a Paso on 7 días sin tomar azúcar ni harinas
Auxi on A veces grito
Teresa - El Rincón del Peque on A veces grito
Daniells on A veces grito
Lorena on A veces grito
VANESA ALONSO CIMAS on A veces grito
Natalia Martín on A veces grito
Carol on A veces grito
Carmen Abián on Confesando mi adicción
Sandristica on Confesando mi adicción
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Natalia Martín on Así viví #elVermmmut
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Así viví #elVermmmut
Madre Exilio (@Madrexilio) on Así viví #elVermmmut
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
Verónica Trimadre on La brutal sensación de estar viva
María on Ladrones de tiempo
Alejandra deF on Hay amores que matan…
Cata de mamatambiensabe on Ladrones de tiempo
Eduardo Muñoz on Micromachismos intolerables
Sandristica on Cómo volverle loco
Vyacheslav Dudkin on Las Monas de Pascua más feas
Chica Perika on Dale a tu cuerpo alegría
Natalia Martín on Dale a tu cuerpo alegría
Mamá Resiliente (@MamaResiliente) on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
Verónica Trimadre on Hija, tu cuerpo será tu prisión
El espacio del bebé on Fantaseando… o quizá no
Cuestion de Madres on ¿Cómo comunicaste tu embarazo?
Violeta Rodríguez - Fotografía infantil. on Fantaseando… o quizá no
Noelia - Golosi on Modas ideales que vuelven.
Johanna Arco on Modas ideales que vuelven.
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo
marisa, la estresada on Adolescentes y Sexo